22 jun. 2013

Cofares, sanciona que algo queda

Una vez mas se le va la mano a los responsables del Área de Personal de COFARES, una vez mas, ponen el despido disciplinario - en este caso a un representante sindical – amparándose en grabaciones de video que interpreta a su antojo, y  agreden al compañero a la vez que lanzan un mensaje de acoso y derribo al resto de trabajadores, porque en el fondo lo que se ha hecho con el compañero Carlos es convertirlo en cabeza de turco del miedo que genera la video vigilancia en la empresa.

Pero una cosa es lo que pretende, la empresa y otra muy diferente lo que el juzgado de lo social le ha dicho a través de la sentencia; la improcedencia del despido y lo excesivamente tortuoso de la línea argumental del video, por el que se le acusa de haber “transgredido la buena fe contractual, y el abuso de confianza en el desempeño de las funciones”, acusaciones que deberían estar fuera de toda duda después de los años que lleva trabajando en la empresa, y que de ninguna manera, merecieron que se reventara su taquilla para ver si con ello pudieran justificar la metedura de pata
.
 Produce risa – si no fuera por el mal trago que esta pasando Carlos – leer como se narra la supuesta manipulación, (de no se sabe que, en el que “estira el brazo derecho cogiendo un producto de la estantería, mientras que acerca la papelera hasta una columna y se sube los pantalones con la mano”) movimientos en los que el departamento de personal visualiza un delito, y que para el juez no constituyen justificación de despido alguno, por muy aparatosa que parezca la lista de movimientos.


 Los amigos de USO se han sentido especialmente agraviados por lo que se ha hecho con el compañero Carlos, y han iniciado una campaña informativa entre los trabajadores, para en primer lugar denunciar esta situación y hacer una llamada generalizada a los trabajadores para que no permitan situaciones como esta y/o otras parecidas, para que denuncien ante el Comité de Empresa y los sindicatos todo tipo de sanciones y amonestaciones que reciban, y por supuesto reprobar al Departamento de Personal para que no acuse a nadie de delito alguno sin las pruebas demostradas y comprobadas ante los representantes sindicales.     

No hay comentarios:

Publicar un comentario