21 oct. 2009

Por si faltaba algo la Ley de Participación Institucional de Cantabria 2



Hace unos días, escribía en el blog un comentario sobre la futura Ley de Participación Institucional de Cantabria, en la que manifestaba mi oposición a esta iniciativa, por ridícula, oportunista y carente de lógica, ya que limitaba la pluralidad de los sindicatos a dos organizaciones cuando actualmente son cuatro los que están representados en el Consejo Económico y Social CES, que es el órgano de máxima representación social en Cantabria.

He tenido la oportunidad de conocer con detalle el debate que el CES hizo para aprobar el dictamen que acompañara a la ley para su debate en el Parlamento de Cantabria, un debate que por desgracia ha nacido perfectamente condicionado por el interés de UGT – CCOO y CEOE que por causas diversas han provocado que el gobierno regional hayan puesto en solfa esta innecesaria ley.

No obstante tengo que reconocer que se me olvido hacer una referencia al voto particular que el Secretario General de USO hizo en dicho durante debate “Por medio de la presente, quiero hacer constar mi voto particular a la totalidad en contra de la aprobación del Dictamen sobre el ANTEPROYECTO DE LEY DE PARTICIPACIÓN INSTITUCIONAL DE LOS AGENTES SOCIALES EN EL AMBITO DE LA COMUNIDAD.
El voto en contra se basa principalmente en el convencimiento de que en órganos consultivos, una mayor participación de agentes sociales siempre redundará en una mayor riqueza de los informes que dictan estos órganos.
Por otra parte mi opinión también es contraria a establecer partidas presupuestarias en forma de subvenciones nominativas (Art. 7.2 del Anteproyecto), por entender que pueden condicionar la independencia de criterio de los miembros de estos órgano”
, que recoge formalmente la oposición del sindicato pero que según mi opinión se queda corto.

Mucho nos costo a los dirigentes de la USO de aquel entonces conseguir que la tasa de representación fuera del cinco por ciento, como la de los partidos políticos, para que ahora con una larga cambiada y a través de ocho interesados artículos nos saquen de tan prestigioso organismo. Es evidente que las cartas ya estaban echadas – lo intentaron otras veces y no lo lograron – pero una respuesta mas contundente, me imagino se esta echando en falta.

Nunca es tarde para actuar, espero que mi sindicato defienda judicialmente nuestro derecho a estar en el CES, nos lo merecemos y sobretodo, porque sin nosotros el CES abra dado un paso atrás en el respeto a la pluralidad de la representación democrática y social, no exagero nada, la representación social no se acaba en los sindicatos mayoritarios, existimos otros que también hicimos mucho por la recuperación de las libertades en nuestro país y merecemos un respeto y reconocimiento legal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario