2 feb. 2012

Cantabria ha roto la 'barrera' de los 50.000 parados en el primer mes de 2012


Triste record que nos sitúa en 51.879 trabajadores, en paro después de haber sumado en apenas un mes 2.606 parados mas. nuevo record que no hace mas que profundizar en la crisis después de haber sufrido también un importante retroceso en la contratación temporal de las recientes fiestas navideñas, por lo tanto, mas paro y nulas expectativas para el empleo, al menos a medio plazo, también en nuestra región.

Y si este dato, por si fuera poco, ya es alarmante, la estadística nos recuerda que de esos parados unos veintemil no están percibiendo cantidad alguna por prestación de desempleo, cifra escandalosa que va en aumento a medida que los primeros parados de la crisis se van quedando sin prestación.

Y frente a esta situación el gobierno no hace mas que hablar de recortes sociales de cuadrar las cuentas con Europa, de controlar el déficit y demás medidas presupuestarias que siguen empeorando las condiciones de vida de los ciudadanos en general y de los parados en particular.

En apenas unos días el gobierno de la nación se dispone aprobar una reforma laboral, en la que no va a dejar títere con cabeza. Todo hace indicar, que no conforme con las medidas recientemente acordadas por algún sindicato y la patronal en materia salarial - que ya recorta las expectativas sin contraprestación alguna – va meterle el cuchillo al despido, la contratación, a los derechos consolidados de los trabajadores,  y lo va hacer, en una reforma que no garantiza la creación de nuevos empleos.

Ahora dice que a los bancos les van a dar mas dinero, para que fluya el crédito a las empresas y los particulares, vamos, como ya hicieron los del gobierno anterior, mismas soluciones para que sigan enriqueciéndose los bancos y sus banqueros, gracias a la especulación de los dineros de todos los españoles, porque al final no nos engañemos, dando dinero a las entidades bancarias en la situación actual lo único que están haciendo es favorecer el negocio de ellos mismos.

Por eso se necesitan nuevas soluciones y sobremanera decisiones políticas que reactiven la actividad económica y la demanda interna,  aunque supongan, cierta confrontación con los otros países europeos, ellos no saben de nuestra tasa de paro y de dificultades financieras, por lo tanto, de ninguna manera están legitimados para darnos las soluciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario