20 oct. 2015

Tanto remar para morir en la orilla

Seccion Sindical USO Ayuntamiento de Santander
Nuevos recortes a los empleados públicos del Ayuntamiento de Santander UGT, CSIF Y CCOO junto con la abstención de APL lo hicieron posible, adiós a tres días de Formación online
 
Me vais a perdonar si comienzo haciendo un poco de historia. Todos recordamos los dos infaustos decretos, el 08/2010 del gobierno de Zapatero y el 20/2012 del gobierno de Rajoy, mediante los cuales el gobierno de la nación cercenó los derechos de los empleados públicos. Resumiendo, estos dos decretos se llevaron por delante el 5% de nuestro sueldo de 2010 y lo congelaron del 2011 en adelante, la paga extra de 2012, dos días de vacaciones (que podían ser hasta cuatro dependiendo de la antigüedad de los funcionarios), tres días de asuntos propios (más los adicionales por antigüedad, de nuevo), la jornada reducida de verano, la festividad de Santa Rita y los días de Navidad. A modo de compensación, obtuvimos 51 horas de formación online.
En los últimos días, el Ayuntamiento de Santander, basándose en la recuperación de derechos por parte de los empleados públicos (hasta ahora, la mitad de la paga extra y dos días de asuntos propios), presentó una propuesta de aplicación del RDL 10/2015 (que nos devuelve el último día de asuntos e incluye días adicionales de asuntos y de vacaciones en función de la antigüedad) que incluía la eliminación de las horas de formación.
Recapitulemos:
¿Cómo se obtuvieron esas horas de formación? No por el trabajo individual de un sindicato concreto, sino por la unión y movilización de muchos compañeros en los VIERNES NEGROS. Fue para acabar con las movilizaciones por lo que el ayuntamiento concedió esa compensación, no se trató de una medida de gracia.
Ahora, el ayuntamiento nos quita la mitad de las horas de formación amparándose en los derechos recuperados.
¿Qué nos concede ahora el ayuntamiento? Nada a lo que no estuviera obligado por el R.D. Ley 10/2015. Este decreto establece un total de 6 días de asuntos particulares (más días adicionales en función de la antigüedad), y hasta cuatro días adicionales de vacaciones en función de la antigüedad. El ayuntamiento se limita a cumplir el decreto, y no sólo no nos regala nada, sino que nos lo quita: tres días en horas de formación.
¿Qué teníamos que negociar con el ayuntamiento? El tiempo necesario de servicios prestados para acceder a los días adicionales, exclusivamente. Y en este punto el ayuntamiento no dejó margen a la negociación, amparándose en un informe del servicio de Inspección, Evaluación y Calidad que contaba, según dijo el jefe de este servicio, con el visto bueno del secretario municipal. La eliminación de horas de formación la introdujo el ayuntamiento, y algunos sindicatos siguieron el juego.
¿Quién ha salido perjudicado? Todos los empleados municipales, y especialmente los que tienen menos de dieciocho años de antigüedad, que a pesar de lo que se recupera con este decreto, el próximo año van a tener menos días de permisos y vacaciones que éste. Y no se trata de un puñado de trabajadores, sino del 44 % de la plantilla.
¿Qué opinaban los sindicatos acerca de este tema? Menos de dos semanas antes de la reunión en la que se ha aprobado la propuesta del ayuntamiento, se abordó el tema en una reunión de Mesa general de negociación. En esta reunión, las posturas fueron:
· UGT no estaba de acuerdo con eliminar las 51 horas de formación, alegaba que el RDL 10/2015 no podía suponer un paso atrás en la recuperación de derechos.
· CSIF no aceptaba la pérdida de días de formación, y solicitaba por escrito iniciar negociaciones para recuperar derechos pendientes.
· CCOO consideraba que las 51 horas de formación eran un derecho consolidado.
· APL tenía dudas en torno a la propuesta.
· USO se posicionó en contra de la propuesta, manifestando que la administración sigue teniendo una deuda con los empleados públicos.
¿Qué sucedió en la reunión? Sorprendentemente, UGT, CSIF y CCOO votaron con el ayuntamiento a favor de la propuesta, APL se abstuvo y solamente USO votó en contra. En consecuencia, la propuesta fue aprobada y los empleados del ayuntamiento hemos perdido la mitad de las horas de formación online. Además, la propuesta de USO de que dos de los días adicionales de vacaciones fueran reconocidos desde el primer día de antigüedad fue desestimada a pesar de la documentación que se presentó, que podréis consultar hoy mismo en otro mensaje.
No vamos a entrar en disquisiciones acerca de los motivos de los demás sindicatos para votar a favor de un acuerdo del que reconocían que lesiona los intereses de los trabajadores, lo que no estamos dispuestos a permitir es que además se trate de presentar el acuerdo como una victoria. Las horas de formación se consiguieron gracias al esfuerzo de los compañeros en las movilizaciones, si el ayuntamiento pretendía eliminarlas, lo lógico hubiera sido convocar una asamblea y actuar en función de las decisiones que allí se tomaran. Firmar el acuerdo tal y como lo ha presentado el ayuntamiento sin consultar a los trabajadores es un acto como mínimo de complicidad, y desde luego no es algo de lo que deba sentirse orgulloso ningún sindicalista
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario