23 nov. 2015

La USO es más que Justino Sánchez Gil en Torrelavega

Hace unos días José María Gruber, dirigente del Sindicato Unitario, y asesor de los trabajadores en las negociaciones de Sniace, publico un artículo que analizaba el comportamiento sindical del miembro del comité de empresa y secretario general de USO en la Comarca del Besaya Justino Sánchez Gil, y la posible repercusión jurídica con la decisión del sindicato de instar ante el Tribunal Supremo, la declaración de culpabilidad del Consejo de Administración en el Concurso de Acreedores, decisión que según Gruber “abriría una brecha jurídica en las negociaciones entre el Comité, la Empresa, el propio Tribunal Supremo y especialmente entre los accionistas, y posibles nuevos inversores imprescindibles para el futuro inmediato”.
Esta forma de proceder por parte de USO le hace preguntarse a Gruber  - ¿Qué puede mover a un sindicato a poner, insistentemente, palos en las ruedas en un proceso que pretende que los trabajadores despedidos vuelvan a la plantilla?  - pregunta cargada de intencionalidad que bien merece una reflexión a la luz de las conclusiones que vinculan el comportamiento de Justino al Partido Popular y al ex-presidente regional Ignacio Diego. Palos en las ruedas de un proceso que con muchas dificultades están coincidiendo  “voces autorizadas” en una sola dirección la viabilidad de Sniace apoyadas por “autoridades, administradores concursales, jueces y lo más importante acreedores, que han apostado por la continuidad, aún a costa de soportar importantes sacrificios”, todos excepto el sindicato USO.

Con esta radicalidad en el análisis se vuelve a recordar una y otra vez las diferencias importantísimas que existe en el comité de empresa a la hora de afrontar las soluciones entre la mayoría representado por SU, UGT y CCOO y el sindicato discordante la Unión Sindical Obrera que según Gruber ya ha decidido “tirar la toalla, ante los despidos, para dedicarse únicamente a reivindicar la correspondiente indemnización”

En este afán por justificar la dureza de estas declaraciones, Gruber recuerda que “El gobierno de Ignacio Diego, nunca estuvo por la viabilidad de Sniace, antes bien, por su liquidación, para una vez disuelta  sus activos, al menos los más rentables, ser vendidos, sin deudas, sin plantillas, libres de polvo y paja, a "cualquier inversor afín".

Resulta duro asumir esta denuncia del amigo Gruber y más cuando lo hace sobre una persona dirigente de un sindicato que lleva en su ordenamiento y practica sindical la independencia política como principal seña de identidad.

 Me cuesta asumir que la posición de Justino sea la del sindicato a nivel regional, estarían locos si hubieran perdido como punto referencia el manteniendo de los puestos de trabajo a cambio de un puñado de euros, - que por otra parte al final siempre están garantizados -  y mucho más que tenga algo que ver en la supuesta liquidación y pelotazo urbanístico a futuro.

La USO es una organización que debe quedar al margen del comportamiento coyuntural de Justino y su vinculación al Partido Popular. Durante los años que he sido responsable del sindicato en Cantabria, he tenido la oportunidad de hablar con dirigentes del PP y contrastar opiniones diversas también de Sniace, por lo que puedo coincidir con la denuncia que hace Gruber, pero de ninguna manera vincularla el sindicato.

Creo que la USO tiene todo el derecho a discrepar con el resto de los sindicatos, en las soluciones del grave problema que tiene Sniace, pero la defensa del empleo y con ello la reapertura de las instalaciones debería ser el punto de referencia para la organización sindical, y mucho más cuando esta parece ser la voluntad mayoritaria de los trabajadores reiteradas en las sucesivas asambleas.

2 comentarios:

  1. Saludos. Me interesa tu comentario. Como ves, al principio dejo claro que no generalizo al hablar de USO. Lo hago conscientemente porque, además de que gente de USO que conozco siempre me habéis merecido respeto, como digo en el artículo, al hablar de un colectivo, hay que tener claro que la plurlidad existe, afortunadamente. Pero creo que tampoco se puede personalizar tanto en Justino, cuando, si está ahí, supongo que lo sea porque tiene el respaldo de una parte de USO.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Señor Pi. Creo ver en su exposición mucha mala baba contra su sindicato anterior ( el de ahora ya sabemos que es el SU) pero no se deje llevar por un sindicalista que ha llevado al desastre a muchos trabajadores. Me refiero a Gruber. Un bien pagado que no ha sabido apartarse y en cambio volvio para meter a los trabajadores en esta encerrona. Lo del PP, y ese tipo de acusaciones, son propias de gente sectaria y oportunistas. Se podrá estar de acuerdo o no con la estrategia de USO Sniace pero hay que reconocerlos su valor y también el apoyo de una gran parte de la plantilla despedida.
    Señor Pi, no mezcle su ira por haber sido apartado en su momento de la dirección del sindicato en el que Justino tuvo un papel destacado. No utilice lo de Sniace para ajustar cuentas pasadas. Como le dice Gruber, algún respaldo importante tendrá Justino en el sindicato no?. Un saludo.

    ResponderEliminar