7 abr 2022

Roma difícilmente paga a desleales

Hace algún tiempo el “bueno de Jose Maria Fernández Cobo (Chema), se marchó de la USO, sin que nadie le hubiera echado ni cercenado su libertad, e incluso ostentando importantes cargos en la unión regional y federación de empleados públicos. Una salida vergonzosa, que busco a un lugar al sol, que le proporciono la UGT y de la que no dio explicación algún.

Según parece la UGT estaba en horas bajas y necesitada de salir a buscar afiliados, que le cubrieran las necesidades en el Hospital de Sierrallana entre otros lugares de la Administración. Y claro, Chema abrió los ojos de par en par, y lo que había sido su sindicato durante muchos años, de repente se le quedo pequeño, dando el salto pensando que, con ello, alcanzaba los cielos.

Y no le falto razón, la UGT le dio todas las prebendas sindicales que fue pidiendo, incluso la secretaria general del sector sanitario de Cantabria, liberación y cierto protagonismo en lo que siempre fue su fuerte, controlar el servicio de hostelería del hospital de Sierrallana, único referente que podía “vender” para conseguir su objetivo, porque, de sanidad nada de nada, su puesto de celador nunca le dio protagonismo alguno en el sector sanitario.

Hoy recibo una carta fechada el 28 de marzo de 2022, en la que llora amargamente por el trato recibido en la UGT, que según me dicen le han despachado sin miramiento alguno, como se hace con un desleal, del que se han aprovechado vilmente.

Según recoge esta carta a sus compañeros – si le queda alguno – el pasado 23 de marzo de este año, la Comisión Ejecutiva Regional de la Federación de Servicios Públicos de UGT, tomaba el acuerdo de su cese, del que califica como “caza de brujas” por discrepancias supuestas, que no explica en la misiva.

Con cierto “orgullo” y según dice, “con la cabeza muy alta” quien se aprovechó de la liberación tanto en la USO como en la UGT durante muchos años, se vuelve al trabajo – ahora en los Corrales de Buelna según me cuentan – dando las gracias, a la vez que presumiendo de las “jornadas maratonianas, y fuertes cargas emocionales” las dedicadas al sindicato y difícil de asumir al menos, para los que le conocimos durante su estancia en la USO.

Culmina su carta de “jubilación sindical” lanzando una soflama de voluntad personal y de cierta vergüenza, anunciando que “no bajara la cabeza ni la mirada” frente a los que hoy le despiden, los mismo que ayer le recibieron entre abrazos por el daño que estabas haciendo a la USO.

Pues nada Chema, que te vaya bien madrugando para ir al curro, que seguro te va a costar.


3 comentarios:

  1. Chema el destructor, por dónde pasa no vuelve a crecer la hierba. El refranero español lo define de fabula "a todo gorrín le llega su San Martin". Sin más...

    ResponderEliminar
  2. El karma más tarde o más temprano nos pasa factura a todos...y tú...no ibas a ser menos... cada uno tiene lo que se merece.

    ResponderEliminar
  3. Como te dije en su día ya lo siento Chema

    ResponderEliminar