6 oct. 2009

Por si faltaba algo la Ley de Participación Institucional de Cantabria.

No me digan ustedes que no tiene delito con lo que esta cayendo, que el Gobierno Regional - bueno la Sra. Gorostiaga que se lo ha tomado como compromiso personal - haya tenido que hacer toda una ley de tan pomposo nombre “Ley de Cantabria de Participación Institucional de los Agentes Sociales en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Cantabria” solo para sacar a USO y CSIF del Consejo Económico y Social de Cantabria, y de paso cortar el cuello a las patronales que osen discutir la representación a la CEOE.

Pues si señores, a esa va faena, se van a dedicar los parlamentarios regionales en los próximos meses, dictar una ley que por no tener no tiene ni referentes nacionales, a no ser en alguna que otra comunidad autónoma como la de Extremadura.

Pero claro, cuando me he puesto a leer esta “imprescindible” norma legal, cual ha sido mi sorpresa al descubrir que entre sus inútiles ocho artículos y alguna que otra disposición final, he encontrado un párrafo, de esos que sirven para meter la cuchara, que lo justifica todo y que dice literalmente “en las correspondientes Leyes de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma de Cantabria, se consignara una partida presupuestaria, en forma de subvención nominativa como compensación económica, destinada a las organizaciones empresariales (léase CEOE) y sindicales ( léase UGT y CCOO) con participación institucional de acuerdo a lo previsto en esta norma y en proporción a su representatividad”

Por lo tanto no me extraña tanto empeño en modificar una ley - la que regula el CES - que ha sido perfectamente operativa durante años, por otra mini ley, que solo se justifica por el favor que se hace a “las organizaciones sociales mas representativas”, aunque para ello se tenga que pasar por el ridículo de cambiar la tasa de representación actual que esta en el cinco por ciento, para ponerla en el diez.

Confió que algún diputado regional cuando se debata esta Ley salga al estrado para decir que con esta norma lo único que se consigue es dar pasos atrás en la pluralidad participativa y por ende en la democracia, por favor no hace falta que se argumente lo de los dineros no vaya a ser que se enfaden los sindicatos mayoritarios.

1 comentario:

  1. muy bien Antonio, no permitas que ninguneen a la USO, aunque seamos pequeños tenemos derecho a nuestra cuota de participación.

    ResponderEliminar