1 oct. 2009

Jornada Mundial por el Trabajo Decente



Un “Trabajo Digno para una vida digna”, es un hermoso mensaje para una jornada sindical, que auspiciada por la Confederación Sindical Internacional, se va a desarrollar el próximo día siete de octubre en todo el mundo, y como no también en nuestro país.

Esta jornada, pondrá en denuncia sindical la “destrucción de mas de 50 millones de empleos que arrojaran a la pobreza severa a mas de 200 millones de personas, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT)”, cifras, que resultarían mas o menos escalofriantes sino las tuviéramos tan cerca, sino no golpearán directamente a muchas familias en España y en Cantabria.

Por eso, según mi opinión los trabajadores – parados y con empleo – empiezan a estar un poco hartos, de oír a los unos y a los otros hablar de la crisis, de sus consecuencias, de las escasas propuestas de solución que se ofrecen, del silencio de quienes fueron culpables de esta situación extrema, de los empresarios que pretenden aprovecharse del momento provocando retrocesos en los derechos de los trabajadores, de todos y de cada uno , que por mas que les escuches solo venden humo, demostrando su incapacidad, hoy por hoy, para salir de esta crisis.

Los sindicatos tenemos demasiados frentes abiertos en este momento, el empleo, la negociación colectiva, la respuesta a la política de impuestos, la pretendida reforma laboral, son algunos a los que se debemos dar respuesta.

Por eso esta jornada reivindicativa va a ser muy oportuna, porque, mientras nuestra clase política se esta limitando hablar de soluciones a la economía, los sindicatos vamos a poner sobre la mesa el valor del trabajo, de ese trabajo decente tan necesario, que por desgracia solo se le reconoce como un valor mas de la miserable economía.

1 comentario:

  1. ¿Para cuando una entrada sobre los comentarios del presidente Revilla sobre que las personas prefieren no trabajar? ¿Tiene sentido ir a trabajar cuando las condiciones son tan indecentes y denigrantes que uno puede realmente considerar como una opción más saludable quedarse en casa?
    Tal vez Revilla no sepa que hay gente que termina pagando -con todo tipo de recursos afectivos y económicos- por tener un trabajo y con él una identidad.

    ResponderEliminar