29 may. 2017

El Igualatorio Médico cierra el grifo. Intentaremos que nos dejen patalear al menos.


Jose Mª Mateos Lopez  


 La Sección Sindical de USO en el Ayuntamiento de Santander parece sorprendida por el giro radical que en materia de asistencia médica se va a producir a primeros del año que viene, según han publicado recientemente, “el Igualatorio Médico ha denunciado el Convenio de asistencia sanitaria que va a afectar a unos 350 funcionarios con grave repercusión también en sus familias.

Según parece el concejal Pedro Nalda en un arranque de “defensa encendida de la sanidad pública” y rompiendo con la tradición favorable del Consistorio a pactar con la Mutuas Sanitarias, se dispone a romper con una política de muchos años abriendo espacios nuevos, para que el Servicio Cántabro de la Salud se pueda hacer cargo de la asistencia sanitaria del personal del Ayuntamiento, iniciativa con la que USO pudiera estar de acuerdo.
 
Pero en este orden la USO - como dice en su comunicado – se hace algunas preguntas que merecen respuestas claras por ejemplo “a qué intereses obedece el cambio, porque el Igualatorio Medico que ha venido percibiendo pingues beneficios durante años de los compañeros cuando estos eran jóvenes, ahora que tiene una edad se los quitan de encima”, donde quedan los derechos individuales de los compañeros y sobre todo si el Ayuntamiento y el Igualatorio van a ser capaces de asumir las conclusiones de la consulta y recogida de firmas que están haciendo los sindicatos entre los funcionarios y personal laboral. .

Según dice José María Mateos Secretario General de USO en el Ayuntamiento “hubo un tiempo para consultar a los compañeros, si querían estar en el servicio público y/o en el privado, pues ahora también, luz y taquígrafos para tomar otros acuerdos” que afectan a los derechos, y más si afectan a la asistencia sanitaria como es el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario