12 may. 2016

Intervención de José Ramón Blanco Diputado de Podemos ante la Comisión de Economía Hacienda y Empleo


Señor consejero la última vez que usted y yo hemos debatido en Cantabria había 48.600 personas en situación de desempleo, según la EPA. Hoy tenemos en Cantabria a 51.800 personas que buscan trabajo y no lo encuentran. En diciembre usted no comprendió nada de lo que le dije, vamos a ver si hoy consigo que me entienda y haga de una vez algo más que quejarse de cómo están las cosas.

Usted es el Consejero de Economía, Hacienda y Empleo. Usted es el responsable directo de que ahora mismo estemos peor que hace un año en Cantabria. No acuda a la herencia recibida que, si bien fue mala, ahora mismo es una excusa de mal gestor. No ha implementado ni un solo cambio significativo sobre las políticas que aplicaba el PP, lo suyo no es herencia sino incapacidad o falta de voluntad por cambiar las cosas. Pero no se preocupe, ya estamos nosotros aquí para recordarle lo que prometió y debe hacer.

En Diciembre si recuerda en el debate de presupuestos le dije que los ingresos previstos para este año 2016 no eran creíbles, le dije que usted no estaba diciendo la verdad ni a esta cámara ni a los ciudadanos, le plantee dudas sobre unos ingresos previstos y usted nunca lo explicó en público, y si en privado fue cuando me dijo un día tenemos que quedar y te lo comento, dicho día aún no ha llegado. Y espero que no llegue. Lo que quiero son explicaciones públicas, en comisión o en pleno. La ciudadanía cántabra se merece una explicación sobre por qué usted presupuestó algo que sabía no iba a cumplirse. Y no es que lo diga yo, que también, sino que es la AIREF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) quien dice que Cantabria no cumplirá y es FEDEA quien indica que las cifras de ingresos se han inflado premeditadamente. Algo fácil de contrastar al no cumplirse ni de cerca las previsiones de ingresos. Algo de lo que usted es responsable directo.

Sabiendo ahora la verdad, sus datos macroeconómicos y los de déficit son juegos malabares que hizo en los presupuestos su consejería sabiendo que se mentía. Enhorabuena señor Sota, ya puede usted decir que es el consejero de Economía que ha llevado a Cantabria al record de endeudamiento público. Añada a sus méritos el habernos hecho pasar en un año de una, ya de por sí mala décima posición, a la última posición de crecimiento del PIB entre las Comunidades Autónomas españolas. Consulte los datos de AIREF para ver que así es.

Señor consejero de economía, a pesar de las sospechas que teníamos de que los ingresos no iban a cumplirse, desde mi grupo parlamentario entendimos que teníamos que dar un margen de confianza y que íbamos a tener “fe” en usted a pesar de las dudas que le planteábamos y que si nos estaba engañando le íbamos a exigir responsabilidades políticas, y fue en ese momento cuando usted califico nuestra postura como “Impresentable”. Voy a serle muy claro, lo “impresentable” es su gestión. Una gestión que podríamos comparar a la de la banda musical del Titanic, usted se limita a tocar la música mientras el barco se hunde. 

No hace nada por evitar el hundimiento y lo que sí nos hace es perder un tiempo precioso. Pérdida de tiempo que se traduce en el sufrimiento de la gente. Sufrimiento que usted, con su buen sueldo, no percibe ni quiere. Abandone su indolencia y haga algo, cumpla su programa o reconózcase como incapaz para ello y váyase a casa.

Para agravar la situación, la Comisión Europea en su revisión semestral dice que España tendrá que hacer mayores ajustes en los próximos meses, recortes que nuevamente serán un ataque directo a los presupuestos autonómicos.

Como hemos sabido el déficit en Cantabria para este año quedara por encima del 1% de lo que se nos exige. Recientemente hemos sabido que el Ministerio de Hacienda nos concede 0,4 puntos sobre el PIB más de déficit, llegando hasta el 0,7% del PIB. Estaríamos hablando de que nos han concedido un aumento/margen de 50 millones más de euros. Y pese a ello habrá incumplimiento.

Usted señor consejero sabía que íbamos a incumplir el déficit con los presupuestos, lo sabía incluso antes de realizarles ya que en el Plan Económico y Financiero lo dice y dicho Plan fue enviado en Octubre, por lo tanto cuando usted compareció en el hemiciclo en diciembre mintió a los representantes de los ciudadanos. Mintió sin ningún tipo de vergüenza al pueblo cántabro.

Durante la campaña de los presupuestos el equipo económico de Podemos Cantabria y el de su consejería estuvimos reunidos y preparando los nuevos tramos y porcentajes del IRPF, propuesta que como vimos durante esas semanas al partido socialista le costó asumir y que solo se asumió porque era una condición para aprobar los presupuestos. Le recuerdo que se negaron a tocar de forma progresiva cualquier otro impuesto, permitiendo que se consolidasen las reformas regresivas y de recortes del PP e incumpliendo el programa del PSOE. Algo a lo que ya nos tienen tristemente acostumbrados, para ustedes el programa no es sino una forma de engañar a los ciudadanos. No dudan en tirar a la basura su programa una vez pasan las elecciones y tocan el poder.

Señor consejero si en Cantabria no tenemos suficiente dinero para iniciar las reformas necesarias para sacar a nuestra tierra del agujero que anteriores gobiernos nos han metido, se debe a la falta de valentía y voluntad política que usted nos está demostrando. Carece usted de compromiso con la ciudadanía cántabra. La falta de medidas y reformas lo demuestran. Es urgente que cuanto antes tome decisiones importantes en materia fiscal. En
Cantabria necesitamos realizar ya una completa reforma fiscal de los impuestos en los que tenemos competencias autonómicas. Una reforma en la línea progresiva, que no cargue ni un euro más sobre las clases y rentas medias y bajas y que elimine los beneficios fiscales de los que se benefician exclusivamente las rentas altas y los grandes patrimonios. Con ello se podrá asegurar la sostenibilidad de los servicios públicos, del Estado de Bienestar y se podrán financiar las tan necesarias inversiones en tecnología y capital humano en sectores productivos y creación de empleo, que son perentorias tanto para las familias como para las empresas cántabras.

Señor Sota, por su falta de gestión y de valentía política no estamos recaudando lo suficiente como para sostener el Estado de Bienestar en Cantabria, y, por otra parte, desde mi grupo parlamentario siempre hemos denunciado que dónde está parte del problema y por donde se van muchos millones de euros es por el entramado de empresas públicas que tiene Cantabria, con absoluta falta de trasparencia, como estamos comprobando últimamente. En las próximas semanas tendrán usted y la ciudadanía cántabras noticias sobre el proceder en Sodercan, pese a los reiterados esfuerzos del PSOE dirigidos hacia que no sepamos qué ocurre allí.

Nosotros somos firmes defensores de lo público, y aquí en Cantabria estamos viendo como los diferentes gobiernos están utilizando las empresas públicas para fines privados y totalmente partidistas. Una imperdonable patrimonizalización de lo público que deja a un lado la principal función para la que se crean las empresas públicas, que no es otra que dar un servicio inmediato a la ciudadanía que no se puede dar desde la Administración Pública. Ustedes se han olvidado de la gente y solo se ocupan de sus propios intereses privados. ¿A cuánta gente de su partido han contratado en las empresas públicas? ¿Por qué ocultan información de los contratos que firman desde las empresas públicas con empresas privadas? Luego nos dirán que no hay dinero para transferencias sociales, sanidad o educación.

Señor consejero se lo vuelvo a decir y se lo repetiré tantas veces como sea necesario, si usted quiere impulsar de una manera valiente y decidida la tan necesaria reforma fiscal progresiva, cuente con nosotros, pero hágalo ahora, por eso le emplazo a que nos reunamos inmediatamente para trabajar en esta dirección, que fue lo que habíamos hablado en diciembre, que en verano nos pusiéramos a trabajar. Nos tiene aquí para trabajar y mejorar la vida del pueblo cántabro. No pretenda que nos pongamos a trabajar en Diciembre a toda prisa, tenemos ahora tiempo de sobra para trabajar y tomar las medidas necesarias para cambiar Cantabria y empezar a avanzar hacia adelante de manera firme y determinada. Pongamos ya a funcionar conjuntamente nuestros equipos de trabajo para lograr la tan ansiada reforma fiscal progresiva que asegure la suficiencia de la Hacienda cántabra y del Estado de Bienestar en Cantabria.

Deje usted de marear la perdiz y perder el tiempo para ver si suena la flauta. Haga como yo y no crea en milagros, en Cantabria la solución no va a venir dada desde fuera. Es hora de que tome las riendas y asuma que usted está ahí para dar las soluciones y no para esperar a que caigan del cielo. Y en esa búsqueda de soluciones responda a esta pregunta:

- ¿Qué acciones piensa llevar a cabo para hacer frente a las recomendaciones del Unión Europea para cumplir con el déficit público?

Le pregunto esto, porque mucho me temo, en base a experiencias previas, que pasadas las elecciones generales, su consejería venga con recortes ya que se tiene que cumplir el famoso artículo 135 de la Constitución que el Partido “Socialista” y el Partido Popular modificaron. Estaría bien que nos comentara qué piensa hacer, si va a enfrentarse al Ministerio como hemos visto decir al Presidente del gobierno o sencillamente va a agachar la cabeza y decir sí bwana.

Si agacha su cabeza sepa que agacha la de todos los cántabros. Lo más probable es que si hace recortes los haga en Sanidad, Educación o Servicios Sociales, no porque usted quiera aquí, sino porque en las consejerías que tiene el PRC no se lo van a permitir, eso lo tengo muy claro. Y si no hace recortes, no se atreve con la reforma fiscal y no se atreve a tocar el entramado de las empresas públicas, ¿qué tiene pensado hacer? ¿Volverá usted a utilizar la técnica de Agudo de esconder las facturas en el cajón y que pague el próximo que venga? ¿Recurrirá a los recortes encubiertos por la no ejecución de las partidas presupuestarias o el aplazamiento en la misma?


Señor consejero, abandone su indolencia y plantéese que usted no está ahí para ver pasar el tiempo y hacer sufrir a los cántabros por su inacción. Para no hacer nada no es necesario que esté en el gobierno. Sea valiente, adopte de una vez su función ejecutiva y acepte nuestra invitación y ayuda en la reforma fiscal progresiva y en el control de los gastos de las empresas públicas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario