9 feb. 2010

Los constructores cantabros piden “ayuda”

Hombre, la iniciativa parece que tiene buena pinta, aunque solo sea, por el supuesto recorte del veinte por ciento en el valor de venta de los tres mil pisos, imposibles de colocar por culpa de la crisis y del recorte crediticio de los bancos, esos bancos, que hasta ayer concedían créditos y cobraban fuertes intereses sin importarles la situación económica de sus clientes.

La imaginación al poder, ese será el grito con el que los constructores van pretender encandilarnos, a través de un ambicioso “plan de choque” que resolverá el todo total de la construcción, dará salida a las viviendas de primera transmisión, abrirá la puerta a nuevas construcciones, reducirá el paro y por si fuera poco, beneficiara sustancialmente las arcas del gobierno regional vía impuestos …. demasiados beneficios juntos para ser cierto.

Ha dicho el presidente de los constructores, que los “únicos sacrificados van a ser ellos” y se ha quedado tan tranquilo, olvidándose de los muchos cantabros que les compraron - con enormes esfuerzos - sus pisos en tiempos de bonanza, y que fueron o están siendo pagados a precio de oro, y de lo que se están beneficiando sin el menor escrúpulo los bancos y los propios constructores.

Por lo tanto menos patriotismo y mas rigor a la hora de hablar del negocio. Gracias a la construcción se han enriquecido mas de uno, incluidos políticos, y que yo sepa, hasta ahora nadie les ha pedido saquen del bolso los muchos beneficios obtenidos en los últimos años, antes bien, cuando esos constructores, sobremanera los de renombre, han tenido el menor problema, se han limitado a largar a sus trabajadores al paro.

En cualquier caso, sea bienvenida la iniciativa si con ello se reactiva la economía y el empleo, pero tomemos buena nota para el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario