5 ene. 2015

No al Protocolo Mordaza

Según me han comentado, el Consejo Regional de USO en Cantabria, aprobó un protocolo de comunicación, que de llevarse a cabo, seguro acabara en los tribunales, su promotor, el  Secretario de Comunicación y Relaciones Institucionales, quien parece, desea controlar la información que genera el sindicato desde su base, para ello ha escrito unos folios, supuestamente cargados de buena voluntad,  que pretenden velar por la pureza, y solidez de la marca USO.
Lo primero que hace este protocolo es cargarse los derechos de las Secciones Sindicales, Federaciones y Uniones, a emitir opinión, incluso a través de sus propias páginas webs sin antes haber sido filtrada por el gabinete de prensa del que es titular. Para ello, obliga a tener un responsable de comunicación, quien a su vez queda supeditado por el gabinete de prensa, al obligarles a no utilizar otros canales que no sean los que el dirigen. No conforme con este procedimiento para prensa radio y televisión, también mete mano a la información  a redes sociales y blogs, en esto da igual que sean secciones sindicales que de los propios afiliados, en todos los casos el protocolo se encarga de recordar que es el gabinete de prensa, quien cuida de la marca USO.
Eso si el Protocolo recuerda que a nivel nacional se va aprobar un Plan Confederal de Comunicación, a cuyo texto se le anexara lo elaborado por su secretaría, no vaya a ser, que no recoja con la nitidez suficiente lo que pretende el protocolo de Cantabria.
Que yo sepa la Federación de Empleados Públicos, ha rechazado este plan de comunicación, argumentando que salvaguardar “la marca”, su eficacia y el buen nombre de la USO, no es competencia exclusiva de la ejecutiva regional, sino del conjunto del sindicato que forman sus afiliados, y organizaciones  además, el artículo 28, - entre otros de los estatutos confederales - establece con claridad las funciones de los órganos, y ninguna de ellas es la de velar por el buen nombre de la marca USO, ni menos filtrar las comunicaciones de las  Secciones Sindicales y Federaciones.
Ni que decir tiene que es la Constitución entre otras normas democráticas, las que consagran los derechos de libertad de expresión, con la limitación lógica, del respeto a los derechos, al honor, a la intimidad, y la propia imagen, derechos que no necesitan de censuras previas a comunicados y notas de prensa que los afiliados al sindicato a través de sus estructuras puedan hacer. Confió que el nuevo Plan Confederal de Comunicación, sea lo suficientemente sensato, para acotar estas iniciativas extemporáneas, que lo único que hacen es provocar tensiones innecesarias.  
 
 

1 comentario:

  1. Un tonto total. Búscate y encuéntrate Antonio. Ten una vejez digna y no hagas más el ridículo.

    ResponderEliminar