27 abr. 2010

Las cosas del fútbol que siguen apasionado


Dice el dicho popular, que nunca nombres la soga en casa del ahorcado, y que razón tiene , porque eso me ha pasado a mi, hace unos días con motivo del partido de fútbol Barcelona Inter de Milán me atreví a decir que el miércoles próximo todos con el Barcelona, en hora mala pude decir semejante soflama, se me echaron encima como si fueran leones enjaulados con hambre de siete días.

¡ Pero que dices, a esos ni agua, no se merecen ni ganar en los entrenamientos, hasta de Guardiola dijeron algo de drogas, de cuando estuvo en otro equipo¡ vamos descalificaciones ha mogollón con algún que otro grito de esos que se dicen como bromas pero que salen de muy adentro.

Y cuando la cosa parece se estaba calmando, me atreví a decir que el Barcelona es España y que el Inter es Italia, haber si apelando al sentimiento patriótico, podía arreglar el asunto y de paso bajar un poco la tensión futbolística, pero que va, lo puse peor, empezó a salir el sentimiento españolista y con ello la critica mas feroz contra todo lo catalán. ¡ Que si la reciente consulta popular, el afán de generalizar sus derechos por encima de todo y de todos, su empeño en ser diferentes y exclusivos, hasta Manolo se arranco hablando en catalán, para que hubiera de todo, vamos cualquier cosa que pudiera ayudar a dejar en evidencia ese afán por que perdiera el Barcelona.

Bueno, se me olvidaba decir que la cuadrilla de amigos de Puertochico, son todos madridistas, bueno todos menos Pablo que pretendió explicar alguna cosa y fue callado automáticamente. Por mi parte me dispuse a echarle algún comentario al asunto, pero de nada sirvió, los madridistas eran mas y también gritaban mas, así que tomamos el rumbo de cambiar de conversación y hablar del torero José Tomas, y en eso si que estuvimos de acuerdo.

22 abr. 2010

Vayan al Museo Marítimo y a comer, al menos una vez

El pasado domingo nos alcanzo la hora de la comida cerca del Museo Marítimo del Cantábrico (vamos en la playa de los peligros) y como la gazuza cuando aprieta, es que aprieta de verdad, nos decidimos mi mujer y yo entrar a comer en el restaurante del museo, y con ello, concedernos una polémica que nos ocupo parte de la tarde. Y como quiera que no quedo claramente resuelta, me permito compartirlo con ustedes, por si lo consideran de algún interés, o es simplemente una forma de hablar a las tontas y a las locas, sin mas importancia.

Quiero aclararles que la polémica tiene que ver con el precio final del menú del restaurante que a la postre nos costo diecisiete euros, per - cápita, aunque como regalo me invitaron a visitar el museo previo pago de seis euros que posteriormente fueron detraídos del precio final del menú. Hasta aquí todo perfecto, el museo se lo merece y la cocina tiene su calidad, pero no se muy bien porque me acorde de que yo ya había estado en el museo y aunque no me importo volver a visitarle me surgió la duda de cómo actuar cuando otro día quiera volver a comer en ese restaurante y no quedarme con la cara de tonto cuando el camarero me pida la entrada para dejar la factura en los once euros finales.

Mi mujer me dijo que tenia dos posibilidades, la primera volver a visitar el museo, colocarme debajo del cachalote y la ballena para la foto de rigor y a comer, o pasar del museo y considerar maravilloso el menú como para abonar los diecisiete euros de rigor.

Vamos un lió, a no ser que seas turista y te hagas un combinado de museo y comida que en ese caso seguro que saldrás muy contento, porque habrás visitado un magnifico museo, comido un plato del día económico y de calidad, atendido por muy buenos profesionales.

Bueno en cualquier caso ya son tres veces las que he estado en el museo y lo recomiendo, aunque todavía no me he aclarado, si voy por el museo y la comida, o solo por la comida y el marco incomparable, y en este ultimo caso, bueno seria que abrieran una puerta de acceso directo al restaurante, si existe yo no la encontré.

20 abr. 2010

Y ahora, que hable la justicia

Sea bienvenida la dimisión del ex - senador Barcena del partido popular por Cantabria, ahora le toca defenderse ante los tribunales de justicia, bajo el principio de inocencia, faltaría mas.

Como cantabro, me alegro mucho de su dimisión, y espero que otros tomen buena nota y aprendan de que a la política se viene a servir y ayudar a los ciudadanos, y no aprovecharse del puesto y hacer negocio, para ello ya saben los partidos políticos lo que tienen que hacer, facilitar el voto a candidaturas abiertas, y con ello seguro que los candidatos se cuidaran mucho de cuidar de su honradez.

10 abr. 2010

Adiós Senador Bárcenas, deje el cargo que no se lo merece

Soy de los que pienso que una vez celebradas las elecciones políticas y abiertas las urnas su resultado vinculan, al menos en respeto y reconocimiento a los políticos que de ellas salen elegidos – llámenme iluso – pero es la única justificación que encuentro para no tener que combatir en exceso con los sinvergüenzas.
Pero una cosa es una cosa y otra es lo que esta pasando actualmente con el “caso Bárcenas”, un senador, mejor dicho un paracaidista del partido popular, que nos ha tocado en suerte a los cántabros, y que de ninguna manera quiero que me represente ante el senado.

Y meda igual, que solo sea imputado, a falta de ser juzgado, o que de la apertura del caso Gurtel no se haya destapado cosas nuevas de las ya conocidas, que se pague el pleito con sus buenos dineros o que se haya dado de baja del Partido Popular, que no, que de ninguna manera quiero que me represente ante el senado.

Ahora me imagino estarán los del partido, dando vueltas a ver como se oculta entre bambalinas políticas al bueno de Bárcenas, para que su aforamiento se mantenga en el tiempo, no vaya a ser necesario para el futuro inmediato, y me da igual, lo único que quiero es que no me represente, que lo cesen y/o que se vaya a freír espárragos con sus riquezas, seguro que en la lista del senado hay personas que lo van a sustituir sin que tengamos que mirar para otro lado.

6 abr. 2010

USO incorpora el medio ambiente a su estrategia y preocupación sindical

El 9º Congreso Confederal recientemente celebrado en Valencia, entre sus propuestas organizativas y estratégicas, ha incorporado a los temas de salud prevención y seguridad en el trabajo, los relativos al medio ambiente. Con esta propuesta se pretende impulsar una mayor sensibilidad por el medio ambiente, no solo como derecho global de todos los ciudadanos, sino de los trabajadores en su relación con la salud y la prevención de los riesgos laborales.

Para ello el sindicato ha tomado la decisión de crear un Observatorio de Riesgos Profesionales, Laborales y Medioambientales que vertebre este nueva estrategia a la vez que impulse su desarrollo en los diversos ámbitos donde opera el sindicato, un objetivo ambicioso y cargado de fuertes responsabilidades que sin duda van ayudar a la organización de forma decisiva.

Implantar la cultura de la prevención, impulsar los aspectos de la formación, valorar los datos estadísticos de la siniestralidad, impulsar las Comisiones Paritarias de Salud Laboral en los convenios colectivos, formar a los representantes sindicales en el manejo técnico y sindical de la Evaluaciones de Riesgos Labores y fomentar la denuncia ante las Inspecciones de Trabajó si fuera el caso, llevar al animo de los delegados de prevención los múltiples riesgos de salud laboral que emanan de las empresas y afectan al medioambiente, bien pudieran ser algunas de las iniciativas que este observatorio pudiera desarrollar.

Pero, a la USO no solo la preocupan los temas medioambientales derivados del puesto de trabajo, sino en su condición de organización social, esta obligada a dar opinión en aquellos que puedan afectar a la salud general.

No hace mucho tiempo los compañeros de Nuclenor en Burgos tuvieron que defender sus puestos de trabajo, analizando con detalle la política energética del gobierno con relación a las centrales nucleares, y para ello argumentaron y muy bien los riesgos medioambientales, por eso bienvenido sea el Observatorio de la USO sin duda un acierto que nos ayudara a la acción sindical.