28 nov. 2011

Joder que tropa

Vaya tomadura de pelo ahora la “famosa comisión de investigación sobre GFB” de echa a dormir y aplaza la investigación hasta - vaya usted a saber - dejando a los cantabros con la preocupación, por saber, si el gobierno anterior había metido la mano, en el gasto de su puesta en marcha.

Y lo hace precisamente cuando las comparecencias que faltan son las de los agentes del PP, personas que sin duda podrán aportar explicaciones al asunto y dejar claro que se han cometido delitos en este fracasado proyecto industrial del PRC-PSOE.

Soy de los que pienso que esta iniciativa parlamentaria se ha hecho para desprestigiar a los regionalista y socialistas ante las elecciones políticas del pasado 20N, por lo tanto excusas aparte, no me extraña este aplazamiento, se trata de enfriar el asunto y dejar que los interventores judiciales acaben su investigación y posterior resolución judicial, para con ello tapar el asunto y si te he visto no me acuerdo, joder que tropa.

21 nov. 2011

El Partido Popular lo gano todo

Las elecciones políticas de ayer han evidenciado - más allá de la mayoría del Partido Popular – el hartazgo de los ciudadanos por la forma de hacer política, y sobremanera de la ley que las regula. Los ciudadanos quieren tener en sus manos la capacidad de elegir a los diputados de forma directa y eso requiere elecciones abiertas, pero sobretodo que el voto sea igual en todo el territorio español.

El Partido Popular ha conseguido un resultado magnifico, que junto al reciente de las elecciones autonómicas y municipales les otorga una representación absoluta y cómoda para hacer política. Ahora tienen la obligación de resolver los graves problemas que tenemos los ciudadanos, por lo tanto, seguro que vamos a estar muy atentos a las decisiones que vayan tomando, especialmente sobre el desempleo galopante, la falta de recursos económicos, los recortes y reformas que se anuncian a bombo y plantiíllo como necesarias.

Que vaya pues, también, mi felicitación por el triunfo del PP, pero también mi preocupación por tanta mayoría, la realidad del voto ciudadano no responde a esa mayoría por lo tanto me uno a todos aquellos que vienen reclamando un cambio real en la ley electoral, esta de ninguna manera es justa.

7 nov. 2011

50 ANIVERSARIO DE LA CARTA FUNDACIONAL

“Un profundo humanismo, que sitúa al ser humano trabajador, individual y colectivo, como sujeto central del proceso histórico en lo social, lo económico, lo productivo, lo político y lo cultura”. Carta Fundacional de la USO



La actividad sindical de la USO no se comprende sin el planteamiento humanista que quedó recogido en su Carta Fundacional. En este documento fue la carta de ruta que acompañó al grupo de jóvenes que, entonces, asumimos la tarea de poner en marcha el sindicato en Cantabria a principios de los setenta. En aquél momento, estábamos convencidos de que la llegada de la democracia traería por fin a nuestro país el anhelado cambio social, tras una larga historia de lucha por las libertades. Nos faltaba experiencia en la acción política y sindical, sin embargo sabíamos que en ese nuevo contexto merecería la pena luchar por los trabajadores y sus derechos, tarea que emprendimos apoyados en el bagaje de los valores humanistas.

Con estos mimbres y cierta improvisación se fundó la USO en Cantabria durante la Semana Santa de 1973. El lugar, un bar próximo a la Estación de Atocha en Madrid, allí tuve la oportunidad de reunirme con quienes a la postre serían militantes de la Federación de Partidos Socialistas y de la Unión Sindical Obrera. Como todo en aquella época, se imponía cierta discreción por eso, en un aparte, alguien me advirtió de que esperase una llamada telefónica al fin de la reunión; el interlocutor, un compañero del País Vasco que debía darme instrucciones.

A la semana siguiente me convocaron en el embarcadero de los Diez Hermanos, recibí una caja con 20 kilos del folleto “Así es la USO”. Con ese equipaje –y mucho miedo- me llevé el paquete que más tarde repartiríamos en las portillas de las grandes empresas de Santander, Torrelavega y otros pueblos de la provincia. La tarea fue ardua y conseguimos más bien pocos contactos que se animarán a participar en las interminables reuniones que se celebraban en locales parroquiales, sobre todo, en nuestro cuartel general la Iglesia de San Juan Bautista en General Dávila.

Los comienzos fueron momentos difíciles, contactar con el resto de sindicato, ya fuese en otras provincias o a nivel nacional, no era tarea fácil. Estábamos obligados, por ser recién llegados, a demostrar interés, compromiso y, por supuesto, cierto grado de eficacia, sólo así recibiríamos más atención, apoyo y asesoramiento de otros compañeros que estaban suficientemente ocupados con intentar hacer crecer la USO en sus regiones.

El espaldarazo definitivo lo recibimos durante el 1º Congreso Confederal de la USO en 1977, al que asistimos como miembros de pleno derecho. Durante el Congreso, además de encontrar el reconocimiento, aprendimos que la andadura del sindicato nunca sería sencilla y que los claros y sombras son parte de la experiencia sindical, entonces los claroscuros auguraban la escisión hacia la UGT.

Un aspecto que nos definió como grupo fue la defensa que la USO Cantabria hizo de la Carta Fundacional, siempre nos sentimos orgullosos del documento, incluso de los conceptos y valores más controvertidos como el de Socialismo Autogestionario. Al 1º Congreso acudimos preparados para su defensa y –con pegatinas y argumentos- conseguimos que buena parte de la Carta se incorporase a los estatutos federales.

No se podía renunciar tan pronto al contenido ideológico y discursivo de nuestra Carta Fundacional, nos parecía fundamental apostar por “la Libertad y la Democracia” , reivindicábamos que “los instrumentos del crecimiento económico y productivo, estuvieran al servicio de objetivos superiores de Justicia Social, Igualdad, Solidaridad y Progreso Integral para todos” y lo hacíamos desde “un sindicalismo – la USO - basado en sólidos fundamentos de Democracia Interna, Autonomía e Independencia y respeto al Pluralismo natural de la clase trabajadora”.

El 50 aniversario de la Carta Fundacional se celebra en un contexto de crisis económica y social, hay ingentes bolsas de desempleo y se aplican políticas neoliberales que no encuentran una oposición suficientemente articulada, por eso sería oportuno volver la vista atrás y revisar nuestros principios ideológicos, observar a cuántos de ellos hemos renunciado y, sobre todo, percatarnos de cuantos valores e instrumentos podrían sernos útiles hoy en día para reflexionar acerca del futuro y de todo lo que éste nos exige. Confío en que nuestros militantes más jóvenes tomen buena nota de todo este bagaje porque no hace falta mucho para darse cuenta de que muchos de ellos hoy todavía están en plena vigencia.

2 nov. 2011

A que me suene esto del Pacto Social en Cantabria




Será por pactos sociales en Cantabria, a uno por año y con todos los gobiernos desde que fuera presidente el Sr Hormaechea, y ya ha llovido bastante sin que se hayan apreciado excesivas soluciones a través de estos, en los graves problemas que tienen los trabajadores de nuestra región.

Estos pactos de concertación regional entre los sindicatos, patronal y el gobierno de turno, han sido de muy diversas formas, los hubo de legislatura y con sus respectivas revisiones anuales, los hubo de año rabioso con confrontaciones incluidas, y los mas, que se escribían de forma tan genérica que no se apreciaba compromiso alguno por el que se obligaban los gobiernos regionales, en fin, pactos y mas pactos que solo han servido para entretener el patio cuando a final de año se empieza a negociar los presupuestos regionales.

El modelo de concertación que ahora se reclama para el año dos mil doce – apoyando decididamente al sector industrial, los servicios, las infraestructuras, vamos como siempre – no lo iba a ser menos, una vez mas, se pondrá en tensión gobierno regional, a quien por otra parte le vendrá de perillas firmarlo, y con ello limitar la capacidad de la oposición cuando les toque en sede parlamentaría proponer alternativas, por que ya se sabe, un pacto social firmado por los agentes sociales y el gobierno, es sin duda el mejor antídoto para restar fuerza reivindicativa a la oposición.

Pero esta estrategia tan manida del pacto social mucho me temo que esta vez no vaya a servir para mucho, los trabajadores desde hace tiempo nos la venimos jugando un día sí y otro también, con la destrucción del empleo, que por desgracia no parece que vaya a tener limite al menos a medio plazo.

Las condiciones laborales y los derechos sociales están hoy más que nunca en la cuerda floja. Solo hace falta ver las soluciones que propone la patronal, las entidades bancarias, y las grandes empresas, para afirmar que el comportamiento de la economía y de los gobiernos pasa como única receta por el recorte drástico del gasto publico principalmente en sanidad, educación, prestaciones sociales, pensiones, sueldos de los funcionarios, vamos, en todo lo que tiene que ver con los trabajadores y sus familias.

Por eso me parece que el pacto social en Cantabria y a nivel estatal, en caso de que se pueda dar, no va a servir de mucho, por lo tanto, harían bien los sindicatos mayoritarios poniéndose a trabajar con la fuerza necesaria en las reivindicaciones sociales y dejarse de mesas y mas mesas que todos sabemos lo que van a dar de sí. El gobierno del Partido Popular que gobierne que haga propuestas eficaces y la oposición que haga lo propio, porque los sindicatos ya tenemos bastante con exigirles a los unos y a los otros las soluciones necesarias para salir de la crisis en la que estamos sumidos.