7 jun. 2011

Donde dije digo, digo diego.

Al Sr. Fidel Gonzalez Cuevas, presidente de la Asociación de Constructores y Promotores de Cantabria le veo un poco halagador, ahora con el PP y no precisamente por los actos de protocolo – carta de felicitaciones a Ignacio Diego – que me imagino van en el cargo, sino por la critica que solapadamente esta haciendo al gobierno regional, de quien ha conseguido algunas iniciativas de dudosa eficacia.

Ahora, esta clamando por un cambio, también en la presidencia del gobierno de la nación, a favor de los populares, esperando con ello se produzca de inmediato el milagro soñado de dar mas ilusión y confianza a los ciudadanos y con ello impulso a nuestra deteriorada situación economía.

Confianza y mas deseos que por ejemplo no ha sido capaz de convertir en realidad con su ya famosa bolsa de viviendas nuevas, aquellas que se iban a vender a precio de ganga, se acuerdan, las que bajaban por birlibirloque un 20%, eso si, garantizando por los de siempre los bancos y sobretodo por el aval de la consejería de la vivienda y la firma de los sindicatos.

Por eso me parecen un poco atrevidas las declaraciones que ha hecho el Sr. Cuevas el pasado cuatro de junio en el DM, declaraciones que piden abiertamente la supresión de Gesvican, instrumento que utilizo y uso para la bolsa de viviendas, o la reforma de la ley del suelo, para conseguir que todo ello sea declarado urbanizable en la región, y de paso abrir una vez mas, la selva y con ello errores del pasado reciente que, nos ha llevado a la crisis y a que tengamos un parque de viviendas sin vender que da miedo, o que la construcción de las viviendas sociales, queden en la iniciativa privada, y pierda la administración el control sobre los costes que se le imputan a estas viviendas, aunque me imagino, que no renuncie a las ayudas del gobierno regional.

En fin esto no ha hecho mas que empezar, esperemos que el PP sea prudente en sus decisiones, y no haga demasiado caso a ideas novedosas de dudosa eficacia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario