16 oct. 2010

La reforma laboral no se han hecho esperar en Cantabria.

Trece van a ser los trabajadores que Tejerías La Covadonga pondrán en la calle, basándose “en una reducción de pedidos” a pasar de haber contado con la colaboración de los trabajadores a través de Expedientes de Regulación de Empleo, que no se han consumido en su totalidad.

Sorpresivamente el pasado 6 de octubre 2010 se ha presentado al Comité de Empresa un ERE por el que pretende que la Dirección Regional de Trabajo la autorice a extinguir el 25% de la plantilla, a pesar de mantener una tasa de producción suficiente y la disposición del Comité de Empresa a mantener la regulación de empleo y otras medidas no traumáticas que pudieran ayudar a la empresa.

Tejerías La Covadonga – empresa centenaria – ha tenido importantes beneficios durante muchos años, con la venta de ladrillos refractarios que la han colocado como una de las primeras empresas del sector a nivel nacional, y ahora, que pintan bastos, con apenas folio y medio, sin aportar Plan Social alguno que reduzca el impacto sobre los trabajadores, pretende ajustar la plantilla a un turno y esperar pacientemente a que deje de llover, a que pase la crisis, y se reactive la construcción para volver a las vacas gordas mientras sus trabajadores están en el paro.

Esto es lo que ha traído la reforma laboral, veremos como actúa la Dirección General de Trabajo, confió que el folio y medio de argumentos presentado por la empresa no sea suficiente para aprobar esta sangría laboral y obligue a Tejerías La Covadonga con la colaboración de los trabajadores a realizar este transito de dificultades sin despidos.

4 comentarios:

  1. Una lastima noticas como esta.....

    ResponderEliminar
  2. Una lastima noticias así, seguro que entre los despedidos no hay ninguno de los 7 familiares que trabajan (un 13% de la plantilla).
    Esto es en parte consecuencia de los defectos de la empresa familiar, la atomización y consanguinidad accionarial, que ahoga todas las posibilidades de aires nuevos tan necesarios en la vitalidad y viabilidad de las empresas que aspiran a sobrevivir, en unos tiempos en que las empresas tienen que echar toda la carne al asador, y ninguno de los accionistas arriesga su capital para sacar adelante un proyecto empresarial.
    Confiemos en un buen desenlace, aunque en los tiempos que corren uno pierde la fe, y si desde dentro no se arriesga,razon de mas. Lo que no mejora empeora.

    ResponderEliminar
  3. Que pasa señor Antonio que los correos que no te gustan los eliminas, menuda mierda de espacio de opinión.

    ResponderEliminar
  4. Todos los correos son bienvenidos pero de ninguna manera aquellos, que esconden un comentario personal para terceras personas, por cierto es la segunda vez que retiro un correo, despues de un año que llevo con esto del TODO TOTAL.
    En todo caso muchas gracias.
    Antonio Saiz Pi

    ResponderEliminar