19 ene. 2013

La Gala de la Zarzuela


Me había dicho mi amigo Ángel Higuera que el coro del Palacio de Festivales (Coro Lirico de Cantabria) cada vez sonaba mejor, que sus voces estaban mas acompasadas y de mejor calidad, incluso para la opera y no le faltaba razón.

Ayer estuve en la “Gala de la Zarzuela” del Palacio de Festivales y salí maravillado - incluso un poco emocionado - por el sonido armonioso de unas voces capaces de envolver a un auditorio totalmente entregado desde el minuto uno, que gozo, no solo con la armonía de las diversas canciones, sino con los pequeños gestos corporales con los que se provocaron las mujeres y hombres del coro mientras se entonaban en el Dúo de la Africana el coro de los murmuradores, o en la ronda de enamorados de la zarzuela La del Soto del Parral.

Y si el coro deleito la tarde noche, cuando sonó la Habanera, aquella que dice “canta y no llores corazón” el teatro se vino abajo, la soprano Ana Otxoa Pando acompañada de una de las componentes del coro - que hizo de contra voz - nos enterneció a todos, nos puso la carne de gallina con la hermosa habanera  de Manuel Penella que tiempo atrás se podía oír en la ronda de Santander.

Magnifica tarde de zarzuela que tuvo su broche de oro con la voz del tenor Alejandro González del Cerro quien en todas sus interpretaciones logro arrancar del publico los bravos y aplausos interminables, un joven santanderino a quien según mi humilde opinión le esperan grandes éxitos.

Una tarde de zarzuela que con sus respectivos bises nos hizo recordar una vez mas, que el Genero Chico la zarzuela la nuestra, nada tiene que envidiar a la grande la Opera, la zarzuela que acompasada con nuestra magnifica pianista Elena Ramos, nos hizo pasar una gran tarde noche, por cierto, el Coro Lirico de Cantabria esta mas que preparado para interpretar también en escena la zarzuela, haber si alguien ayuda a este coro seguro que nos dará importantes reconocimientos también para Cantabria.

Gracias y adelante amigos lo hacéis muy bien

No hay comentarios:

Publicar un comentario