5 abr. 2016

Hipócrita desgarro de vestiduras a cuenta de los papeles de Panamá.......


Manuel Zaguirre*

Una filtración de millones de documentos producidos en un bufete de Panamá saca a la luz decenas de miles de empresas opacas constituidas por gentes de élite de muchos países con la indisimulada intención de evadir impuestos o blanquear dineros de origen tan opaco como esas empresas ... actividades delictivas te pongas como te pongas.

Algunas de esas élites son españolas: una hermana y tía de reyes, los Almodóvar, Messi ... Un primer ministro islandés, el ultraliberal presidente de Argentina, un tal Macri, testaferros de Putin, la señora de un comisario europeo, español él … todos de aurora boreal.

Lógicamente se ha organizado el guirigai mediático y un ejercicio de desgarro de vestiduras que recuerda mucho a la cínica reacción del policía francés de la película "Casablanca", que se indignaba porque se jugaba ilegalmente en el garito de Humprey Bogart ... y él cobraba bajo mano por mirar para otra parte.

Es decir, hay hipocresía y bobaliconería en el ambiente a cuenta de este escándalo de los papeles de Panamá. Porque somos muchos los que llevamos décadas denunciando que el planeta está infectado de paraísos fiscales y que son tolerados y fomentados por las grandes potencias a costa del bienestar y la dignidad de amplísimas mayorías.

El bufete de Panamá del que se han filtrado millones de documentos acusatorios es uno sólo. En ese país hay centenares como ése  y miles en el Caribe ... Y no hay que irse tan lejos; Andorra y Gibraltar son paraísos fiscales.... Y el non plus ultra: Luxemburgo, país fundador de la Unión Europea, patria del actual presidente del gobierno de la Unión ... es un paraíso fiscal.

No sean hipócritas y no se hagan los boludos. Y nosotros no nos dediquemos a indignarnos  con fingida sorpresa. Esto es el capitalismo de la globalización, una horda de evasores, especuladores, blanqueadores, con ansias de poder y codicia infinita, que se ciscan en todo, en la Democracia, en las leyes, en las necesidades y derechos de la gente humilde y decente que pagamos nuestros impuestos y vemos como se nos escapa la esperanza de vivir dignamente y asegurar a nuestros hijos y nietos un mínimo futuro de bienestar y progreso ...

Ya vale de lloriquear y hacernos los ofendidos. Aquí ya sabe todo el mundo de qué va esto. O hay fuerza, voluntad histórica y política, para enfrentar a esta horda desde la Democracia y las leyes y la eficacia de los Estados y las legislaciones e instituciones internacionales ... o a callarse, a joderse y a aguantarse.

Disculpen esto último, no quería decirlo. Por lo demás, vale todo, incluido construir desde nuestras realidades cotidianas otro modelo económico y social, justo y humano, antes que el silencio, la resignación y la complicidad con esta horda que sostiene un capitalismo insoportable.

Una filtración de millones de documentos producidos en un bufete de Panamá saca a la luz decenas de miles de empresas opacas constituidas por gentes de élite de muchos países con la indisimulada intención de evadir impuestos o blanquear dineros de origen tan opaco como esas empresas ... actividades delictivas te pongas como te pongas.


Algunas de esas élites son españolas: una hermana y tía de reyes, los Almodóvar, Messi ... Un primer ministro islandés, el ultraliberal presidente de Argentina, un tal Macri, testaferros de Putin, la señora de un comisario europeo, español él … todos de aurora boreal.


Lógicamente se ha organizado el guirigai mediático y un ejercicio de desgarro de vestiduras que recuerda mucho a la cínica reacción del policía francés de la película "Casablanca", que se indignaba porque se jugaba ilegalmente en el garito de Humprey Bogart ... y él cobraba bajo mano por mirar para otra parte.

Es decir, hay hipocresía y bobaliconería en el ambiente a cuenta de este escándalo de los papeles de Panamá. Porque somos muchos los que llevamos décadas denunciando que el planeta está infectado de paraísos fiscales y que son tolerados y fomentados por las grandes potencias a costa del bienestar y la dignidad de amplísimas mayorías.
El bufete de Panamá del que se han filtrado millones de documentos acusatorios es uno sólo. En ese país hay centenares como ése  y miles en el Caribe ... Y no hay que irse tan lejos; Andorra y Gibraltar son paraísos fiscales.... Y el non plus ultra: Luxemburgo, país fundador de la Unión Europea, patria del actual presidente del gobierno de la Unión ... es un paraíso fiscal.

No sean hipócritas y no se hagan los boludos. Y nosotros no nos dediquemos a indignarnos  con fingida sorpresa. Esto es el capitalismo de la globalización, una horda de evasores, especuladores, blanqueadores, con ansias de poder y codicia infinita, que se ciscan en todo, en la Democracia, en las leyes, en las necesidades y derechos de la gente humilde y decente que pagamos nuestros impuestos y vemos como se nos escapa la esperanza de vivir dignamente y asegurar a nuestros hijos y nietos un mínimo futuro de bienestar y progreso ...

Ya vale de lloriquear y hacernos los ofendidos. Aquí ya sabe todo el mundo de qué va esto. O hay fuerza, voluntad histórica y política, para enfrentar a esta horda desde la Democracia y las leyes y la eficacia de los Estados y las legislaciones e instituciones internacionales ... o a callarse, a joderse y a aguantarse.

Disculpen esto último, no quería decirlo. Por lo demás, vale todo, incluido construir desde nuestras realidades cotidianas otro modelo económico y social, justo y humano, antes que el silencio, la resignación y la complicidad con esta horda que sostiene un capitalismo insoportable.

Por cierto, nuestros púdicos gobiernos democráticos que eficientes son a la hora de ensañarse con los más débiles e inocentes, niños, mujeres, ancianos, que huyen de la guerra y la muerte –los refugiados, ¿les suenan?- y que lentos e inútiles son para combatir hasta erradicar esta plaga letal de los paraísos fiscales. Por cierto, nuestros púdicos gobiernos democráticos que eficientes son a la hora de ensañarse con los más débiles e inocentes, niños, mujeres, ancianos, que huyen de la guerra y la muerte –los refugiados, ¿les suenan?- y que lentos e inútiles son para combatir hasta erradicar esta plaga letal de los paraísos fiscales.

*ExSecretario General de la USO. Militante PSC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario