15 jul. 2015

Primera condena para los directivos de la antigua Grúas Canduela.

“El Juzgado de lo Penal nº 2 de Santander ha condenado al administrador único de las empresas Torres Férricas y Torres Férricas Montajes (la antigua Canduela de Peñacastillo), José Julio Antón Franco, a siete meses de cárcel y multa de 350.000 euros por un delito contra la hacienda pública por fraude en la declaración del impuesto de sociedades del año 2004. A ello se une una indemnización por la misma cuantía a la Agencia Tributaria (AEAT), personada en el proceso como acusación particular, indemnización de la que la entidad Torres Férricas es responsable civil subsidiario, tal y como consta en la sentencia de primera instancia”.
Primera de la sentencias que pone al descubierto las sinvergüencerías que se estuvieron haciendo en la antigua Grúas Canduela, también con los trabajadores que mantienen abierta reclamaciones ante el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Cantabria, a la espera de que se celebre el juicio por delito contra los trabajadores y levantamiento de bienes entre otras reclamaciones.
Llevamos mucho tiempo esperando que la instrucción del caso concluya, para poder demostrar que en esta empresa se ha producido todo una suerte de delitos consecutivos a través de empresas superpuestas que han ido evadiendo impuestos y patrimonio con inmobiliarias entre otras para especular con los terrenos de la antigua empresa.  
Nos alegra que la Fiscalía haya señalado en la reclamación por delito tributario, “que en Torres Férricas, se ha desplegado una doble vía delictiva, vinculado a una importante defraudación de IVA con un procedimiento de alzamiento de bienes, que ocasionó, no solo un relevante perjuicio para la administración tributaria, sino también para los propios trabajadores de la mercantil, que fueron despedidos”.
Este argumento centrara buena parte de la reclamación de los trabajadores, que pudieron comprobar como camiones desvalijaban la empresa trasladando a Zaragoza, grúas acabadas y demás patrimonio el día siguiente a que fueran despedidos los trabajadores, sin indemnización alguna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario