17 ago. 2015

Apartado 5º.- Haciendo memoria “Así empezó todo” La parroquia de San Juan Bautista y la USO

Saturnino Barcena Gainza
Nuestra primera sede fue la Parroquia de San Juan Bautista en el Paseo General Dávila, junto al Grupo San Francisco, en ella nos dieron cobijo, su párroco Saturnino y Fernando, dos curas como la copa de un pino, que se la jugaron por nosotros y por nuestro sindicato, dos curas que hicieron posible que la USO tuviera un lugar donde impartir militancia obrera durante casi tres años, donde planificar los conflictos y huelgas, primeros de mayo, negociación colectiva, la militancia en los barrios obreros con las familias necesitadas, con los jóvenes, en fin, la actividad propia del sindicato de aquel entonces. 

 Nuestra primera sede, siempre estará vinculada al compañero Juan José González Salas, (Juanjo) una maldita enfermedad nos lo llevo con 54 años. El fue quien nos puso en contacto con la iglesia de San Juan Bautista, vivía en la Bajada de la Calzada y conocía muy bien los entresijos de la lucha obrera clandestina, el mejor que nadie, sabia de la protección que una parte de la iglesia estaba brindando al movimiento obrero de aquel entonces.  

Rebuscando papeles encontré una pequeña biografía sindical de Juanjo en la que de su puño y letra, contaba a su estilo, su militancia en el país vasco, en Éibar concretamente donde trabajo entre los años 1959 al 1962, “participe en huelgas y boicot a establecimiento públicos, contra la subida de precios, huelga de apoyo en las reivindicaciones mineras. Detenido por motivos político-sindicales. 

En diciembre de 1962 en el Ferrol, organice actos de protesta en la Tercera Brigada de Marina, contra su comandante con cierto éxito ya que lo trasladaron, y ya en Santander, en el año 1965 salí elegido vocal jurado de empresas, para posteriormente en el sindicato vertical ser nombrado Presidente Provincial de Maquinaria y Equipo Industria, y vocal permanente de U.T.T Provincial y Nacional. 

Desde estos cargos de representación, participe en la organización de la Marcha de AUTHI de los Corrales de Buelna a Santander, en diversas iniciativas de boicot a la prensa del Movimiento, y en el desarrollo de la C.O.S en Noviembre de 1976, año en que deje las Comisiones Obreras, por la intromisión de los partidos políticos en ellas, y a partir de dicho año dedicación a la USO, fui de los primeros tres afiliados fundador del sindicato en Cantabria , y ocupe cargos de mucha relevancia entre ellos la Secretaria de Formación en el año 1978 y la Secretaria General en el 2º Congreso de Cantabria”. 

Juanjo fue un militante verdaderamente admirable, era un hombre comprometido con la causa de la democracia, temperamental duro en sus análisis, seguro en sus decisiones, era de esos hombres, que dan confianza y a quienes acompañarías sin mirar atrás, con Juanjo podías discutir y mucho, pero su amistad siempre estuvo por encima de la discusión, su tiempo siempre fue el tiempo de todos. Descansa en paz Juanjo y ten por seguro que muchos de nosotros no te hemos olvidado, como tampoco lo ha hecho la memoria colectiva de la USO en ella conservas un lugar preferente.

No quiero perder la oportunidad de recordar el homenaje que por sus 50 años de sacerdocio  en enero del 2007 se le dio a Saturnino Bárcena Gainza, y en el que participamos homenaje merecido y sentido por sus vecinos, donde se rememoraron pequeñas andanzas y grandes gratitudes, muy poco cosa, para lo que él nos ofreció.

Extracto - Muchas gracias Saturnino quiero que sepas que no te olvidamos, que la historia de la USO en Cantabria se escribe a partir de tu colaboración, muchas felicidades por tu cumpleaños de sacerdote y nuestro reconocimiento a un cura obrero comprometido con los más débiles y necesitados de siempre y  para siempre ------- un cura sencillo con quien siempre se pudo hablar y estar a gusto, muchas gracias.

Gracias a ellos la USO fue posible

Luego vendría nuevas sedes de todo tipo, humildes en la mayoría de las ocasiones, en la Cuesta de la Atalaya, calle Arrabal, Pasaje de la Puntida, y la calle Cádiz, esta ultima, sede de los sindicatos independientes, integrados en  la USO.

En aquellos locales la actividad sindical prioritariamente eran reuniones y asambleas, locales donde la gestión a nivel administrativo apenas existía, lo justo para tener un listado de afiliados, de convenios colectivos, mínimo control para los abogados el equipamiento necesario para imprimir las hojas de propaganda e información. Y amplios lugares de reunión donde discutir hasta la saciedad de lo que hacíamos y como lo hacíamos, vamos, muy diferente a la actual actividad sindical donde las sedes se han convertido en oficinas de gestión meramente administrativa, necesaria en los tiempos que corremos, pero que en muchos casos han dejado al lado la reunión, la asamblea de trabajadores, el lugar de encuentro para hablar de sindicalismo.

Por esos locales pasaron muchos militantes, algunos ya jubilados, otros que por causas diversas dejaron la actividad sindical o se pasaron a otros sindicatos, compañeros que dejaron huella en la organización como los ya fallecidos Juan José González Salas, Secretario General del 2º Congreso Regional,  Laureano Giles Sarabia, dirigente del sector de la banca y profesor de auto escuela, a él se le debe la integración en la USO de un colectivo procedente del Partido Carlista, pero sobre todo la de un sindicato independiente de profesores de las autoescuelas, del que formaban parte, Jesús Sánchez, José Ramón Quintela, Ernesto Álvarez, e Ignacio García entre otros.
El compañero Giles fue un ejemplo de militancia de base, siempre estuvo en el centro de la acción directa, un todo terreno como se les llamaba antes, militante que nunca puso objeción a nada, a pesar de que algunas veces estuviera en contradicción con su pensamiento político, el objetivo final del sindicato predomino siempre en su caso.

José María Mier, y Pedro Aranaga, también fueron militantes destacados en el sector de la recaudación de tributos del estado en la región, ellos representando a la USO hicieron frente al Gobierno de Hormaechea en el año 1987 cuando se puso en marcha el concurso de la privatización de las recaudaciones, acción reivindicativa que dio su resultado positivo al conseguir que no se perdiera ni un solo puesto de trabajo    

Por aquel entonces había un cierto interés en privatizar algunos de los servicios de la administración, que como este provenía de empresas creadas por los propios recaudadores del estado, aunque su única función fuera atender precisamente esa recaudación, esta línea argumental fue la que la sección sindical de USO defendió para considerarse funcionarios y/o personal laboral dependiente del Gobierno de Cantabria.

La solución final después de movilizaciones y huelgas vino de la mano de una propuesta parlamentaria de los socialista, regionalistas, y el CDS por la que se creó la Recaudación de Tributos del propio Gobierno de Cantabria iniciativa peleada por la USO y que fue asumida posteriormente por el Partido Popular de cuyos diputados se nutría el presidente Hormaechea para tener mayoría parlamentaria.

Si tuviera que poner nombre a la militancia histórica de USO en Santander, y arriesgo de dejar compañeros sin citar, me gustaría recordar entre otros a José Manuel Bolado, asesor laboral, Domingo López, publicista del periódico Alerta, hasta que el gobierno socialista se deshizo de la prensa del movimiento que era como se llamaba a los periódicos dependientes del estado, a Marino, Miguel Calva, Ramón Pérez y Miguel Ángel Diez Jañez de la empresa Fyesa, a Ramón Mariño, de Simsa, Marisol Mata, Joaquín de la Peña, Isabel González, Vitoria Cuevas, entre otros del Hospital Marqués de Valdecilla, ellos fueron los primeros responsables del sector sanitario de la USO, a Luis Alberto Cayon de Correos, a Francisco Rivas y  José Belisario, de Pérez del Molino, Arturo Robles y Genaro Conejo de Hierros y Aceros, y fundadores del sector de comercio.

De la federación de banca a quienes traspaso responsabilidades sindicales el compañero Giles, recuerdo a Ángel Cardenal y Antonio Flores a quien – según decía - se le había quedado corto la USO, por eso se paso a la CNT – AIT, un hombre con fuerte capacidad de trabajo sindical, dentro de la Caja Cantabria, José María Contreras, Matías Hernández Rodríguez, José Antonio Bermejo Rol, buenos compañeros del sector de la construcción, Fernando Cortines funcionario público y a la vez asesor del colectivo independientes que se integro en la USO, Ángel Mazón, Rafael Santiago, Pedro Rodríguez Ferreras, este último de la empresa Femsa en Colindres, y responsable unión comarcal de la zona oriental, que por aquel entonces tenía su sede en Santoña.

Pepe Roldan del sector del transporte y referente de la organización en la negociación colectiva del transporte de viajeros, José Manuel Negueruela, del sector de la seguridad privada, también cargado de años y de trabajo sindical, al igual que Pepe Roldan referente del sector de la vigilancia y seguridad de USO, no solo en Cantabria, sino a nivel nacional.

Estoy seguro que me dejo a muchos compañeros, militantes y fundadores del sindicato que con su ejemplo callado sin escaparate alguno hicieron posible que la USO de hoy sea una realidad y referente para muchos cántabros.

El salto importante lo dimos en el verano de 1998, cuando trasladamos nuestra sede regional a una entreplanta en la calle Carlos III, habíamos pasado de estar en alquiler a tener nuestra propia sede, empezábamos a tener un patrimonio que posteriormente nos ayudaría a comprar la actual sede de la Unión Comarcal Saja Besaya.

En esto de las sedes sindicales siempre estuvimos a la cola de la devolución del patrimonio sindical, en Cantabria a los sindicatos mayoritarios enseguida se les entrego locales, sin que para nosotros hubiera ni un mal chamizo, a pesar de que presionamos mucho a las administraciones, recuerdo que una de las mas importantes fue la que hicimos al Director Provincial de Trabajo, Gonzalo Burgués que con paciencia y talante democrático soporto estoicamente la invasión de su despacho,  - la verdad, que a Gonzalo le toco vivir los momentos de mayor tensión de la transición democrática en materia laboral - al final conseguimos, que el Delegado del Gobierno Alberto Cuartas Galván, se pusiera de nuestro lado y se nos concedió el usufructo de la actual sede de la Unión Regional en la calle Burgos de Santander.

No hay comentarios:

Publicar un comentario