17 ago. 2017

Comunicado para los pescadores de caña en la Fundación Botin


En la casa de don Emilio están para pocas bromas y han empezado con los avisos. Al final la prudencia se convertirá en prohibición.

Según parece en sus alrededores se produce colapso a la hora del aperitivo que junto con el carril bici, y paseantes varios está provocando en los pescadores cierto riesgo a la hora de lanzar sus cañas los turistas se enganchan en los anzuelos y al final alguien se ha ido al agua y claro quién paga es don Emilio y esto no parece gustarles mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario