18 may. 2010

El biodiesel de Simsa y Sodercan

Hace unos días me llego una alerta informática a mi correo electrónico, anunciándome una pregunta parlamentaria a instancia del partido popular sobre el asunto Gebiosa, y creanme que me despertó la curiosidad, al haber estado totalmente implicado en mi calidad de asesor sindical de USO, en este desgraciado acontecimiento, del que ya han pasado mas de seis años en que la Confederación Hidrográfica dio carpetazo a un proyecto industrial calificado de “estrella” por el gobierno regional y utilizado como ariete político por la oposición.

Y visto que el muerto todavía no esta debidamente muerto, he seguido con atención el debate por si pudiera desprenderse alguna iniciativa y/o denuncia novedosa. Pero que va, se trataba de volver a poner escena una critica a la política industrial del gobierno por parte de la diputada popular María Antonia Cortabitarte quien volvió recordar lo ya conocido sobre el biodiesel, los terrenos de la antigua Simsa y la frustrada creación de treinta de puestos de trabajo, vamos mas de lo mismo.

Por eso no me extraña que el “nuevo” consejero de industria Sr. Sota despachara, semejante pregunta, con una larga cambiada, intentando con ello rematar lo mas posible el asunto, anunciando que el Grupo Sodercan, actuara jurídicamente sobre Simsa una vez se compruebe que no es titular de los terrenos, y se confirme con ello la titularidad publica de los mismos.

Recordar este triste episodio es poner en evidencia un cúmulo de errores e interpretaciones jurídicas interesadas en las que participaron desde el Gobierno Regional, Ayuntamiento de Marina de Cudeyo, Confederación Hidrográfica, pero sobre todo Sodercan incapaz de conocer con antelación a la puesta en marcha del proyecto y su correspondiente gasto, la imposibilidad de llevarlo a cabo en dichos terrenos.

En cualquier caso, es de justicia reconocer que los trabajadores excedentarios de Simsa, recibieron la colaboración del Gobierno Central a través de un ERE, que facilito un plan de jubilación anticipada, y evito despidos generalizados y traumáticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario