30 jun. 2019

Para situaciones de Violencias en espacios milongueros.



El Movimiento Feminista de Tango se creó en 2018 en el contexto histórico y social del movimiento “NI UNA MENOS”. Nuestro principal objetivo es desarrollar estrategias para erradicar todas las formas de violencia en los ámbitos del tango.

El MFT ha reflexionado sobre las situaciones de violencia que acontecen en las milongas, clases, prácticas, y espacios sociales con el fin de entender el amplio espectro en que se materializan, desde la violencia simbólica hasta la violencia física, sin olvidar la presencia de micro-machismos naturalizados que  contribuyen a reforzar la violencia de género de un modo imperceptible y constante.

Desde el MFT se ha elaborado  un Protocolo - sujeto a constante revisión y autocrítica - para que sirva a entender y prevenir responsablemente las situaciones concretas de violencia y como reflexión sobre las prácticas de la comunidad.

Se sugiere como procedimiento de comunicación, en primer lugar la adhesión comunicada al mismo, y posterior publicidad en redes sociales y páginas web de los organizadores, clases, etc, así como en carteles visibles en la entrada de la milonga, en los baños y en las presentaciones y anuncios en la milonga.

PROTOCOLO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO EN EL TANGO

1. Detección de situaciones de violencia, que pueden provenir de

a) La observación por parte de lxs responsables de aplicación del protocolo, que incluye estar atentxs durante la milonga a las situaciones que se presenten. Si se advirtiera alguna conducta que genere desconfianza, tomar contacto con la situación para asegurarse de que no se esté produciendo ninguna acción no consensuada.

b) La persona agredida comunica la situación a lxs responsables.

c) Todxs lxs participantes del espacio pueden comunicar una eventual situación a lxs responsables del espacio.

2. Responsables de aplicación.

Tal responsabilidad será asumida por las organizadorxs y trabajadorxs de la milonga. Es recomendable que todas las personas que trabajan en el espacio tengan conocimiento del protocolo para cumplir los siguientes roles:

Roles de actuación: Estos roles deben ser asignados en cada ocasión antes de que comience el evento.

a) Responsable de contención de la víctima: Teniendo en cuenta que la mayoría de las personas agredidas por violencia de género son mujeres u otras identidades disidentes, debe ser una mujer como primera opción quien cumpla este rol.

b) Responsable de recuperar objetos de la víctima, contactar a sus amigues y/o eventualmente acompañar a la persona agresora a retirarse del espacio.

c) Resto de trabajadorxs (cocina, barra, mesas) que estará a disposición en caso de emergencia para lo que se les requiera.

Recomendaciones para la actuación

En todos los casos se debe actuar con actitud firme pero serena. Es importante no perder la calma. La comunicación deberá ser asertiva. En tal sentido, nunca apelar a gritos ni insultos. Tener en mente que lo primordial es la asistencia y seguridad de la persona agredida, así como del resto de las personas en el espacio.

Para quien contiene: Se le ofrece a la persona agredida ir a un lugar tranquilo (camarín, cocina, oficina) resguardándola de la vista de la persona agresora para que cuente lo que sucedió, garantizando, además, credibilidad a su relato.
·     
  •   Se le pregunta qué necesita y cómo quiere actuar, explicándole que desde la organización se acompañará su decisión.

  • Se le informa sobre instituciones cercanas y competentes al momento, sin forzarla a hacer la denuncia.
  • Es importante no obligarla a hablar si no quiere, ni imponer soluciones; menos aún culpabilizar a la víctima, ni alimentar la emocionalidad de la situación.
  • Si decide retirarse, ofrecer transporte seguro.
  • Priorizar su tranquilidad, voluntad y seguridad.
Con el agresor: Amablemente se invita a la persona agresora a retirarse del espacio
  • En todos los casos se buscará siempre que sea la persona vulnerada quien pueda quedarse a disfrutar del espacio y que la agresora o violenta sea quien tenga que retirarse del lugar.
 Otras prácticas
  
  • En base a las reflexiones obtenidas en nuestros talleres vivenciales sobre las experiencias en el ambiente tanguero, nos permitimos proponer las siguientes prácticas con el objetivo de contribuir a la flexibilización de “los modos tradicionales patriarcales” con que la comunidad del tango ha actuado históricamente.
  • Utilizar en todas las comunicaciones públicas, verbales o escritas, el lenguaje inclusivo no sexista (todos, todas, todes)
  • Fomentar en las imágenes de difusión publicitaria (flyers y otros) representaciones que no refuercen estereotipos ni valores sexistas degradantes: varones dominantes, mujeres subordinadas, cosificadas sexualmente, etc.
  • Incluir en la programación del evento a artistas, músicxs, bailarinxs, profes de danza, musicalizadorxs, cis y trans, en igual número de acuerdo al sexo/género (cupo 50/50)
  • Garantizar que la paga por estos servicios sea igualitaria.
  • Incluir en las exhibiciones de tango danza de fantasía dúos y/o grupos de baile que no respondan al estereotipo hegemónico y sexista.
  • Promover en las clases de tango-danza propuestas disidentes a la idea tradicional de “roles” que tiende a perpetuar la asimetría de poder entre lxs integrantes del dúo danzante, y así contribuir a alcanzar el verdadero sentido del espíritu de la danza del tango: “un diálogo de pares”.
  • Alentar en la pista del baile social, la desobediencia a códigos tradicionales que dejan en situación de pasividad a las mujeres, fomentando otras prácticas más igualitarias (ej.: proponer explícitamente que la invitación a bailar sea libre a todas las personas sin importar su sexo/género o identidad diversa)
  • Difundir mensajes que fortalezcan el sentido de equidad en los vínculos y que colaboren con el tratamiento igualitario entre participantes de la comunidad tanguera
  • También puede ser de mucha utilidad agregar carteles en zonas estratégicas (baños, bar, mesas, etc) con mensajes del tipo
  • “Si alguien te está haciendo sentir incomodidad, inseguridad, violencia o te está faltando el respeto, acercate a la barra o a cualquiera de las trabajadoras/es del espacio para solicitar acompañamiento.” “En este espacio amigable no discriminamos a ninguna persona”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario