26 mar. 2014

De botas, revólveres y diálogos

El Ex Secretario General de USO Manuel Zaguirre con motivo del reciente debate del estado de la nación ha escrito un articulo que titula “De botas, revólveres y diálogos” en el que hace una reflexión sobre la  tan manipulada salida de la crisis y reforma fiscal, que Rajoy y su partido político han decidido utilizar, como mejor campaña electoral. Posiciones políticas de las que Zaguirre discrepa en profundidad a la vez que critica la posición sindical de UGT y CCOO que según parece han entrado de hoz y coz a negociar la nueva mentira del presidente del gobierno.

Por su interés he recogido en mi blog algunos fragmentos de este buen articulo, que no solo recoge la critica a esta nueva campaña de inventos y buenas frases del PP, sino que ayuda a entender “la mano tendida de los sindicatos mayoritarios al gobierno del estado.

Dice Manuel Zaguirre:

“Que la campaña publicitaria de Rajoy y su gente sobre la supuesta salida de la crisis y el inicio de la recuperación, no se la cree nadie. Ni tan siquiera su electorado, y menos el FMI que augura una larga recesión social en forma de paro masivo y endémico, a la vez que insiste una y otra vez en el austericidio, la bajada permanente de salarios, pensiones y la generalización de la precariedad laboral sin miedo a entrar de lleno en el terreno de la explotación…”

Con esta línea razonada de desconfianza en la salida de la crisis, a la que califica de estafa,  Zaguirre recuerda que “hay una certeza ampliamente compartida de que la gestión macroeconómica  de la llamada crisis, ha estado dirigida a favorecer sin pudor a los que nunca la sufrieron, a los que ajustaron con despidos masivos y caídas salariales, para que su tasa de beneficio apenas se resintiera”, y abunda calificando a la  “reforma fiscal” - supuestamente primer fruto de la recuperación económica - como grosero proyecto para favorecer a las rentas más altas, a las grandes empresas y bancos, a los evasores endémicos”, a la vez que a las “ rentas salariales, pensiones y subsidios se las abrasará a impuestos indirectos y subidas del IVA”.

En eso estábamos cuando “los líderes de CCOO y UGT reunidos con Rajoy y la ministra del ramo, no solo parece les dieron darle la razón de que la crisis se aleja y que la recuperación económica camina, sino tendían la mano abierta a modo de generosa oferta o educada solicitud de “dialogo social”, palabras mágicas que tanta gloria dieron al bisindicalismo de CCOO-UGT en las últimas décadas. Gloria de la que no han gozado la Clase Trabajadora y los sectores populares de España a la vista del desolador paisaje de hoy”.

El Ex Secretario General de USO despues de recordar otros tiempos de concordia y dialogo de muy escasos resultados para los trabajadores dice “no seré yo quien rechace sistemáticamente la bondad del dialogo. No lo hice nunca a lo largo de mi vida militante. Rechazo, rechacé, y jamás incurrí en ello, suscribir pactos o similares favorables a los aparatos a sabiendas de su nocividad para los sectores laborales y populares que decimos representar en el “dialogo”.  Y a modo de comentarios, casi consejo les recuerda que:

1 – Las cúpulas de CCOO y UGT no pueden lanzarse a esta cancha dialogante con expresa ignorancia y desprecio de otras organizaciones sindicales y sociales con las que comparten impactos de la crisis y acciones contra ella y por una salida justa de la misma. Pienso en la USO, en ELA, en CIG, en CGT… o en la Cumbre Social que agrupa a decenas de entidades que siempre han estado al lado del Movimiento Sindical.Pienso también en el escenario sindical europeo e internacional donde las organizaciones sindicales españolas comparten programa e inmediatos compromisos de movilización. CCOO-UGT deben dialogar con los propios antes de hacerlo  con los ajenos, consultar, concertar, compartir prioridades y corresponsabilidad ante una hipotética y, por principio, deseable “mesa de diálogo”.

2 – Lamento utilizar una metáfora tan cruda pero la crudeza de la realidad lo exige: La situación de la Clase Trabajadora y los sectores populares de España es la de aquel infeliz que tiene una bota pisándole la cabeza y la pistola en la sien. Y el que calza la bota y sostiene el revólver no para de repetirle “ánimo, es por su bien, ya queda menos… y lo invito a un dialogo serio para que salga usted del trance…”.  La bota y el revólver no son cualquier cosa. Son la objetiva demolición de los derechos, la dignidad y el valor integral del Trabajo Humano, la demolición de décadas de desarrollo del Derecho Laboral y del Trabajo a través de “reformas laborales” salvajes, el desempleo masivo, la generalización de la precariedad salarial y contractual, la liquidación de la negociación colectiva, el despunte cada vez más evidente de situaciones objetivas de explotación, el aumento de la pobreza, con trabajo o sin él, la condena a la marginación o a la emigración de una gran parte de nuestros jóvenes, un paisaje de desigualdad, injusticia y fractura social sin precedentes por inmoral y oprobiosa… Todo eso y mucho más es la bota y el revólver que pisa y presiona la cabeza y la sien de quienes aspiramos a representar, organizar y defender con honor los sindicalistas y el Sindicalismo.


3 – Dicho lo anterior, con toda la humildad del mundo, creo que un posible y deseable Dialogo Social, con deliberada mayúscula, debe ser de punto único: Pedir, en forma tan educada como enérgica, que la bota y el revólver de quien realmente manda y de sus mandados se alejen a  prudente distancia de nuestras cabezas; a poder ser donde no las veamos. Es decir, que se deroguen las tropelías cometidas al amparo de la crisis-estafa, y se reviertan como mínimo al punto en el que estaban las cosas en 2009, que tampoco era para tirar cohetes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario