20 feb. 2019

Hasta aqui llegue



Hace cuatro años aproximadamente, brinde mi colaboración desinteresada a Podemos Cantabria en el área socio laboral y especialmente al Diputado José Ramón Blanco, con el que he trabajado magníficamente en muy diversas iniciativas. Fui recibido por la dirección política de aquel entonces, desde el respeto más escrupuloso a la transversalidad de la que se hacía gala en el partido.

Hoy, decido darme de baja una vez agotado mi compromiso de colaboración y bastante defraudado con la dirección del partido a nivel nacional, y a nivel regional, donde los enfrentamientos personales por ambición política desmesurada, en la mayoría de los casos,  lo han provocado.

Soy de los convencidos que gracias al nacimiento de Podemos hoy la política de algunos partidos ha girado a posiciones más sociales y sobretodo más pegados a la realidad en la que viven los ciudadanos, por eso estoy más defraudado si cabe con los  políticos que hoy dirigen Podemos.

Por todo ello, y a pesar de todo, vayan mis mejores deseos para el proyecto político con el que nació Podemos, en la confianza de que en algún momento, el partido pueda ser dirigido por otras personas que lo  dignifiquen y con ello, ayuden a los cántabros que de verdad lo necesitan.

14 feb. 2019

Estrategia para el Desarrollo y Crecimiento Industrial de Cantabria (EICAN 2030)



El estudio ha sido elaborado por la empresa Arenal Grupo Consultor SL a instancia de la Consejería de Industria Turismo y Comercio  del Gobierno de Cantabria y forma parte del proceso de desarrollo de la Mesa Especial del Nuevo Patrón de Crecimiento de Cantabria.

La Estrategia para el Desarrollo y Crecimiento Industrial de Cantabria (EICAN 2030) fue elaborada con cierta premura ante el anuncio de la CEOE de elaborar su propio plan industrial (Cantabria 2030), y todo ello enmarcado en la Mesa Especial del Nuevo Patrón de Crecimiento Regional. Esta situación genero cierta polémica  en los medios entre los presidentes de Cantabria y CEOE.

Las aportaciones que hacen a la política industrial de Cantabria ambos planes, no son especialmente novedosos, en su mayoría, son fruto de otros análisis elaborados anteriormente por diversas instituciones de Cantabria (corta y pega). Por lo que respecta al análisis del sector industrial, este converge con las muchas aportaciones que se vienen haciendo, especialmente desde la Universidad últimamente en el   “Análisis de la Situación Socioeconómica de Cantabria” entre otros.

Por lo que respecta al carácter propositivo parece más claro el elaborado por Arenal Grupo Consultor, que recogen como Sectores Prioritarios, Agroalimentación, Transformación Metálica, Químico, Maquinaria y componentes de automoción, Biotecnología, Ingeniería Marítima y Comunicación por satélite y radiofrecuencia.
Este plan industrial - EICAN 2030 - valora de forma significativa la importancia de la industria en la economía regional apostando por su desarrollo, a la vez que al sector de los servicios lo sitúa en un lugar complementario, y para ello se apoya en la aportación que hace la industria a la economía regional el 22,4% del VAB del total en 2015, frente al que hace por ejemplo el conjunto de España y en la U. E que fue del 18% y 19,3% respectivamente”. 

En este orden el informe también valora de forma positiva la política de clúster especialmente al “Grupo de Iniciativas Regionales de Automoción (GIRA) y al clúster de la Industria Nuclear de Cantabria (CINC), el PCTCAN del que dice ser “una  herramienta de política industrial del gobierno del que se espera se convierta en el motor de la cultura científica tecnológica y de desarrollo de I+D+i y la “Universidad de Cantabria que durante el año 2016  tuvo activos 4 institutos de investigación y 160 grupos de I+D+i, integrados en 32 departamentos.

Esta valoración contrasta con el fuerte impacto que sobre la construcción y la industria  provoco la crisis, especialmente en el empleo, con unas pérdidas del 53,9% y 31,6% respectivamente en el periodo del 2008 al 2015, y ello debido en buena parte al modelo de tejido industrial que tenemos en la región donde predominan las microempresas.
Llama la atención la altísima tasa de emisión de residuos contaminantes, que según el Observatorio de Sostenibilidad en su conjunto – Solvay, Cementos Alfa, Repsol, Ferroatlantica, Global Steel Wire, Dolomitas del Norte, Columbia Carbón – ascienden a 2.133.325 Tm, que supone el 88,93% del total autonómico. Para hacer frente a esta situación se anuncia la puesta en marcha de un “Plan de Residuos 2017 – 2030 que contempla un total de 108 medidas”.

También este plan industrial EICAN 2030 recoge un amplio diagnostico sobre fortalezas y debilidades de la industria regional que coincide básicamente con el estudio elaborado por la CEOE. Entre las fortalezas caben destacar, el valor de arrastre que se le dan a ciertas empresas medianas y de gran dimensión, la tasa de VAB, la política de clúster, cierta aglomeración industrial, la cercanía al país vasco y el emplazamiento de el Llano de la Pasiega….

Por lo que respecta a las debilidades entre otras el informe nos recuerda el carácter micro del tejido industrial, la escasa presencia de empresas de alta y media tecnología, la escasa generación de patentes y demás modalidades de propiedad industrial, cierto déficit de suelo y naves para nuevos emplazamientos a corto plazo…..

La Propuesta Estratégica para el Desarrollo de la Industria de forma literal se compromete a obtener los siguiente objetivos finales.- Aumentar el VAB un 50% respecto al de 2017 en términos reales, alcanzar 43.000 empleos en términos equivalentes a jornada completa y minimizar los impactos de la actividad industrial en el medio ambiente. Para ello EICAN 2030 considera necesario que se  “incremente la producción y la productividad a través de una adecuada digitalización e innovación, elevar la calidad de los empleos en especial los de alta cualificación, avanzar en la internacionalización, activar el potencial de cooperación entre todos los agentes públicos y privados y reducir la emisión y vertidos industriales”.

28 ene. 2019

Cantabria 2030 se desinfla antes de empezar



Lo que fue presentado por Lorenzo Vidal de la Peña - Presidente de CEOE Cantabria - como un Plan Estratégico para la Región, se ha quedado, en una Hoja de Ruta de meros enunciados, en muchos casos coincidentes con otros planes industriales - incluidos los elaborados por Sodercan, CES, Universidad, etc. - que bien pudiera ser útil, si el reciente Consejo General del Dialogo Social de Cantabria lo adoptara como instrumento de análisis, para todas las ideas y propuestas que vayan apareciendo en el debate político.

Recoge con literalidad esta nueva propuesta “que el objetivo es trazar un camino a recorrer por Cantabria para la recuperación económica y desarrollo de sus potencialidades,  siempre con un horizonte temporal no vinculado y limitado por las legislaturas políticas”, objetivo que choca frontalmente con la práctica habitual de los partidos - entre otras instituciones - que tienen la responsabilidad de aportar ideas y propuestas para el desarrollo de la región principalmente en los momentos de elecciones políticas, por lo que, limitar esta capacidad a que pasen el filtro de la hoja de ruta de la CEOE, parece difícil de asumir. No lo veo yo muy claro, que por ejemplo el PRC le pase al estudio de la patronal, la viabilidad de sus propuestas estrella como la del Llano de la Pasiega, o la recuperación del Túnel de la Engaña, y eso mismo aplicable al conjunto de los partidos políticos  que este año se preparan  para las elecciones.

Si entramos un poco más a fondo en esta hoja de ruta no parece que encontremos aportes especialmente novedosos, desde el principio, en las “debilidades y fortalezas” Cantabria 2030 repite lo ya conocido desde hace tiempo “ el pequeño tamaño de nuestras empresas, la escasa inversión en investigación y desarrollo, los desequilibrios territoriales, o la falta de conexiones ferroviarias y de infraestructuras” nada que no supiéramos. Quizá un pequeño comentario a lo que la consultora Deloitte destaca como debilidad la “indefinición de la Marca Cantabria” algo tan elemental que a estas alturas debería estar resuelto y que choca con la gala que hace el Presidente Revilla una y otra vez cuando dice ser el mejor embajador de nuestra región.

Y ya puestos, haciendo lista de las debilidades, otra de las clásicas esta vez con reproche incluido para los promotores de la hoja de ruta, la falta de formación especializada en conocimiento técnico digital, y la escasa vinculación de planes de formación en la demanda de profesionales para los sectores más productivos, situaciones que deberían ser llamada de atención a la propia CEOE que desde hace años viene participando en la formación profesional y en contacto con la Universidad de Cantabria para la integración de sus alumnos a la actividad profesional en la empresa.
Apostar por la fortaleza de nuestras empresas centenarias como punto de encuentro para la tracción de nuevas empresas, tampoco parece muy acertado, y más cuando de muchas de ellas sea dicho que tienen procesos productivos obsoletos y falta de inversiones en nuevas tecnologías, que necesitan, de fuertes ayudas económicas incluso para su supervivencia. Pero en cualquier caso según Deloitte, siempre nos quedara la fortaleza del Banco de Santander y la rentable apuesta por las energías renovables representadas por el Instituto de Hidráulica Ambiental, el Tanque de Ingeniería Marítima y la Torre de Energía Renovable y poco mas,  alguna que otra investigación y las mas de “cien cuevas de arte rupestre, el Centro Botín, y  la implantación de la antigua sede del Banco de España en centro asociado del Museo Reina Sofía y el Smart City de Santander”, nada que no supiéramos y  que nuestros políticos no estén estrujando una y otra vez para vender su buena gestión.

Por lo que respecta a las líneas estratégicas que recoge Cantabria 2030, a mi modo de entender son muy generalistas, no definen suficientemente el futuro  para hacer de Cantabria una región más competitiva y especializada. Apostar globalmente por la robótica, por una aceleradora de contenidos digitales, por el impulso de  la sostenibilidad medioambiental la biotecnología, el impulso de nuevos negocios dirigidos a la tercera edad o para reconvertir el PCTCAN  en un Parque Tecnológico Avanzado no me parece suficiente y mas sin explicar cómo hacerlo y lo más importante con qué dinero.

Y si me pregunto con qué dinero, es porque el gobierno regional ya tiene su propia hoja de ruta aprobada y en curso la “Estrategia para el Desarrollo y Crecimiento Industrial de Cantabria hasta 2030” que según declararon en su día los Consejeros Juan José Sota y Francisco Martin “cuenta con la colaboración de la Comisión Europea para ser apoyado con financiación de 500.000 euros a repartir en los próximos años, y los medios técnicos para marcar la senda regional hasta el año 2030” entonces,  dos hojas de ruta, elaboradas en apenas un año que alguien deberá unificar para sacar rentabilidad a tanto esfuerzo “intelectual” y económico para que el Consejo General del Dialogo Social lo considere como única hoja de ruta y de una vez por todas nuestra región pueda tener una estrategia industrial con mirada larga.

29 dic. 2018

Día Nacional del tango.



El pasado día 11 de diciembre celebramos el Día Nacional del Tango en el Café La Capillita de Santander, un encuentro entre amigos para rendir homenaje a la música porteña y a  sus mejores referentes Carlos Gardel y Julio de Caro.

En esta fecha se conmemora el nacimiento de ambos compositores, y su influencia y difusión en este baile revolucionario, que no hace más que crecer en el mundo entero.

Amigos aprovecho para felicitaros el AÑO NUEVO deseando para el 2019, que sea un año lleno de encuentros y magnificas Milongas en la Capillita un abrazo para todos.

1 dic. 2018

El Presupuesto Regional que viene 2019


En uno de los comentarios recientes del Diario Montañés, se venía a calificar el proyecto de Presupuestos de Cantabria como un “presupuesto con claro perfil electoral”, no quedaba claro si esta valoración correspondía al propio periódico o algún partido político de la oposición, sea como sea, coincido plenamente con esta definición para las cuentas del próximo 2019, para mí, se trata de un presupuesto continuista y falto de orientación política, en concreto, una lista de gasto comprometido mayoritariamente, en el que se incorporan - como viene siendo habitual - ayudas y subvenciones para entidades y asociaciones, con el claro objeto de silenciar la crítica, en definitiva, un presupuesto de perfil electoral que solo va tener la critica puntual de la oposición, pero sin resultado alguno. 

Una vez mas el Gobierno de Miguel Ángel Revilla ha vuelto a conseguir con el diputado Rubén Gómez de Ciudadanos el aliado necesario para sacar adelante este presupuesto sin sobresaltos, aunque para ello, haya tenido que rebajar en cuarenta millones de euros su capacidad recaudatoria, consiguiendo que los cántabros más necesitados sigan en la precariedad de la ayuda social, y los que no la necesitan estén un poco mejor a la hora de contribuir al fisco, pero sin ninguna garantía de que ese recorte vaya a generar estabilidad económica y mejora social. 

Como no podía ser de otra forma, para el Consejero de Economía, estas son las mejores cuentas posibles, son “realistas, responsables y ambiciosas al contar con 122 millones de euros más - un 4,47% respecto al año anterior - destinados mayoritariamente a revertir los recortes que hizo el PP en el presupuesto del año 2018, y con ello recuperar por ejemplo la jornada laboral de los funcionarios a 36 horas semanales, y poner en marcha después de muchos atrasos injustificados la oferta pública de empleo”. 

Estas son algunas de las justificaciones que el Consejero Sota ha ensalzado para justificar el borrador de presupuesto y de paso ganarse al colectivo de empleados públicos para las elecciones políticas que vienen, por cierto, convocatoria de oferta pública, que vienen reclamando los interinos especialmente de sanidad pero que les preocupaba y mucho al no tener reconocido los muchos años que llevan trabajando como interinos, preocupación que se hace más insistente cuando miran a las otras comunidades autónomas por ejemplo el País Vasco y más recientemente Madrid que están buscando soluciones que les pueda reconocer la antigüedad en el servicio. 

Y ya puestos a ensalzar y justificar el borrador de presupuesto, el Consejero se apunta a todo, da igual incluso a sumar la partida de 22 millones “comprometida” por el presidente Sánchez para abonar la deuda de Valdecilla aunque a la fecha no se pueda considerar partida consolidada, o alabar los 15,2 millones de euros para el Fondo de Cooperación Municipal destinados a la “cohesión social” para dejarla congelada en la misma partida del año 2018, o la ayuda a la dependencia con un incremento miserable de dos millones de euros más cuando el riesgo de pobreza en Cantabria alcanza a más del 20,5% de la población. 

Otra de las sorpresas que nos brinda el presupuesto, es el traslado del marco de la concertación regional que venían celebrando los sindicatos mayoritarios y la patronal - en el que después de hacer una crítica más o menos “reivindicativa” proponían a los grupos parlamentarios y Gobierno ciertas recomendaciones a incorporar en los presupuestos - a un nuevo marco que va a cambiar  sustancialmente la concertación, al incorporar a la Ley de Acompañamiento la declaración que en Noviembre 2015 suscribieron los sindicatos, patronal y el propio Presidente del Gobierno comprometiendo la creación del Consejo General del Dialogo Social, un consejo que entre otros objetivos se marcaba para el periodo 2015 – 2019 la elaboración de un “Acuerdo Marco para el Empleo, la Cohesión Social y el Desarrollo Económico de Cantabria”, que por cierto ha intentado reventar la propia patronal anunciando su inminente propuesta “Cantabria 2030” que según su presidente Lorenzo Vidal de la Peña nos va a sacar de todos los males, veremos.  

A la fecha y por lo que afecta al borrador de presupuestos lo único que se conoce son las partidas económicas con que se dotan a los sindicatos y patronal, entre otras CEOE 370.000 euros, UGT y CCOO cada uno de ellos 243.895 euros y 54.223 euros que se repartirán el resto de los sindicatos cantidades nada despreciables  - al menos para los mayoritarios - que a partir de ahora no necesitaran de la gracia  política para que se concedan por haber sido incorporado como un organismo más de la administración el citado Consejo General del Dialogo Social, por cierto un consejo que inclusive pudiera invadir competencias del propio debate parlamentario ( quien se atreve a discutir las iniciativas de sindicatos y patronal). 

Y mientras tanto, a esperar el cierre presupuestario del 2018 que todo hace indicar arrastrara un importante endeudamiento, como ya ocurrió en años anteriores, soportar un año más que la tasa impositiva no suba lo necesario para ayudar apaliar la deuda y servir de sustento a las muchas necesidades que tienen los cántabros, o que el famoso plan industrial tan cacareado para el Besaya y Reinosa siga pendiente y/o infra financiado entre cantidades repartidas en el presupuesto sin definir suficientemente el plan de recuperación industrial de la Cuenca del Besaya, en definitiva un año mas con un presupuesto de 2.850 millones de euros perdido para el impulso económico, falto de propuestas, mas allá de las que se puedan derivar de la financiación autonómica del gobierno central y dotado de grandes palabras que solo esconden un presupuesto para propaganda de las elecciones que vienen.