8 oct. 2011

Dimisión en bloque en un hospital madrileño

Recortes y mas recortes en la comunidad de Madrid, unos disfrazados por problemas presupuestarios y otros además instados por reyezuelos incapaces de ver en la sanidad un servicio público de nuestro estado de bienestar social.

Nueve psiquiatras y otros siete profesionales sanitarios (psicólogos clínicos, enfermeras y trabajadores sociales) han dimitido en bloque de sus funciones organizativas en el hospital psiquiátrico José Germain de Leganés. "Manifestamos nuestro absoluto rechazo a las decisiones tomadas por la gerencia" en los últimos meses, aseguran en un documento enviado a la Consejería de Sanidad y a otras instituciones relacionadas con la psiquiatría en la región. Otros 18 trabajadores sanitarios del centro apoyan el escrito. Los firmantes denuncian que "el gerente, Carlos Villoria, se ha caracterizado durante toda su gestión por un comportamiento autoritario" y dirige el centro "de forma unipersonal". Añaden que ha tomado decisiones que consideran "muy graves" y que "producen un importante deterioro de la calidad asistencial y docente" del hospital.

El escrito de los profesionales del centro acompaña la denuncia con varios ejemplos de las decisiones tomadas por Villoria. Por ejemplo, asegura que el 1 de agosto pasado no se renovó el contrato a una psiquiatra del centro de salud mental de Leganés, dependiente del hospital, que tenía a su cargo una consulta de 400 pacientes. "Supone la ruptura de la continuidad asistencial" y "la sobrecarga de otros profesionales que no podrán atender su consulta con los niveles de calidad que lo hacían hasta ahora". La carta menciona también la sustitución de dos psiquiatras, a las que no se renovó el contrato, por otros profesionales. En dos de los casos, "la decisión ha sido tomada personalmente por el gerente, sin tener en cuenta las opiniones de los responsables asistenciales, por razones que desconocemos pero que calificamos de arbitrarias", recoge el texto.

Los firmantes sostienen que la dimisión es individual pero que la comunican de manera colectiva para expresar "con mayor claridad el malestar y rechazo" a la actuación del gerente, que "causa un grave perjuicio a los pacientes y familiares que habían establecido una relación terapéutica, en algunos casos muy duradera, y que tienen que empezar con otro profesional, sin ninguna razón que lo justifique".

No hay comentarios:

Publicar un comentario