17 abr. 2015

Iñigo de la Serna, quien da mas

Pero donde ha estado este fenómeno de la naturaleza durante los últimos cuatro años, donde se escondió el alcalde Iñigo de la Serna, con todas las magnificas ideas y propuestas sociales que a modo de racimo nos lleva soltando en los últimos meses, pero como es posible que quien gobierna este periodo municipal ahora se deshaga en propuestas y obras cuando ha tenido tiempo y mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Santander, para hacer todo lo que ahora promete, esto parece de locos. Porque, loco parece se ha vuelto el alcalde, cuando un día si y otro también, nos deleita con iniciativas que de ganar llevaría a cabo como si el mundo se fuera acabar en los próximos cuatro años.
 
Parece que para el alcalde no cuenta el tiempo pasado, ni los problemas que por culpa de la crisis y la mala gestión de su partido, hayan tenido y tengan los santanderinos, ahora, por lo visto lo que toca es el mañana, el pasado reciente es eso pasado, y si alguno quedo trabado en el, pues que salga un rato por Santander y vea las aceras nuevas y los asfaltos remozados, para con ello se entretenga mientras que su problema se va arreglando.
 
Ayer fueron las obras de pavimentación repartidas por toda la ciudad, y las prisas por cumplir alguna que otra comprometida en el programa político, ahora reuniones y fotos por doquier con todos los colectivos sociales que se pongan a tiro, para con ello comprometer de todo y para todos, da igual que sean servicios sociales, vivienda, empleo, ayudas al emprendimiento, formación profesional, embellecimiento de zonas varias, fundación botín, inversiones en los barrios, vamos de todo, para una campaña hecha un poco a la desesperada.
 
Porque, esa es la sensación que se tiene cuando se lee el periódico, y se comprueba la ocurrencia y/o declaración del alcalde para la jornada,  pareciese que está en una campaña electoral, a remolque del poco reclamo que tienen las siglas de su partido, y el convencimiento de que solo su gestión y las promesas le pudieran arrimar los votos.
 
Tengo que reconocer que este alcalde siempre me ha llamado la atención, me parece un político listo que sabe moverse en la gestión de lo que tiene entre manos - otra cosa es entre sus compañeros de partido donde no parece le va también – que no tiene pudor alguno para hacer promesas y a la vez obviar el análisis crítico de la gestión realizada en los últimos años, y por si fuera poco, minimizar la gestión de los partidos de la oposición (PSOE y PRC) que durante este mandato han quedado sepultados pleno tras pleno, y mucho me temo desbordados por la campaña electoral  que ahora está haciendo.
 
Por eso me extraña que el PP le tenga en tan poca consideración, o al menos eso es lo que a mi me parece. En Cantabria, Iñigo de la Serna debió ser el político de referencia de ese partido, porque al final, va a ser quien salvara los muebles a los populares, dentro del más que probable debacle electoral, pero parece que no está tocado para la gloria, ni fue a la política nacional ni el Presidente de Cantabria le quiere a su lado - para que no le haga sombra - así que tenemos a un alcalde/candidato, loco por prometer y prometer con el afán de demostrar, también a la gente de su partido que se han equivocado a la hora de elegir candidato para el gobierno de Cantabria, pero en fin, eso es cosa de ellos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario