9 dic. 2016

Los sindicatos intentan ningunear a la asamblea de trabajadores, de eso nada

Tanto ruido para pocas nueces, eso es lo que parece han hecho los sindicatos del Ayuntamiento de Santander, convocando movilizaciones en los  talleres municipales y en apenas veinticuatro horas, echar el freno sin que haya  mediado más que  una reunión protocolaria con la nueva alcaldesa. Los sindicatos  - excepto USO - han renunciado a la movilización dejando una sutil puerta abierta en la distancia para volver, si hiciese falta.

UGT, CCOO, CSIF y APL, se han aplicado mucho en dejar claro que ahora no toca bajar al ayuntamiento a protestar, sino a esperar pacientemente a que caiga del cielo una oferta a la que engancharse y de paso olvidar una negación abierta hace años y siempre pendiente.
La USO lo primero que ha hecho ha sido “desmentir rotundamente su participación - en lo que ha calificado de canallada - desvinculándose de la desconvocatoria” y recordando la decisión tomada por la asamblea, ha sido la paralización momentánea de la movilización de ninguna manera su desconvocatoria.

Para la USO la negociación y movilización incluida está convocada y de ninguna manera va asumir esta “intromisión en el derecho de los trabajadores”, es más los asuntos a negociar - el complemento de multitareas y la utilización del teléfono particular para el desarrollo del trabajo, son reivindicaciones ya presentados ante la Mesa General en el pasado mes de febrero.


El hecho de que la alcaldesa haya expresado su voluntad de negociar de buena fe los problemas antes de que surja la necesidad de acudir a los tribunales, no es óbice para soñar con soluciones fáciles a reivindicaciones antiguas, la negociación y el principio de la buena fe no es una concesión municipal, es un derecho que tienen las partes consagrado en la legislación laboral, por eso la USO no bajara la guardia en esta negociación, esperemos que el resto de los sindicatos tampoco lo hagan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario