25 abr. 2013

Condenado el Ayuntamiento de Santander por sancionar a sindicalistas de USO

Anuladas por sentencia firme las sanciones del Ayuntamiento a dos policías sindicalistas de USO. Por no comunicar previamente su ausencia para el ejercicio de la acción sindical El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Santander ha anulado mediante sentencia firme las sanciones impuestas por el Ayuntamiento de Santander a dos policías municipales representantes sindicales de USO por no comunicar previamente la ausencia al trabajo para el ejercicio de la acción sindical. El juzgado estima la demanda de los sindicalistas, que fueron sancionados con un apercibimiento y un día de suspensión de funciones, respectivamente, y condena al Ayuntamiento al pago de las costas. La sentencia señala que la resolución del Ayuntamiento "no es ajustada a derecho" al considerar que los recurrentes no incumplieron ninguna obligación. En este sentido, señala que el crédito sindical no está sometido a previa autorización o permiso; que en la fecha en la que se producen las ausencias -enero de 2012- no existía ninguna norma por la que se estableciera dicha obligación; y que anteriormente a esa fecha, los recurrentes "han venido actuando de la misma forma, esto es, justificando las ausencias para el ejercicio de sus funciones sindicales con posterioridad, o en el mismo día, sin que se produjera la incoación de expediente sancionador alguno". Además, la sentencia señala que ambos comunicaron de forma verbal su ausencia previamente y no se perjudicó el servicio en ninguno de los dos casos, justificando posteriormente las ausencias de forma documental. La Federación de Empleados Públicos (FEP) de USO ha señalado en un comunicado de prensa que la sentencia, "deja perfectamente claro" que no es aplicable el Decreto de la Alcaldía del año 2005 con el que el Ayuntamiento "hábilmente pretendió confundir" -dice- declarando que "no se sancionaba a los policías por ausentarse de su puesto de trabajo, sino por no comunicarlo previamente", "dejando la puerta abierta para imputar posibles nuevas responsabilidades contra ellos por abandono del servicio", afirma el sindicato. A su juicio, el Ayuntamiento de Santander "ha pretendido limitar los derechos de los sindicalista impidiéndoles ejercer sus funciones, inventándose normas y restricciones caprichosas e interesadas de parte, al margen de la legislación vigente". Finalmente, la Federación de Empleados Públicos de USO espera que con esta sentencia "se cierre el acoso" al que según denuncia "están sometidos los compañeros por parte de algunos jefes de servicio, y confía en que la nueva concejala de Personal, Ana González Pescador, "ponga fin a estas prácticas que solo conllevan el despilfarro de los impuestos de los santanderinos en el pago de las condenes judiciales".

No hay comentarios:

Publicar un comentario