5 ene. 2011

44.157 personas en paro a Diciembre 2010 en Cantabria

Los datos del desempleo registrado en el INEM, al menos en Cantabria, una vez más han sido muy negativos, hemos cerrado el año con 44.157 parados que suponen la nada despreciable cifra de 1.863 nuevos parados al cierre del año 2010 en comparación con el año anterior, un maldito año de crisis que no ha hecho mas que dejar miles de personas fuera del mercado de trabajo y lo que es peor con muy escasas posibilidades de encontrarlo a corto y medio plazo.

Y mientras estas cifras golpean una y otra vez los hogares de los cantabros, nuestros políticos y gobierno regional no dejan de hablar de las grandes cifras, del déficit, de la deuda, del producto interior bruto, palabras y mas palabras que solo hacen alejarles todavía mas de la triste realidad en que se encuentran muchos de nuestros ciudadanos.

Por desgracia el nuevo año que ahora inauguramos no va a ser mejor que el que ahora finaliza, la creación de empleo estable todavía esta muy lejos de ser una realidad, solo hace falta mirar hacia el interno de las empresas para comprobar el miedo que se tiene a contratar nuevos trabajadores, incluso, en las empresas con cierta estabilidad y que no están padeciendo la crisis con intensidad, se tientan la ropa a la hora de contratar incluso los temporales.

Estamos iniciando el camino de la reforma laboral, la gran reforma que pretendía consolidar en sus puestos de trabajo a los temporales, a la vez que facilitaba la nueva contratación, una vez flexibilizado y abaratado el despido, pues nada de nada, hasta la fecha, lo único que vemos en los sindicatos son cartas de despido, eso si, despido objetivo de esos que sin justificación alguna te pueden echar con la indemnización de veinte días por año.

Una reforma que desde los sindicatos esperábamos pusiera coto a la contratación temporal que en Cantabria en el año 2010 no ha bajado del noventa y dos por ciento (154.453), mientras que los indefinidos se han movido en la ridícula cifra del ocho por ciento (13.051), insignificante y que no ha hecho otra cosa que poner en evidencia la ineficacia de la reforma laboral, al menos hasta la fecha.

Por eso es necesario, diaria imprescindible, que se pongan en marcha nuevas iniciativas de empleo, que los famosos aerogeneradores se comiencen a construir en nuestros talleres, que se despejen todas las incógnitas sobre la construcción de las viviendas sociales de la Remonta, que se proteja a nuestras empresas ante la escasa obra publica, que se tomen medidas entorno al gasto innecesario en la administración, que se actué de verdad sobre el empleo en nuestra región.

No hay comentarios:

Publicar un comentario