30 abr. 2011

Ande yo caliente y ríase la gente


Está bien esto de saber el patrimonio y los sueldos de nuestros representantes políticos, aunque, por lo que vamos conociendo hasta la fecha, sigue siendo un buen negocio dedicarse a la política en Cantabria, nada que ver con los sueldos de cualquier profesional de oficio, profesor digamos de universidad, dependiente, médico o enfermera en valdecilla, o cualquier otra profesión de esas que funcionan por la región, en cualquier caso infinitamente mejor que un parado - con o sin prestación - y por supuesto mejor que un jubilado vamos, mejor que el noventa por ciento de los ciudadanos que mes tras mes tienen que mirar con detalle los gastos, no vaya a ser que se empiece con números rojos el siguiente.

Algunos me llamaran demagógico, otros se empeñaran en decir que lo mejor es tener a los políticos bien pagados y contentos, porque con ello se evitaran las malas tentaciones y/o se dedicaran a ella los mejores, y no los inútiles de siempre, pero lo que no tiene ninguna duda es que el negocio es el negocio y ser político, autonómico, nacional o local entre otros, se ha convertido en un buen oficio, y no miro a nadie especialmente.

No caeré en el error de recordar a los políticos que en tiempo de crisis y en bonanza también, los cántabros según el Consejo Económico y Social tienen de media unas rentas anuales de 9.071 euros/persona, unos 25.000 por hogar de cuatro personas, eso el que tiene trabajo, porque ahora son ya muchos – demasiados - los que están del otro lado, nada mas y nada menos que 47.000 personas en nuestra región.

Por eso, está bien conocer el patrimonio de nuestros representantes políticos, pero da un poco de eso …... cuando les oyes hablar de los problemas - digamos sociales – y de sus soluciones, porque lo primero que le sale a uno, es recordar a Góngora con aquello de “ande yo caliente y ríase la gente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario