24 sept. 2013

Que vuelvan los militantes al sindicato

Recuperar la militancia para el sindicalismo según tengo entendido, será uno de los objetivos del próximo congreso confederal de USO, y por supuesto lo será también en Cantabria donde estoy afiliado desde hace demasiados años.


Loable objetivo, que bien merece algunas reflexiones, en concreto para nuestra unión regional, donde parece se ha quedado a vivir la desconfianza y la confrontación entre las personas que precisamente deberán impulsar este objetivo.

Según mi opinión la militancia en los últimos años quedo relegada ante la idea de que solo profesionalizando el trabajo en el sindicato, se podía crecer, y para ello no se dudo en dejar el sindicalismo militante, solo para el ámbito de la empresa, mientras que el sindicato se limitaba a realizar el trabajo de gestaría para sus necesidades, vamos sindicalismo a la carta desde una oficina mas o menos dotada, que daba respuesta a cada problema personal y/o colectivo que se le presentaba. Para ello contratos y más contratos laborales que solo desde las subvenciones económicas se podían pagar.

En esto estábamos cuando llego la crisis y nos quedamos sin las ayudas económicas, es decir solo con las cuotas, totalmente insuficientes para la financiación del sindicato y sin los militantes que siempre  se vieron identificados con la causa obrera, e hicieron posible tiempo atrás, que el sindicalismo fuera una realidad gracias a su tiempo personal, entregado gratuitamente.

 No seré yo quien no reconozca la necesidad y el trabajo de los permanentes sindicales – yo soy uno de ellos – y de los trabajadores del sindicato, pero no puedo por menos que reconocer que los unos y los otros, no han podido sustituir a los militantes de siempre, y los nuevos que de forma natural se debieron incorporar paulatinamente.


Y ahora la pregunta del millón,  será posible que los que están gestionando el sindicato desde una posición de exclusión intencionada de la militancia, hoy puedan hacer llamadas en contrario, será posible que quienes restaron democracia a la organización, vaciándola de la opinión y trabajo militante, hoy les puedan devolver el protagonismo a ellos, me temo que van a tener muchas dificultades, pero lo que si tengo claro, es que solo volviéndoles abrir la puerta, el sindicalismo tendrá cierto futuro, porque el sindicalismo/gestoría esta tocando a su fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario