3 ene. 2011

La movilización sindical generalizada, para que el Gobierno rectifique los recortes.

Hace unos días el secretario general de USO Julio Salazar hacia una llamada a sus homólogos de “UGT y CCOO para que liderasen la próxima movilización social, convocando al resto de las organizaciones sociales” a un frente sindical amplio que ponga freno a tanto “deterioro económico, social y laboral por el que atraviesa nuestro país”.

Una llamada sincera y abierta que mucho me temo no recibirá respuesta y si lo hace, lo hará por la puerta de atrás, intentando como siempre dividir a nuestra organización aprovechándose de aquellos territorios, donde la USO responde a la par y/o tiene una presencia importante homologable en cualquier caso a sus propias organizaciones.

En este comportamiento cicatero para con el movimiento social, a estos sindicatos les da igual que el país se vaya por la alcantarilla, ellos, se consideran suficientes aunque tengan que taparse la nariz a la hora de valorar por ejemplo la ultima huelga general.

Dice el secretario general de USO que “los problemas son de tanta entidad que exigen la articulación de una respuesta por parte de las mayorías sociales trabajadoras” y tiene mucha razón, porque el objetivo de cambiar las políticas antisociales, mucho me temo, no solo afecta al gobierno, sino a un amplio espectro del arco parlamentario de nuestro país. Son muchos los diputados que con su aceptación y/o silencio cómplice están apoyando estas medidas que pretenden acabar con nuestro estado del bienestar.

Por eso es oportuna esta posición – reitero generosa - de la USO, esta muy cerca la toma de decisiones sobre la reforma de las pensiones, el desarrollo ya imparable de la reforma laboral, con el despido objetivo del que se esta usando y abusando de forma descarada, y por si fuera poco, la amenaza del gobierno a meter mano en la negociación colectiva, y si esto ocurre la vuelta a la movilización esta mas que servida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario