27 ago. 2013

El sindicalismo es necesario



Cuando empezó este asunto de los Eres andaluces y con ello la implicación de dirigentes de la UGT, hice una nota en mi blog anunciando la poca vergüenza de estos personajes, que abrían manipulado recursos públicos en su beneficio. Un sindicalista - en este caso de CCOO – me llamo la atención por hacerlo sin la comprobación fehaciente de tales acusaciones, por mi parte le dije que el tiempo me daría la razón, a la vez que lamentaba el aprovechamiento que de tal situación hacia la derecha política y mediática metiendo a todos los sindicatos y sindicalistas en el mismo saco.

Han pasado los días y se ha convertido  en un clamor que la UGT andaluza ha venido utilizando los recursos económicos del gobierno regional para su financiación. Lo ultimo para comer y beber  en fiestas privadas en la feria de abril de Sevilla del año 2010 - y algún que otro que ira saliendo - en juerga flamenca, tapando tanta desfachatez con iniciativas de negociación colectiva.

El diario el mundo, nos esta contando que 12.716,23 euros fue el saldo de la fiesta y lo cuenta con todo lujo de detalles porque según parece dispone de las facturas y comunicaciones internas que justifican tanta suciedad.

Ahora el presidente Griñan se marcha del cargo y piensa que con ello va a resolver el grave problema de los eres, la financiación de UGT y las buenas mordidas de los que se abran lucrado personalmente políticos, sindicalistas, comisionistas, etc., pero va a ser que no señor Griñan, mucho me temo que como otros va a tener que declarar ante el juez, para que se pueda saber la verdad, y depurar las responsabilidades de todos y de cada uno, y confío que tengan nombre y apellidos para que vayan a la cárcel y devuelvan lo robado y defraudado, para que inmediatamente los que se aprovecharon de esa situación desprestigiando a los sindicatos y sindicalistas dejen de hacerlo, porque son muchos los sindicalista que están comprometidos con los trabajadores totalmente honrados y sin ninguna duda necesarios para la defensa de sus intereses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario