25 jul. 2011

7º Congreso Regional, el congreso del cambio

En enero se celebrara el 7º Congreso Regional de USO Cantabria, convocado hace pocos días, será el comienzo de un largo proceso preelectoral que se presenta con novedades, la mas interesante es la candidatura liderada por el compañero Agustín García Benito, como secretario general.

La creación de un nuevo equipo que opta a la dirección es quizá el mejor síntoma de que estamos ante un punto de inflexión para el sindicato. No cabe duda de que hace ya tiempo hay acuerdo sobre la necesidad de conectar la organización con los valores y prácticas sociales mas actuales y un paso importantísimo para lograrlo consiste en rejuvenecer los órganos de decisión. Este paso traerá consigo la incorporación de nuevos militantes, comprometidos con la organización que garantizaran el futuro y la proyección de nuestro sindicato en la región.

No se trata, no obstante, de comenzar de cero sino de aprovechar la experiencia acumulada. El nuevo candidato Agustín García aporta a la secretaria general mas de10 años de militancia en el sector del comercio y una labor sindical muy eficaz que demuestran los mas de trescientos cincuenta afiliados en LUPA - el 25% del total de los trabajadores - empresa en la que trabaja, gracias a su labor la USO se ha convertido en el sindicato mayoritario, también en el comité de empresa. Estos logros son fruto de una tarea organizada y constante, de una actitud comprometida y apasionada que se traduce en una acción sindical eficaz que no hace mas que darnos afiliados constantemente.

Estamos ante un momento crucial para nuestro sindicato, una etapa interesante para todos los afiliados y afiliadas. Tendremos que tener la vista puesta en el futuro a la hora de tomar decisiones, asegurarnos de que el equipo que nos lidere tenga proyección y sepa conectarse con las sensibilidades y necesidades mas actuales.

Queda menos para hacer realidad un cambio, y yo lo tengo claro con el compañero Agustín García Benito, la futura candidatura reunirá estos requisitos juventud, renovación, experiencia y gestión exitosa demostrada y con ello, la garantía de un proyecto sindical ilusionante y con futuro.

18 jul. 2011

Orgullo y dignidad de un sindicalista indignado

Agradezco a Francisco Javier Fernández estas reflexiones sobre el Movimiento 15M, que me parecen muy oportunas, en este momento donde todo parece estar en “cuarentena” incluso la actividad reivindicativa de los sindicalistas.

Yo también estoy indignado, como muchas personas que conozco. Estoy indignado contra el capitalismo y contra la banca, contra la avaricia y la injusticia social, por la corrupción de algunos políticos, por el menosprecio por parte de las políticas económicas y los comportamientos empresariales que nos han conducido a 5 millones de parados y que mucha gente esté perdiendo su casa.

Pero también estoy indignado con los indignados que, desde el mes de mayo, me etiquetan, condenan, apartan, y tratan de equipararme al mismo nivel que un Maddoff, un Botín o el presidente del Fondo Monetario Internacional.

Soy sindicalista, y como yo, más de dos millones de personas. Llevo toda la vida en la indignación, movilizándome y luchando por un mundo más justo, conociendo húmedos calabozos y fría cárcel. No he pasado de nada y nada me ha dado igual.

Ahora se ha evidenciado un síntoma de descontento social, con un considerable apoyo mediático. Pero somos muchos los que, día a día, arrimamos el hombro para cambiar las cosas, tratando de mejorar la situación de los trabajadores en las empresas, exigiendo protección social para las personas que han perdido su puesto de trabajo, combatiendo y denunciando los abusos empresariales, las políticas económicas neoliberales que tratan de acabar con las conquistas sociales. Somos muchos los que trabajamos por la igualdad en todos sus ámbitos. Pero no es fácil, ni el resultado es inmediato.

El sindicalismo ha convocado huelgas generales, haciendo frente a todo tipo de críticas, cuyo altavoz mediático ha buscado el desprestigio, el debilitamiento del movimiento sindical. Me he movilizado contra el decretazo de Aznar, contra la reforma laboral impuesta por este Gobierno y soy uno de los que ha firmado la Iniciativa Legislativa Popular contra una norma que supone un abaratamiento del despido y una pérdida de derechos.

Por eso, me indigno cuando alguien cuestiona e intenta descalificar mi labor y la de mis compañeros; por eso me duele que algunos portavoces del 15 M capitalicen “la verdad absoluta” y pretendan convocar una huelga general dentro de las empresas desde fuera de las empresas, al margen de los representantes, elegidos democráticamente, de los trabajadores. Me molesta que descalifiquen, de manera global, a todo el mundo, a políticos que desde hace tiempo vienen defendiendo lo mismo que ellos, a sindicatos que muchas veces han sido la única oposición a la apisonadora de los poderes económicos y financieros. Nuestro objetivo es defender los intereses de los trabajadores, pero no está en nuestra mano legislar y gobernar.

Estoy indignado porque ahora, según ellos, mi delito y el de tantos otros y otras, es que con esa lucha pequeña, al parecer estoy legitimando “el Sistema”. Parece ser que yo, y tantos otros como yo, legitimamos a los poderosos con nuestros actos, con nuestra participación ciudadana e, incluso, con nuestra ideología. Y sólo porque esta participación se apoya en lo colectivo y en la fuerza de la unión. Estoy indignado porque algunos han olvidado, que en esta lucha, no sobra nadie.

Muchas propuestas del 15 M confluyen con las nuestras, otras, probablemente, no. Pero donde no coincidimos es en la percepción principal: sólo sumando es posible garantizar una democracia real.

Por todo esto, reivindico el orgullo de pertenecer a un sindicato que lucha por una sociedad más justa. Reivindico el orgullo de trabajar, día a día, a veces por causas denostadas, perdidas y silenciadas. El orgullo de defender lo cotidiano, lo que parece tan seguro y que, poco a poco, nos quieren quitar. El orgullo de hacerlo de manera gris, anónima, pero colectiva.

Reivindico orgullo y dignidad, para todos aquellos hombres y mujeres luchadores, cuyo nombre nunca entrará en la historia, pero sin los cuales nuestro mundo cotidiano sería mucho peor. Porque las conquistas sociales no nos las han regalado, las hemos arrancado con lucha y, en no pocas ocasiones, con sangre. Siento una profunda tristeza y un tremendo cabreo por tener que defenderme y justificar lo que hago, ante un movimiento que coincide con muchas de las cosas que defiendo.

Por eso, reivindico el ORGULLO y la DIGNIDAD de ser sindicalista.

6 jul. 2011

Muchas felicidades Manolo

Hace unos días con motivo de la importante manifestación que los de USO celebramos en Madrid contra el Pensionazo, tuve la oportunidad de felicitar al compañero Manuel Zaguirre Cano, ex Secretario General y Presidente de USO por la reciente concesión de la Medalla al Merito en el Trabajo por parte del Consejo de Ministros.

Ahora, testimonio este reconocimiento a través de mi blog, para decirte que tu vida a favor de los trabajadores siempre ha sido un ejemplo para muchos de nosotros, que la acción sindical de USO representada por ti durante estos casi 50 años siempre estuvo directamente comprometida con los mas débiles, un compromiso que se ha hecho presente mas allá de nuestro país, en latinoamérica y en buena parte de europea, que saben de tu buen hacer en la acción sindical y social representada por Sotermun.

Por eso y por los muchos años que llevamos juntos – con algunas que otras tarascadas -compartiendo esta pasión de servicio a los demás desde la USO, te reitero mis felicitaciones y mis mejores deseos para el futuro que estoy seguro, seguirá muy cerca de los de siempre de los trabajadores y de aquellas causas que necesiten de tu solidaridad.

Un abrazo

4 jul. 2011

Con el verano llega el empleo

Ha llegado el verano y con ello la reducción de las cifras del paro registrado principalmente en el sector de los servicios. En el mes junio 2.097 desempleados – de ellas 1.550 de los servicios - en Cantabria han firmado contratos de carácter temporal, aliviando una situación totalmente angustia para los mas de 43.000 parados que tiene la región.

Es evidente que estos datos inicialmente positivos, deben de preocupar al nuevo gobierno regional que según las declaraciones de su Presidente Ignacio Diego, ha puesto en el empleo su principal objetivo. Todos esperamos sus primeras iniciativas al efecto, ahora ya no toca hacer solamente declaraciones en genérico sino gobernar la región con propuestas generadoras de nuevo empleo e incentivacion económica para que los empresarios inviertan.

Los datos del mes de junio también han aportado reducciones en sectores que están prácticamente parados como la construcción, que ve reducido su lista de paro en 343 personas, escasamente un cuatro por ciento del total de 8.773. En parecidos términos la industria, que con 3.966 parados solamente ha conseguido reducirlos en 123 trabajadores, un sector que golpea dramáticamente a la pequeña y mediana empresa en nuestra región.

Las cifras del desempleo por desgracia siguen moviéndose lentamente, porque queramos o no, esta creación de empleo obedece a un situación coyuntural de verano, como lo prueba que la inmensa mayoría de los nuevos contratos son temporales, y esto anuncia que cuando acabe el verano volverán al desempleo, a no ser que cambie la situación actual, aunque mucho me temo que para esto todavía falte algún tiempo.

1 jul. 2011

Contra el pensionazo y los recortes sociales

“Que el clamor de los trabajadores llegue a los parlamentarios, para que tomen nota y corrijan los desaguisados cometidos, y rectifiquen los proyectos de ley que el Gobierno pretende validar con las reformas de las pensiones y la negociación colectiva, últimos aldabonazos de tanto destrozo social y laboral”.

En estos términos se dirigió Julio Salazar, Secretario General de USO, a los mas de 10.000 trabajadores que nos manifestamos en Madrid el pasado 29 de junio de 2011, “Contra el pensionazo y los recortes sociales”, una manifestación, que compartimos con otros sindicatos y que dejo muy clara la denuncia sindical a la “reforma indecente e injusta de nuestro buque insignia de protección social”

Y allí estuvimos los afiliados de USO en Cantabria, unidos a otros compañeros de diversas comunidades autónomas, diciendo alto, muy alto, que estas medidas del gobierno socialista no son de nuestro agrado, que la crisis no puede acabar con los derechos sociales de los españoles, y mucho menos cuando los poderes económicos y una buena nomina de políticos, miran para otro lado, escuchando solo al jodido mercado y los consejos de los otros países europeos, que aprovechándose de su buen momento pretende acabar con los derechos sociales de los españoles consolidados en el tiempo después de una larguisima travesía de penuria social.