27 jul. 2014

Cuando la patronal marca los tiempos a los sindicatos

Lo que faltaba al sindicalismo, que la patronal marcase el ritmo reivindicativo a los sindicatos, porque esta pudiera haber sido la conclusión final de la pretendida huelga general de Torrelavega, si no hubiera sido por la magnifica manifestación con que se cerro una jornada sindical boicoteada por quien siempre ha presumido de ser la punta de lanza del sindicalismo, las comisiones obreras de hoy, nada que ver con las de ayer.

Como es posible que horas después de haber sido convocada una huelga general, en la comarca de mayor impacto de la crisis, por UGT, CCOO y Sindicato Unitario, organizaciones de contrastada representación entre los trabajadores locales, se la haya dado la vuelta a dicha convocatoria, por parte de CCOO.

Que sobraban razones cuando de forma genérica se anunciaba con el slogan de “Por todas y todos. Por tantas razones” a nadie le deberían haber quedado dudas, solo hacia contrastar las cifras de desempleo el 27% y las necesidades extremas de mas de cincuenta por ciento de ellos sin ninguna prestación económica, el cierre de empresas industriales como Sniace, y otras muchas que se niegan a crear puestos de trabajo, por amortización de jubilaciones, miedos al devenir, la multitud de talleres auxiliares que estaban entorno a las grandes empresas, de muy difícil reconversión, situación que fueron desgranando en la convocatoria de la huelga los secretarios generales de los sindicatos convocantes, declaraciones de Maria Jesús Cedrun de UGT que aseguraba que los sindicatos “no podían permanecer impasibles” ante la situación de crisis por la que atraviesa la ciudad, o Carlos Sánchez de CCOO que culpaba nada mas y nada menos que al Gobierno Regional de la “inexistente política industrial o José Maria Gruber que con acierto elevaba la convocatoria “no solo por solidaridad con Sniace, sino como protesta por la situación que afectaba a todos”, entonces ¿que ha pasado para esta marcha atrás?

Miedo al fracaso, creo que no, que algunas federaciones profesionales especialmente las de servicios se hubieran manifestado con sus clásicas prudencias, nada nuevo que no conocieran los convocantes,  coincidencia en el análisis de los datos socioeconómicos con el Gobierno Regional y Cámara de Comercio de Torrelavega, partidos políticos PP y PRC me imagino que tampoco, entonces, solo cabe pensar, que la patronal le ha ganado el pulso a los sindicatos, especialmente a CCOO que con un discurso absurdo de posible fractura social y querer llevar de la mano a los empresarios a la huelga, haya optado por reventarla.

Según me han informado desde el mismo momento que los sindicatos llevaron la convocatoria al registro, parece multiplicaron las llamadas telefónicas y algún que otro cafelito a deshoras, entre CCOO y las  patronales, tanto en el ámbito de la CEOE como con la Cámara de Comercio y Patronal Local, conversaciones que pronto se hicieron extensivas a los otros sindicatos convocantes, que manosearon por exceso y sembraron de dudas la propia convocatoria, cuando lo mas que debería haberse tratado fuera los servicios mínimos y poco mas.

Por lo visto en estas absurdas conversaciones, por hablar se hablo de todo, incluso que las empresas pactaran la franja de apertura y cierre – de  múltiples maneras – de sus establecimientos como si con ello se le estuviera facilitando el éxito a los sindicatos convocantes, y por si fuera poco su presencia – digo yo que ordenada – en la manifestación ciudadana como organización, aunque esto me parece mas una maldad que la voluntad de los patrones torrelaveguenses.

Y a tanto despropósito va mi sindicato, USO y sumándose al PP, PRC y Cámara de Comercio dice que la huelga general es una medida de protesta para quitarse del medio la mala gestión de los convocantes en el asunto de Sniace y se queda tan tranquilo, como si en la Comarca del Besaya y principalmente en su industria no hubiera mas problemas que el asunto Sniace, grave error de planteamiento - hubiera sido mejor estar callado - por que la huelga general estaba convocada por mucho mas que Sniace.

En cualquier caso un paso atrás para el sindicalismo de Cantabria, especialmente para las relaciones entre los mayoritarios, que se quiera o no se van a mirar con mucho recelo, aunque según mi punto de vista, están condenados a superarlo cuanto antes.

Quien se ha destapado, como sindicalista digamos “sui géneris” es el recién estrenado secretario general de CCOO, Carlos Sánchez. Desde luego su antecesor Vicente Arce Oria de ninguna manera se hubiera comportado como lo ha hecho este señor, de arranque de caballo andaluz y frenada de burro manchego, aunque yo soy de los que piensa que tanto desatino no se hace por nada, un precio tiene que tener este compartimiento de CCOO, como siempre el tiempo pondrá a cada uno en su sitio


En cualquier caso una oportunidad perdida para los trabajadores y la acción sindical de Torrelavega, son muchas las necesidades sociales, y este gobierno del partido popular esta mas que comprobado es incapaz de resolverlo, por lo tanto se hace mas que necesaria la protesta social, y si los sindicatos no son el vehículo por el que debe caminar la acción reivindicativa, no tengamos dudas que mas temprano que tarde esta se expresa a su margen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario