27 may. 2013

Los sindicatos italianos CGIL, CISL y UIL unidos frente a la crisis.


El pasado 30 de abril 2013  los sindicatos italianos después de cinco años de ruptura de la unidad sindical  han firmado un acuerdo para hacer frente a la  crisis - respuestas unitarias para las necesidades sociales - favoreciendo la pluralidad sindical, abriendo el espacio de representación en la negociación colectiva nacional a las organizaciones con mas del 5% de representación sindical.

Extracto del Acuerdo Sindical.- La crisis de nuestro país es cada vez más dramática, la reducción de la producción, el desempleo y la continua falta de inversión, caracterizan el estado actual de la economía italiana. Los sindicatos CGIL, CISL y UIL unidos para detener la caída libre de la economía, recuperar la confianza y volver al crecimiento acuerdan abrir una nueva etapa: 

ü    Reducir los impuestos para los empleados, los pensionistas y las empresas en los próximos dos años, asignando automáticamente los recursos para ello como resultado de una lucha eficaz contra la evasión fiscal, un delito cuya naturaleza penal debe ser sancionado. 
ü      Dotar a los municipios de recursos, para hacer inversiones y comenzar las obras de construcción ya aprobados, fuera del Pacto de Estabilidad.    
ü  Modernizar y simplificar la administración tributaria con la reorganización y la eficacia de su funcionamiento, con la contención de la legislación concurrente y la eliminación de todos los trámites innecesarios, esencial para mantener el crecimiento, la inversión en la escuela pública, la universidad, la investigación y la innovación pública y privada.    
ü Reducir el costo de la política reestructurando y simplificando la estructura institucional y administrativa del país, y acabar con residuos y privilegios que no son compatibles con la eficiencia y de buena administración. 
ü      Establecer una política industrial que plantee la producción, la mejora de las empresas que invierten en innovación e investigación y el empleo de salvaguardia y habilidades. 
ü      Además se debe definir, una herramienta para combatir la pobreza y el financiamiento de la atención a largo plazo; la extensión de contratos precarios y de la Escuela de Administración Pública de la madurez; la reforma de la IMU, exceptuando sólo a los titulares de una casa, con un techo se refiere al valor de la propiedad. Estas son las opciones para detener la caída del sistema de producción y reiniciar el crecimiento mediante la creación de nuevas oportunidades de empleo.

Las inversiones, la redistribución del ingreso, la recuperación del consumo son las condiciones esenciales para apoyar la recuperación de nuestra economía. Los interlocutores sociales se han comprometido a la renovación de los contratos de trabajo y en la elección de mantener el empleo, en particular mediante redes de seguridad social y contratos de solidaridad, así como para identificar la manera de corregir las injusticias de la ley sobre las pensiones. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario