11 jul. 2014

Como marcar la figura en el Tango

En el encuentro de tango recientemente celebrado en Benidorm, entre otras actividades, según me han dicho, produjo una conferencia impartida por un ”milonguero de pro”, en el que se preguntaba porque los profesores de niveles diversos, estudiosos de la asignatura, tangueros y tangueras, vamos el mundo entero del tango, no habla de “la marca” de cómo mandar el paso, de que forma a de producirse ese mensaje instantáneo y previo que la pareja pueda entender para que el paso luzca sin errores en su plasticidad, y expresión que siempre requiere el tango. Pregunta que el ponente dejo sin respuesta, a pesar de haber sido fruto de la reflexión por los más importantes maestros del tango, en reunión expresa.

Hablar de la “marca”, de la ofrecida y erróneamente interpretada, de la discutida incluso en la pista, de la reconocida y disfrutada, de quienes en ese segundo de fusión se entendieron en el abrazo, de la sucesión de marcas, es hablar del tango, principalmente en abrazo cerrado que manifiesta un conjunto de sensaciones, y del arte que llevan los poco tres minutos que dura.

Y no me extraña que tal disquisición - casi filosófica - haya quedado sin respuesta, por que en la “marca” influyen mas factores que el mero orden del hombre. Se podrán dar las explicaciones ya conocidas, de que en el tango caminado de abrazo cerrado, la milonga y el valsecito, predomina en la marca, la disociación, el dorso, las manos, incluso las piernas para indicar el camino hacia la figura que se quiere hacer, y que para el tango de abrazo abierto donde predominaran las figuras, la indicación de la marca es mas fruto del ensayo y con ello el espectáculo.

Según mi opinión para que la “marca” quede perfectamente entendida y con ello satisfactoriamente interpretada, tiene mucho que ver con el conocimiento de la pareja en el tango, de las horas que bailaron juntos, incluso de la relación personal entre ambos, contra más se entienda la pareja mas estará predispuesta a responder a la “marca”.


Pero además, para el perfecto entendimiento de la pareja, se tiene que dar, una relación basada en los sentimientos. Cuando la pareja se abraza, ya expresa un primer deseo a bailar juntos, y a ejercitarse con los recursos que cada uno tiene para el baile, pero eso no basta para que la “marca” llegue al entendimiento, se necesita sentir el tango en pareja, sentir que con la persona que estas bailando es la deseada para ese tango, en definitiva tener un feeling especial al que unes tu experiencia y conocimiento de los pasos, y solo así, según mi opinión, será posible que la marca se exprese sola, sin tanta preocupación por bailar la tanda de tres bailes, y con ello llegar al codiciado tercero para obtener el premio de la armonía y la satisfacción del tango,

No hay comentarios:

Publicar un comentario