3 may. 2010

Sigue el esperpento

Una buena reflexion y oportuna, de un buen amigo a quien no le duelen prendas decir las cosas, y mucho mas en este momento de dificultades economicas, por eso mi opinion comentada es hoy la opinion de Jesus Lobato de Blas.

Siempre se ha dicho que entre la inteligencia y la estupidez sólo existe una diferencia: que la inteligencia tiene límites. Sin más.

Acabo de leer en la prensa nacional que “el Senado dará el visto bueno a que se debata la propuesta de 34 senadores nacionalistas para generalizar el uso de las lenguas cooficiales en la Cámara”, y si se aprueba semejante estupidez “el Senado gastará 1’2 millones de euros” para traductores e instalaciones de traducción simultánea” (La Razón, 28-04-10). ¡La madre que les parió!

Y es que el asunto viene de lejos, que ya el 10 de octubre de 1994 denuncié públicamente y por escrito semejante esperpento; ese esperpento que 16 años después desgraciadamente continúa. Decía entonces que apenas repuesto del ataque de risa, pero con la secuela de un dramático estado de profunda postración, escribía sobre el esperpento —ese desatino absurdo— que aquella pandilla de descarados, iguales que los de ahora, acaba de montar —supongo que para íntima satisfacción de su propia estupidez— en el Senado de esta abatida y atónita España.

Plantear la posible modificación de la Cámara alta, con la consiguiente reforma constitucional, reunirse en un foro nacional de concertación territorial, discutir los problemas que a las diversas autonomías preocupan, sin duda alguna, es digno de respeto y entraña, cuando menos, una voluntad que hasta dejaría entrever un poco de esperanza. Pero de ahí a continuar con el esperpento a que me refiero media un abismo.

Abandonar sin más el idioma español —o castellano si se prefiere, aunque sea discutible— y emplear para un entendimiento nacional las lenguas propias de cada comunidad es un absurdo, un verdadero y absurdo desatino, es decir, un esperpento en toda regla. Emplear intérpretes para obtener un entendimiento que puede hacerse de modo directo es proclamar, sin recato alguno, el grado más alto y sublime de una estupidez política, enciclopédica y antológica. Y conste para aviso de malpensados que el uso —el buen y noble uso— de la lengua española no merma ni cuestiona la variedad autonómica que la Constitución consagra. Además estos memos únicamente incluyen el catalán, el gallego, el euskera y el valenciano, orillando el hermoso silbo gomero, utilizado en algunos lugares de nuestras Islas Canarias; que puestos a hacer el mono, tiene que tener su sitio. Otra postura será una imperdonable ofensa a los primeros guanches.

Pero si sus señorías quieren en sucesivas ocasiones reafirmar sus pintorescas pasiones regionalistas —a lo que tienen indudable derecho— que acudan al Senado en traje regional. Que sus excelencias se cubran con barretinas y monteras, que a sus egregias espaldas cuelguen gaitas, chistus y guitarras, que ciñan sus democráticas tripas con polícromos refajos y recios zahones, que calcen, en fin, madreñas, abarcas y botos camperos, pero que —por Dios santo— dejen en paz el único medio que hace posible el directo entendimiento de todos los pueblos de esta España nuestra, arruinada, agotada y atónita. ¡Jesús que tropa!

Y es que el esperpento continúa: ¡que se vayan a la mierda!

1 comentario:

  1. Poner el cuarto párrafo de tu escrito al frente de todo, nos puede solucionar una cuestion que desde el absurdo aparente nos lleve al entendimiento POLÍTICO (con mayusculas).
    Los mismos Senadores que en la cafeteria hablan en Español, son los que despues hablaran en sus idiomas correspondientes en la tribuna ¿Porque? Secillo, porque es un SIMBOLO POLÍTICO de diversidad, que algunos políticos no desean (la diversidad) por eso tengo que "imponer" determinada política.
    Ejemplo: La palabra "matrimonio" aplicada a los homosexuales, posiblemente desde el punto de vista linguistico, histórico y semantico el matrimonio solo se pueda referir a la unión de hombre y mujer, pero POLÍTICAMENTE yo lo quiero llamar matrimonio para significar que la unión de homosexuales es en "todos los conceptos" igual y no equivalente a la unión entre hombre y mujer.
    Cuando la Lengua sea utilizada por "todos" como algo cultural y no como simbolo político, no esistiran absurdos.
    Hace dos dias estuve en Madrid, habia un letrero indicador de la Plaza de Oriente en el que se leia "Plaza de Oriente" dos veces en castellano y otra que supongo que seria Chino. Un rato de risas y a seguir.
    De viajar a Cataluña, Pais Vasco y Andalucia acabo entendiendo los idiomas y aprendiendo, cosa que no pudimos hacer durante 40 años. Ozú quiyo no hagas lucha de tó. Fede

    ResponderEliminar