12 feb. 2013

Un año de desregulación laboral


Jose Luis Fernández Santillana, Secretario de Relaciones Institucionales y Comunicación de la USO ha dicho, con motivo del aniversario de la reforma laboral, que “lejos de dar seguridad en el empleo, y evitar su destrucción, ha conseguido solo en el 2012 destruir 850.500 empleos a nivel nacional.  

Y que razón tiene, en mi condición de mediador del Organismo de Resolución Extrajudicial de Conflictos Laborales de Cantabria, puedo comentar que en la región, el año pasado del total de expedientes en los que participe (386) el 36% fueron despidos principalmente de pequeñas y medianas empresas, una sangría que en el año 2010 afecto al 23% y en el 2011 al 25%, una tasa que va en aumento de forma importante.

La causa mayoritaria de los despidos, es la económica, y en muchos casos esta mas que justificada, pero en otros la línea argumental de la empresa (crisis) es mas que dudosa aunque para la defensa del trabajador, la reforma le ha dejado en completo desamparo.       

Por eso los sindicatos son extremadamente contundentes a la hora de rechazarla, ha pasado un año y su eficacia es mas que dudosa, por supuesto a corto y medio plazo negativa, y a largo con una supuesta reactivación económica y salida de la crisis, una losa brutal que ha provocado recortes de derechos laborales y sindicales de difícil recuperación.

La reforma laboral se hizo por imposición, con la opinión contraria de muchos partidos políticos, sindicatos y movimiento social. Al gobierno del Partido Popular solo le hizo falta la mayoría parlamentaria para llevarla a cabo, no escucho ni tan siquiera facilito los posibles acuerdos entre los agentes sociales, se trataba de meter mano en la norma laboral y reformarla pensando únicamente en la economía y los empresarios.

Ahora lo que toca es valorar la inutilidad de la reforma para el empleo, y recordarle una vez más al Gobierno, como hace Fernández Santillana en nombre de la USO que “debe cambiar de rumbo y frenar la austeridad a cualquier precio, que ajustar la fiscalidad es cosa a mas largo plazo, que es momento de conjugar el objetivo de déficit público, con las inversiones productivas” y que es momento de obligar a las entidades bancarias a caminar por la senda del crédito, ahora que han recuperado su capacidad económica gracias a todos los ciudadanos, aunque con la que esta cayendo tengo serias dudas de que sea esto lo que mas les preocupe en este momento.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario