13 dic. 2009

La prueba del fuego


Algunos ya veníamos anunciando que las obras de remodelación de aceras de Floranes y aledaños no iban a traer mas que problemas, y por desgracia no ha tenido que pasar mucho tiempo para comprobar como el camión - escala de los bomberos no ha sido capaz de maniobrar con holgura, entre las calle Floranes y Alonso.

Pues si Sr. Arasti, el martes pasado los bomberos una vez mas se vieron con muchas dificultades a la hora de apagar el fuego que se produjo en una vivienda de la calle Alonso, estos, con el criterio lógico de la circulación, enviaron su camión escala desde el Parque de Bomberos a la Plaza de Numancia y por Floranes a la calle Alonso, pero les fue imposible acceder por lo tanto se vieron obligados a volver – digamos - por sus propios pasos para acceder a la calle Alonso desde San Fernando, mas tiempo para afrontar un siniestro de alto riesgo.

Por suerte solo seis intoxicados, pero que alguien tome buena nota, porque pudo haber seis muertos cuando no mas, y todo por agrandar de forma absurda el tamaño de las aceras recortando con ello la capacidad de maniobra de la calzada, y disminuyendo de forma ostensible los radios de giro entre calles.

Lo que no acabo de comprender, es porque no se les pregunta a los bomberos su opinión cuando se realizan estas reformas, ellos son los mas interesados, en que las obras se realicen con seguridad para su trabajo que es nuestra salvación en muchos casos. Estoy seguro que sus informes resolverían mas de un problema como el que esta marea explica.

Los vecinos no hacemos mas que hablar de los bolardos y del acojone que produce la estrechez de la calzada, pero ahora tendremos que hablar también del riesgo que existe ante el incendio de cualquiera de las viviendas de la zona, en la que por cierto los edificios son de los mas altos de la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario