27 mar. 2010

Réquiem por la Escuela de Formación Integral para el Empleo de USO

Con cierta tristeza hago este comentario sobre la Escuela de Formación Integral para el Empleo de USO Cantabria, por la que han pasado varios cientos de trabajadores desempleados y en la que aprendieron el oficio de fontanería, calefacción e instaladores de gas, entre otras especialidades, a la vez que ayudo a encontrar empleo a un buen numero de sus alumnos.
Recuerdo muy bien cuando en el año 1996 la pusimos en marcha, gracias en primer lugar al esfuerzo de la confederación que nos adelanto el primer millón de las antiguas pesetas con el que hicimos los primeros pagos, a la Caja de Ahorros que después de mucho batallar nos financio el cien por cien de la escuela y la Unión Regional de Asturias que nos enseño a dar los primeros pasos en esta faceta de la formación profesional vinculada mayoritariamente a los sindicatos.

Han pasado 14 años y según me dicen la escuela ha cerrado sus puertas, creo que el Consejo Regional de Marzo, va a certificar la decisión tomado por la ejecutiva del sindicato, una decisión que liquida uno de los proyectos mas importantes que el sindicato ha llevado a cabo en los últimos años, por lo tanto queramos o no (un paso atrás), nos hemos quedamos sin EFIE, y a la vez sin referencia para la formación profesional, mas allá de pequeños cursos de formación continua.

Hoy no es un día bueno para la USO, hemos cerrado una página de la historia del sindicato clausurando EFIE, y aunque siempre nos quedara lo realizado durante estos catorce años, la formación profesional queramos o no seguirá siendo un apéndice necesario en las actuaciones de los sindicatos y más en estos momentos de crisis y alto desempleo.

24 mar. 2010

Nunca es tarde si la dicha es buena, o no.

Dice el refrán que nunca es tarde si la dicha es buena, pero no es cierto, y mucho menos cuando la tardanza ha sido una de las causas por las que veintidós trabajadores fijos – primero lo fueron varios cientos de eventuales y autónomos - se encuentra despedidos de la empresa constructora Cenavi.

Si, me estoy refiriendo al Concurso de Acreedores que motivaron el ERE por el que estos trabajadores se vieron en la obligación de recoger una mísera indemnización de 27 días por año de servicio - del cual buena parte fue abonada por el Fogasa – debido entre otras causas por la falta de liquidez y acuerdos económicos en las permutas de los terrenos donde se ubica el parque de bomberos, autobuses y talleres municipales, que ha su vez iban a servir para las nuevas obras de Peñacastillo y Ojaiz.

Y ahora resulta que después de un retraso sustancial de dos años y medio, el Ayuntamiento de Santander anuncia la gran solución “pagar 12,9 millones de euros” para unas obras valoradas inicialmente por bastante menos, y con ello reanudar las obras, eso si sin obreros – al menos de Cenavi – con quienes hacerlas. No me digan que la cosa no tiene su gracia sino fuera porque los trabajadores actualmente se encuentran en el paro, lamiéndose unas heridas que de haberse resuelto este tema en su momento, sin duda hubieran sido muy otras.

Desconozco los detalles concretos del acuerdo por el que se reanudan las obras y su financiación, pero lo que si conozco fueron los argumentos que Cenavi (yo estuve en la negociación) esgrimió como justificación para liquidar su plantilla en febrero del dos mil nueve, argumentos que pesaron sobre el animo de la intervención judicial a la hora de presentar el ERE.

Como siempre el mas débil es el que paga el pato de todo, y en este caso perdiendo el trabajo y su indemnización, en muchos casos de importancia dada la antigüedad, así que ahora si la Empresa y el Ayuntamiento de Santander, serian como se tiene que ser, resarcirían a los trabajadores con algún que otro complemento económico, cubriendo así una parte del despido, pero no será el caso.

17 mar. 2010

Entre todos la mataron y ella sola se murió

Me puede explicar alguien que necesidad tenia la coalición de gobierno PRC-PSOE de volver a llevar al Parlamento de Cantabria el famoso “Acuerdo social y político por una política económica para el empleo” después del debate de hace unos días en el que la Vicepresidente del Gobierno Regional la Sra. Gorostiaga y el portavoz de turno Sr. Van del Eynde del Partido Popular ya dejaron claro y muy claro lo que pensaban del acuerdo.

Pues se lo voy a decir yo, al menos mi humilde opinión, para amedrentar al PP, para que dieran marcha atrás, para que sintieran el miedo escénico a los sindicatos UGT - CCOO y la patronal CEOE, como así ha sido, para lograr al menos la abstención al acuerdo, una abstención sobre un documento que no había cambiado, ni una letra en lo que hasta ayer era una chapuza - la cuenta de la vieja – y ello por mas que lo hayan intentado suavizarlo con el argumento de haber sido entregado al parlamento, prácticamente ya cocinado.

Solo hace falta ver la proposición de ley que presento la coalición y el intento de enmienda desesperada de la oposición, para contemplar una floritura parlamentaria, con la que ambas partes han pretendido recuperar “cierto consenso” con el que pudieran lavarse la cara los partidos políticos.

Y mientras tanto los sindicatos y la patronal, sin saber muy bien a quien criticar, si a la Sra. Gorostiaga por haberse aprovechado del acuerdo para hacer política, o a la oposición por tener semejante osadía a la hora de valorar el mismo, “que tanto esfuerzo les costo a la hora de arrancárselo al gobierno regional”, por decir algo - vamos todo un paripe - que se ha desinflado y con ello buena parte de la línea argumental de la concertación regional del año 2010, y con la que tenia asegurada la vicepresidenta, argumentos políticos en este momento de crisis.

Una pena, entre todos la mataron y ella sola se murió, esta bien puede ser la conclusión final de una propuesta de supuesta concertación regional que nació viciada de arrogancia y que va camino de quedarse en papel mojado.

16 mar. 2010

Respuesta al articulo de Martín Ferrand “La Dictadura del Funcionariado”.


Me envía de este escrito, respuesta a un articulo sobre los funcionarios que por su interés incorporo al blog, muchas gracias Fede.

Sr. Martín Ferrand son muchos ya los comentarios despectivos y miserables que se están lanzando contra los funcionarios, esa casta, como usted los llama de la que yo formo parte. Pero es precisamente su artículo de opinión, por venir de quien viene, todo un profesional del periodismo, al que yo, sinceramente creía, objetivo y sensato, el que me ha encendido sobremanera y no quiero pasar por alto mi oportunidad de respuesta porque no ha podido ser más subjetivo, más insensato y sobre todo, más erróneo en sus planteamientos contra nuestra “casta”.

En primer lugar, ni yo ni ninguno de los muchos compañeros a los que trato nos sentimos ni tenemos porqué sentirnos servidores de nadie, y mucho menos queremos ser servidos. Le aclaro que en mi declaración a Hacienda no consta que sea servidora de nadie, sino una empleada por cuenta ajena; en este caso, mi empresa es la Junta de Andalucía, a la que accedí por cierto tras unas duras oposiciones y que tras, 25 años de servicio como Administrativa (es decir 8 trienios), teniendo un complemento de exclusividad que me obliga a trabajar, como mínimo, 110 horas más al año que al personal que no lo tiene y gestionando un Negociado, cobro 1.500 €, de los cuales usted se cree muy dueño de rebajar un 20%.

Comenta que por la crisis es el funcionariado el que tiene que ver disminuidos sus ingresos, ¿por qué?, ¿es que en épocas de “vacas gordas” el Gobierno hace conmigo reparto de beneficios? ¿Está usted quizás dispuesto a darme algo de sus ingresos cuando éstos sobrepasen lo que habitualmente cobra? ¿Está dispuesto acaso a hacerlo algún profesional “libre” de este país?

Le pongo un ejemplo muy concreto. Un vecino de mi bloque, trabajador de la construcción, tan discreto en ingresos como yo hasta el “boom” urbanístico, ha podido invertir y comprar 2 pisos más en Sevilla capital. Es cierto, ahora está en paro y yo y toda mi casta hemos contribuido a que pueda cobrar el subsidio de desempleo, porcentaje que pagamos todos los meses aunque a nosotros no nos haga falta, pues jamás lo cobraremos. Además, usted pretende rebajar mi sueldo un 20% para “repartir”con él y muchos como él que ahora no les va bien. ¿Hablaría usted para que me cediera uno de sus pisos y así dejar la hipoteca del único pisito que poseo y que me está quitando el sueño? Los dos creemos que él no estaría dispuesto, ¿verdad?.Pues yo tampoco a darle un 20% de mi sueldo.

Habla también de que pretendemos vivir sin la incertidumbre que acompaña a otros ciudadanos. Pues sí, Sr. Martín, de eso se trata, aspirar a ser funcionarios es aspirar a poco materialmente en la vida, nunca seremos ricos, pero aspiramos a la estabilidad en el empleo, recurso al que puede aspirar cualquier persona, usted también, aprobando unas oposiciones. Por tanto, si yo he aspirado a “ganar poco y vivir tranquila” es un derecho adquirido y no, no me he adueñado de nada ni considero mi puesto hereditario. Mis hijos se lo tendrán que currar y posiblemente más que los suyos, por venir de una familia más humilde o sencilla como quiera llamarlo. Y es en este punto donde más me enciendo, ¿con qué derecho se cree a proclamar a los cuatro vientos que mis dos hijos (estoy separada) tengan que vivir con un 20% menos de lo que viven?

Ah y yo declaro hasta el último céntimo que gano (y todos sabemos que eso no es así en todas las profesiones, que hay mucha “economía sumergida”), por lo tanto no intente “calentarle” el ánimo a nadie con el hecho de que son los ciudadanos con sus impuestos los que me retribuyen , nosotros también contribuimos y mucho a las arcas del Estado. Y una cosa más, considero el trabajo de esta casta mucho más importante para el país que el de su profesión, por ejemplo. Si no escribe un día un artículo no pasa absolutamente nada, pero si mis compañeros de la Sanidad, la Enseñanza, los Cuerpos de Seguridad… no acudieran a su trabajo…

En fin Sr. Martín piense mas lo que escribe antes de hacerlo.

15 mar. 2010

Los trabajadores contratados exclusivamente para sábados domingos y festivos tienen derecho a cobrar todos los pluses establecidos en convenio para el


El Tribunal Supremo en reciente sentencia ha reconocido que vulnera el principio de igualdad el artículo de un convenio que excluye el abono de complemento por trabajar en sábados domingos y festivos, a quienes han sido contratados exclusivamente para trabajar estos días.

Sólo sería aceptable la exclusión de cobrar los pluses, si efectivamente el trabajo exclusivo en días no laborables tuviese en el régimen del convenio unas condiciones que compensase de forma suficiente su carácter más gravoso.

Razona el TS que es apreciable la existencia de un término de comparación y de una identidad de supuestos, pues el trabajador contratado para prestar servicios exclusivamente los sábados, domingos y festivos, sólo se distingue del que ocasionalmente realiza turnos esos días en que su dedicación es la propia del contrato a tiempo parcial y dentro de éste la carga que supone el trabajar en esos días no laborables se produce con mayor intensidad. Dentro de este esquema no puede entenderse justificada la exclusión del complemento correspondiente cuando esa exclusión no va acompañada de un régimen en de retribución alternativo que permita compensar el mayor gravamen que supone la dedicación permanente al trabajo en esos días.

La presente Sentencia es de enorme utilidad para aquellos sectores o empresas que tienen contratado personal específico para turno de fin de semana, como esta bastante generalizado en el sector de la limpieza, comercio, contact-center (telemarketin) sector servicios y administraciones públicas.

8 mar. 2010

Que se lleve la marea, la mentira

Tiene bemoles la cosa, ya no se puede ni comprar coche para mejorar un poco, o si me apuran para aprovecharse de los descuentos de la crisis, porque va el ayuntamiento te mete mano, y te deja el bolsillo temblando, vamos, que no hay forma de tener una alegría completa en este tempo que corre.

Resulta que he recibido un aviso de pago para que me pase por caja, para abonar el “Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica” y me he quedado de piedra, cuando me anuncian que tengo que pagar por el nuevo coche 140 euros, más del doble de lo que pague el año pasado.

Y claro me he apurado a preguntar a mi amigo Chema – que de esto sabe mucho – el porqué de esta burrada, cuando el Ayuntamiento de Santander se ha hartado de decir a bombo y platillo que los impuestos no iban a subir sustancialmente, y en el peor de los casos serian subidas testimoniales, y saben ustedes que me ha dicho “los caballos, es por los caballos, y la contaminación, seguro que ahora tienes más potencia, por eso la subida”.

Y con ese argumento me convenció, pero que va, lo que yo he comprado es un utilitario, vamos un opel astra, el mismo opel astra que he dado de baja, - ecológico y subvencionado - pero trece años más tarde. Así que lo que hecho ha sido contrastar los recibos, el del año pasado por el que pague 66,20 euros por mis 11,69 CV, y el de este año por el que religiosamente voy a pagar 139,20 euros correspondientes a 12,01 CV, vamos 1 CV mas de esos que ganan carreras, de pura sangre, porque, al precio – 73 euros - que me lo han puesto, pura sangre es poco.

Y yo precisamente no soy, de los que me quejo de los impuestos, tengo muy poco de liberal, soy de los convencidos que el ayuntamiento y otras administraciones, deben recaudar impuestos, para con ello ofrecernos mejores servicios, y prestaciones sociales cuando fuera el caso, pero esto es una cosa y otra muy distinta es que me tomen el pelo.

7 mar. 2010

Socialdemocracia, fin de ciclo


Las ideas también mueren. El cementerio de los partidos políticos rebosa de tumbas en donde yacen los restos de organizaciones que otrora desataron pasiones, movieron a multitudes y hoy son pasto del olvido. ¿Quién se acuerda en Europa, por ejemplo, del Radicalismo? Una de las fuerzas políticas (de centro-izquierda) más importantes de la segunda mitad del siglo XIX, que los vientos de la historia se llevaron... ¿Qué fue del Anarquismo? ¿O del Comunismo estaliniano? ¿Qué se hicieron aquellos formidables movimientos populares capaces de movilizar a millones de campesinos y obreros? ¿Qué fueron sino devaneos?

Por sus propios abandonos, abjuraciones y renuncias, a la socialdemocracia europea le toca hoy verse arrastrada hacia el sepulcro... Su ciclo de vida parece acabarse. Y lo más incomprensible es que semejante perspectiva se produce en el momento en que el capitalismo ultraliberal atraviesa uno de sus peores momentos.
¿Por qué la socialdemocracia se muere, cuando el ultraliberalismo se halla en plena crisis? Sin duda porque, frente a tantas urgencias sociales, no ha sabido generar entusiasmo popular. Navega a tientas, sin brújula y sin teoría; da la impresión de estar averiada, con un aparato dirigente enclenque, sin organización ni ideario, sin doctrina ni orientación... Y sobre todo sin identidad: era una organización que debía hacer la revolución, y ha renegado de ese empeño; era un partido obrero, y hoy lo es de las clases medias urbanas acomodadas.

Las recientes elecciones han demostrado que la socialdemocracia europea ya no sabe dirigirse a los millones de electores víctimas de las brutalidades del mundo postindustrial engendrado por la globalización. Esas multitudes de obreros desechables, de neo-pobres de los suburbios, de mileuristas , de excluidos, de jubilados en plena edad activa, de jóvenes precarizados , de familias de clase media amenazadas por la miseria. Capas populares damnificadas por el shock neoliberal... Y para las cuales, la socialdemocracia no parece disponer de discurso ni de remedios.

Los resultados de las elecciones europeas de junio de 2009 demostraron su descalabro actual. La mayoría de los partidos de esa familia en el poder retrocedieron. Y los partidos en la oposición también recularon, particularmente en Francia y en Finlandia. No supieron convencer de su capacidad para responder a los desafíos económicos y sociales planteados por el desastre del capitalismo financiero. Si faltaba un indicio para demostrar que los socialistas europeos son incapaces de proponer una política diferente de la que domina en el seno de la Unión Europea, esa prueba la dieron Gordon Brown y José Luis Rodríguez Zapatero cuando apoyaron la bochornosa elección a la Presidencia de la Comisión Europea del ultraliberal José Manuel Duraõ Barroso, el cuarto hombre de la Cumbre de las Azores...

En 2002, los socialdemócratas gobernaban en quince países de la Unión Europea. Hoy, a pesar de que la crisis financiera ha demostrado el impasse moral, social y ecológico del ultraliberalismo, ya sólo gobiernan en cinco Estados (España, Grecia, Hungría, Portugal y Reino Unido). No han sabido sacar provecho del descalabro neoliberal. Y los Gobiernos de tres de esos países -España, Grecia y Portugal, atacados por los mercados financieros y afectados por la "crisis de la deuda"- se hundirán en un descrédito e impopularidad aún mayores cuando empiecen a aplicar, con mano de hierro, los programas de austeridad y las políticas antipopulares exigidas por la lógica de la Unión Europea y sus principales cancerberos.

Repudiar sus propios fundamentos se ha vuelto habitual. Hace tiempo que la socialdemocracia europea decidió alentar las privatizaciones, estimular la reducción de los presupuestos del Estado a costa de los ciudadanos, tolerar las desigualdades, promover la prolongación de la edad de jubilación, practicar el desmantelamiento del sector público, a la vez que espoleaba las concentraciones y las fusiones de mega-empresas y que mimaba a los bancos. Lleva años aceptando, sin gran remordimiento, convertirse al social-liberalismo. Ha dejado de considerar como prioritarios algunos de los objetivos que formaban parte de su ADN ideológico. Por ejemplo: el pleno empleo, la defensa de las ventajas sociales adquiridas, el desarrollo de los servicios públicos o la erradicación de la miseria.

A finales del siglo XIX y hasta los años 1930, cada vez que el capitalismo dio un salto transformador, los socialdemócratas, casi siempre apoyados por las izquierdas y los sindicatos, aportaron respuestas originales y progresistas: sufragio universal, enseñanza gratuita para todos, derecho a un empleo, seguridad social, nacionalizaciones, Estado social, Estado de Bienestar... Esa imaginación política parece hoy agotada. La socialdemocracia europea carece de nueva utopía social. En la mente de muchos de sus electores, hasta en los más modestos, el consumismo triunfa, así como el deseo de enriquecerse, de divertirse, de zambullirse en las abundancias, de ser feliz sin mala conciencia... Frente a ese hedonismo dominante, machacado en permanencia por la publicidad y los medios masivos de manipulación, los dirigentes socialdemócratas ya no se atreven a ir a contracorriente. Llegan incluso a convencerse de que no son los capitalistas los que se enriquecen con el esfuerzo de los proletarios, sino los pobres quienes se aprovechan de los impuestos pagados por los ricos... Piensan, como lo afirma el filósofo italiano Raffaele Simone, que "el socialismo sólo es posible cuando la desgracia sobrepasa en exceso a la dicha, cuando el sufrimiento rebasa con mucho el placer, y cuando el caos triunfa sobre las estructuras" .

Por eso quizá, y en contraste, está renaciendo hoy con tanta pujanza y tanta creatividad, un nuevo socialismo del siglo XXI en algunos países de América del Sur (Bolivia, Ecuador, Venezuela). Mientras en Europa, a la socialdemocracia le llega su fin de ciclo.


Monde Diplomatic
Ignacio Ramonet

3 mar. 2010

Recordando a Irena Sendler

Muchas gracias Fede por el correo que me mandas recordando a Irena Sendler, y totalmente de acuerdo contigo en la cita de que el “premio no se lo lleva siempre el que mas lo merece”. Seguro que Al Gore y Obama tienen meritos para el Nóbel de la Paz, pero también tienen tiempo suficiente para el reconocimiento social, lastima que Irena no lo haya tenido.
Durante la 2ª Guerra Mundial, Irena consiguió un permiso para trabajar en el Ghetto de Varsovia como especialista de alcantarillado y tuberías.
Pero sus planes iban más allá... Sabía cuales eran los planes de los nazis para los judíos (siendo alemana) Irena sacaba niños escondidos en el fondo de su caja de herramientas y llevaba un saco de arpillera en la parte de atrás de su camioneta (para niños de mayor tamaño). También llevaba en la parte de atrás un perro al que entrenó para ladrar a los soldados nazis cuando salía y entraba del Ghetto. Por supuesto, los soldados no querían tener nada que ver con el perro y los ladridos ocultaban los ruidos de los niños.

Mientras estuvo haciendo esto consiguió sacar de allí y salvar 2500 niños Los nazis la cogieron y le rompieron ambas piernas, los brazos y la pegaron brutalmente Irena mantenía un registro de los nombres de todos los niños que sacó y lo guardaba en un tarro de cristal enterrado bajo un árbol en su jardín. Después de la guerra, intentó localizar a los padres que pudieran haber sobrevivido y reunir a la familia. La mayoría habían sido llevados a la cámara de gas. Aquellos niños a los que ayudó encontraron casas de acogida o fueron adoptados.

El año que Irena fue propuesta para recibir el Premio Nóbel de la Paz... Se lo llevó Al Gore, por unas diapositivas sobre el Calentamiento Global