19 jul. 2016

USO también en el brete de los trabajadores.

Hace algunos meses termine de publicar en mi blog www.antoniosaizpi.es bajo el nombre genérico “Haciendo Memoria” un relato cronológico entre 1973/2016 en las que contaba y a la vez reflexionaba sobre la historia del sindicato en Cantabria y algunos hechos que bajo mi punto de vista fueron importantes en el devenir de USO en la región.

Ahora vuelvo a retomar mi interés por hablar del sindicato donde he militado activamente durante más de cuarenta años, y lo hago, en un momento difícil para el sindicalismo en general y en la USO en particular, porque está inmerso en problemas organizativos, judiciales, revisado por la administración y de prestigio entre los trabajadores por unos hechos que no ayuda nada al desarrollo de la organización, que está padeciendo prácticamente los mismos problemas que el resto de los sindicatos mayoritarios salvando las distancias.

Problemas que hasta ayer parecía que solo se les podían imputar a otros sindicatos y partidos políticos que a fuerza de ser mas representativos disfrutaban de una posición privilegiada en la obtención de recursos económicos al margen de las cuotas de sus afiliados y con ello el derecho a usar, gastar y dirigir ciudadanos y trabajadores al margen de cualquier criterio de respeto democrático.

Pero el tiempo nos ha puesto también a nosotros en la misma senda de dificultades, que al resto, y sino cómo es posible que tengamos “un caso Antonio Duarte – Secretario General de USO en el sector de seguridad privada – entre otros, o a USOC de Cataluña, investigada por la fiscalía por aplicaciones de ERE y asesoramiento de cooperativas de vivienda de dudosa legalidad, una situación que sonrojan al más pintado por ser nuestra organización bandera y referente durante muchos años ejemplo en la gestión y eficacia del sindicato.

Dos situaciones difíciles de asumir y encajar en el sindicato al que se les agrupa otros de carácter organizativo que tampoco ayudan al progreso de la organización que ponen en el candelero a la Federación de Empleados Públicos, sometido a la bronca y demandas judiciales entre algunas federaciones territoriales con la estatal, o uniones regionales como Baleares, Canarias, Asturias y la ultima en el tiempo Andalucía a líos con sus federaciones territoriales y lo que es peor entre sus dirigentes, que han provocado elecciones a ejecutivas divididas y con muy pocas garantías de un funcionamiento en cohesión.


Y por si fuera poco, la reciente super-federacion de industria, la mas importante del sindicato llamada a vertebrar el futuro de la acción sindical, no aporta más que problemas en muchas uniones territoriales, problemas por un excesivo protagonismo de algunos de sus dirigentes en conflictos al final mal gestionados, en fin, la USO en el brete una pena, porque ahora sería el buen momento para explicar a los trabajadores que no todos son iguales, y por una cosa u otra esto se está haciendo imposible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario