10 dic. 2013

La Alegría del Evangelio

Que enorme lección evangélica esta haciendo el Papa Francisco con su Exhortación Apostólica (La Alegría del Evangelio). Dice en su escrito que “la mayoría de los hombres y mujeres de nuestro tiempo están viviendo precariamente, y que el miedo y la desesperación se esta apoderando de numerosas personas, incluso en los llamados países ricos”, y que razón tiene, por eso no es de extrañar que haya tomado partido por los que peor lo están pasando, pero no de forma testimonial y con jaculatorias repetitivas propias de otros tiempos, sino entrando en el fondo de las causas que las ocasiona, “rechazando esas teorías vergonzosas que defienden lo que el llama el «derrame» que supuestamente favorece la libertad de mercado como única alternativa para el crecimiento económico”.

 Se podrá decir mas alto pero no más claro, la iglesia de hoy, afirma que la economía de mercado exclusivamente, produce pobreza y exclusión social, situaciones que el Estado esta obligado a resolve,

A esta forma de hacer política que se extiende por el mundo entre muchos gobiernos el Papa Francisco la califica como “la nueva idolatría del dinero” que  tiene su origen en “una profunda crisis antropológica, que niega la primacía del ser humano, a la adoración del antiguo becerro de oro, en una versión nueva y despiadada de la economía sin rostro y sin un objetivo verdaderamente humano”.

Hace unos días  comente en mi blog la pobreza y la precariedad con la que viven las familias de Cantabria, días después los medios de comunicación volvían a golpearnos con el escalofriante dato de que el veinte por ciento de los cantabros mas ricos, estaban acaparando el cuarenta y cuatro por ciento de los ingresos de la región, y que en uno de cada diez hogares estaban todos sus miembros en el paro, datos que por si solos niegan esa afirmación interesada por algunos, de que el libre mercado, el liberalismo económico lo puede  resolver.

Muchas gracias al Papa Francisco por hablar tan claro y con mensajes tan directos, estoy seguro que para muchos cristianos esta forma de explicar y vivir el evangelio nos está cargando de ánimo y de mayor reconocimiento de la fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario