9 oct. 2010

El Defensor del Pueblo de Cantabria

La argumentación en que se apoya el presidente del Partido Popular de Cantabria, para justificar su falta de apoyo a la creación del defensor del pueblo, se me antoja oportunista y un pelín demagógica, sobremanera, cuando dice que su constitución es para colocar “un amigo”.

Porque ya me dirán ustedes que tiene que ver el cumplimiento democrático de una de las normas legales de nuestro estatuto de autonomía – artículo 16 del Estatuto - con la amistad o no, de la persona electa con el gobierno regional.

El Parlamento de Cantabria, ya ha puesto remedio a esta posibilidad, declarando necesario para su nombramiento los tres quintos de los diputados de la cámara, y con ello salvaguardar esta figura democrática del capricho del gobierno que le toque en suerte.

Ami me parece que esta posición política de los populares, se basa en un interés partidista con el fin de retrasar y retrasar su constitución, hasta que sean ellos los que gobiernen y puedan – siguiendo su argumentación - meter a “su amigo” haciendo la cacicada que ahora denuncian y si no, porque esta forma de argumentar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario