28 ago. 2012

Una de abuelos

Había oído hablar de los abuelos y de esa especie de “tontuna” que les entra cuando adquieren esa especie de rejuvenecimiento mental, pero no estaba muy seguro de que fuera cierto. Yo miraba y miraba a los que me han precedido y no era capaz de notar la “tontuna” que decían se abría a nada que te llegaba el momento.

Pero vaya si tenían razón los abuelos y el efecto balsámico que te produce el nieto, si lo sabré yo que ahora gozo de tan ilustre estado, a mi también me ha llegado el premio con mi nieto Lucas capaz de envolver con su lengua de trapo, abrazos y besos varios, carreras a trompicones y meriendas  que caen de los cielos o cucharadas que vuelan pero que siempre caen en su boquita, vamos que estoy encantado, que ahora entiendo la cara de bobo que se te queda y a los que te dicen tocándose la barbilla, que se te cae la baba Antonio.

A los que todavía estáis en la lista de espera no os preocupáis si ahora no entendéis esté comentario, ya os llegara el momento y diréis que razón tenia Antonio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario