10 abr. 2010

Adiós Senador Bárcenas, deje el cargo que no se lo merece

Soy de los que pienso que una vez celebradas las elecciones políticas y abiertas las urnas su resultado vinculan, al menos en respeto y reconocimiento a los políticos que de ellas salen elegidos – llámenme iluso – pero es la única justificación que encuentro para no tener que combatir en exceso con los sinvergüenzas.
Pero una cosa es una cosa y otra es lo que esta pasando actualmente con el “caso Bárcenas”, un senador, mejor dicho un paracaidista del partido popular, que nos ha tocado en suerte a los cántabros, y que de ninguna manera quiero que me represente ante el senado.

Y meda igual, que solo sea imputado, a falta de ser juzgado, o que de la apertura del caso Gurtel no se haya destapado cosas nuevas de las ya conocidas, que se pague el pleito con sus buenos dineros o que se haya dado de baja del Partido Popular, que no, que de ninguna manera quiero que me represente ante el senado.

Ahora me imagino estarán los del partido, dando vueltas a ver como se oculta entre bambalinas políticas al bueno de Bárcenas, para que su aforamiento se mantenga en el tiempo, no vaya a ser necesario para el futuro inmediato, y me da igual, lo único que quiero es que no me represente, que lo cesen y/o que se vaya a freír espárragos con sus riquezas, seguro que en la lista del senado hay personas que lo van a sustituir sin que tengamos que mirar para otro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario