28 mar. 2015

20 años no son nada, pero 41 son toda una vida

41 años el tiempo que he dedicado a la Unión Sindical Obrera. Lo hice siempre desde el compromiso de servicio a los trabajadores, sin escatimar esfuerzos y sin lucrarme nunca con nada, ni aprovecharme de nadie. Mi entrega al sindicato supuso muchas veces sacrificar otros ámbitos de mi vida, sobre todo, el tiempo con mi familia. Toda una vida de trabajo y lealtad hacia una organización, que nunca pensé que pudiera llegar a tratarme tan mal. Y ahora con sesenta y un años, prejubilado, 41 años después, tras dedicarle mi vida estoy a punto de darme de baja como afiliado. 
 
Los últimos años en el sindicato han sido duros para mí, como trabajador, como afiliado y como amigo. Los actuales dirigentes –que antes me llamaban compañero- llevan demasiado tiempo empujándome para sacarme injustamente del sindicato por cualquier medio.  

El asunto, como muchos sabéis, acabó en los tribunales, ya que la situación de acoso me resultó insostenible; necesitaba una reparación frente a tanto daño y solicité la rescisión de mi contrato. Hace unos días, el Juzgado de Lo Social declaraba dicha petición improcedente. No gané el juicio, sin embargo, no todo se reduce a cuestiones de derecho.  El juez declaró: “No se niega la existencia en el seno de USO de una conflictividad laboral respecto del trabajador demandante, que se viene gestando desde que éste abandonó la dirección efectiva del sindicato”. A la luz de este reconocimiento, me habría gustado que el juez entendiese que mi demanda no estaba referida a una confrontación de carácter sindical y a una situación que, claramente, lesionaba mi estima como trabajador y afiliado comprometido con la USO. Tal vez, para que eso hubiese sido factible, el ámbito de la justicia tendría que conocer de cosas que le son a menudo ajenas como la historia de una vida, las emociones, las lealtades y los compromisos.   

Empecé a militar en el sindicalismo con apenas veinte años, en la clandestinidad, cuando lo que estaba en juego era la democracia y el lugar de los trabajadores en las nuevas relaciones de poder que estaban conformándose. En nombre de la USO participé en movilizaciones y reuniones con el resto de organizaciones sociales y políticas, y  perdí mi trabajo en dos ocasiones por ello.  

Colaboré en la fundación de la USO en Cantabria y conseguí que esta organización formase parte del tablero de las entidades de la sociedad civil que estaban decidiendo, entonces, sobre la construcción del Estado Autonómico. La joven USO logró participar en pie de igualdad con otras organizaciones que contaban por entonces con un amplio reconocimiento social.  

Recuerdo perfectamente cómo me impliqué. En la Semana Santa de 1973, con apenas 20 años, me citaron en una bodega en los alrededores de la Estación de Atocha en Madrid, fui sin tener ni idea de quienes serían mis interlocutores. Cuando llegué, unos paisanos jugaban a las cartas y bebían unos chiquitos de vino, la escena parecía totalmente ajena a un acto político y sindical clandestino o, al menos, eso fue lo que a mi me pareció. Esperé pacientemente, hasta que un señor se nos acercó. “¿Sois los de Santander? Pasad a la trastienda.” Allí están los compañeros de otras provincias y los dirigentes políticos de la Federación de Partidos Socialista y de USO, en una reunión de captación y formación express. Entramos sin saber bien a que fuimos y salimos convertidos en militantes.  

A mi regreso, una llamada de LSB-USO Bilbao, una visita al embarcadero de las lanchas de Los Diez Hermanos y la entrega de un caja de propaganda sindical  (“Así es la USO”). Esas fueron todas nuestras herramientas, para un misión que entonces me pareció titánica: implantar el sindicato en Cantabria, ni más ni menos. Conseguir afiliados en un tiempo extraño e inestable no fue sencillo, tuvimos que protegernos de la policía y nos ofrecían refugio los salones parroquiales de las iglesias: San Juan Bautista en General Dávila, el Barrio Pesquero, San Joaquín en Peña Castillo o la iglesia de Sierrapando en Torrelavega. 

Desde entonces, año tras años hasta 41 he transitado por la USO, a veces como militante de base, otras como Secretario General. Un camino apasionante que, desgraciadamente, se truncó en 2005 al acabar mi último mandato como responsable regional. La discrepancia y el conflicto en las organizaciones forma parte de la vida democrática, pero en la USO lo que ha sucedido es otra cosa. Cuando terminó mi labor como dirigente, la nueva dirección ha querido anular mi voz, lo que he representado y a quienes me han acompañado en este proceso.

Durante estos años, han intentado prohibirme que opinara en los medios de comunicación –siempre bajo la amenaza de perder mi trabajo-; me han acusado de querer generar una escisión en el sindicato por discrepar y, lo que es peor, me han tenido casi sin actividad durante cuatro largos años (de 2006 a 2010, cuando por fin fui nombrado mediador ante el Orecla). Pedí amparo ante la Comisión de Garantías, en dos ocasiones y, por supuesto, busqué apoyo en amigos y familia.

No soy el primero, ni desgraciadamente seré el último, que ve su vida laboral truncada. El conflicto mal entendido, las ansias de poder, un comportamiento poco ético de algunos y un situación injusta ignorada de modo cobarde por otros, se han llevado por delante parte de mi proyecto vital.  La incredulidad, la desilusión, la tristeza y la rabia que me han acompañado en este proceso me obligaron a parar por recomendación médica.

¿Cómo pasar página? ¿Cómo conseguir que este episodio no sea el último? ¿Cómo hacer que no empañe, ni ensombrezca mis 41 años de compromiso vital, sindical y político? No será fácil poner punto y final a esta etapa de mi militancia, pero he llegado al convencimiento de que debo acabar con la USO y abrir nuevas puertas. Me queda mucho por hacer, y he aprendido en estos años que mi compromiso social, mis lucha por los derechos de los trabajadores y los ciudadanos, van más allá de una organización, por más que esta sea la que ayudé a fundar.
 Estoy prejubilado, sí, pero de un puesto de trabajo en una organización, porque del sindicalismo nadie se jubila, tampoco de la batalla en pro de la profundización democrática y ahora, amigos, tengo mucho más tiempo libre para dedicarme a ello. Estoy a vuestra disposición. Nos vemos en las calles. 

18 mar. 2015

USO denuncia la utilizacion de la policia local con fines partidistas en Santander

Desde la Sección Sindical de USO, se quiere denunciar públicamente el uso de los agentes de la policía local de paisano para multar por repartir publicidad al Diario Gente.
 
Recientemente y tras la publicación del pasado día 13 de marzo de 2015, en la cual se hacía mención en el citado diario al gasto que genera el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander, se han impartido órdenes a los agentes de paisano de la Policía Local para que se denuncie al Diario Gente, lo que se ha traducido en denuncias a esta publicación y a sus repartidores por el hecho de repartir publicidad, orden que casualmente no se había producido hasta el momento.
 
La denuncia ha debido molestar en las altas esferas de este Ayuntamiento que hicieron que el pasado día 13 ardieran los teléfonos para que finalmente se trasladase la orden a los agentes que trabajan de paisano para que denunciase a esta publicación. Desde este sindicato consideramos excesiva tal denuncia por no ajustarse literalmente a lo prescrito en la ordenanza de publicidad, pues la publicación repartida no es publicidad, es un Diario, si bien este sí contiene algunos anuncios. Lo que más extraña es que esta publicación, que lleva repartiéndose hasta en la plaza del Ayuntamiento durante mucho tiempo, no ha sido denunciada por este precepto hasta la publicación del artículo que denunciaba el gasto excesivo que genera el Equipo de Gobierno, si bien descartamos que la publicación haya sido secuestrada como se ha oído en algunos medios ya que simplemente se ha cogido algún ejemplar para adjuntarlo a la denuncia.
 
Desde la Sección Sindical de USO en el Ayuntamiento de Santander no entramos a valorar si los datos que figuran en las noticias sobre el gasto que genera el Equipo de Gobierno son reales, lo que si queremos denunciar públicamente es el uso político que se quiere dar a la Policía Local de Santander cuando se imparten este tipo de órdenes a sus agentes.
 
Unión Sindical Obrera
La Unión Sindical Obrera (USO) es el tercer sindicato en representación a nivel estatal. Cuenta con más de 11.000 representantes sindicales en toda España, tiene más de 400 sedes y participa en la negociación de más de 500 convenios colectivos.

17 mar. 2015

Jarrones chinos infalibles. (Manuel Zaguirre)

Hace unos días el periódico El País entrevisto al ex presidente Felipe González que entre otras cosas, motivo el cometario que adjunto de Manuel Zaguirre, también ex secretario general de USO y que por su interés incorporo a mi blog.  

De las innumerables gracietas de Felipe González, una de las que retengo es aquella que dice que los ex presidentes son como jarrones chinos; todo el mundo los admira pero nadie haya dónde ponerlos para que no estorben. No me negarán que es ingenioso, como él.
En la entrevista, González pontifica sobre casi todo, da consejos, señala errores, condesciende con quienes los cometen, es tolerante y paternal con los españoles (pobrecillos, somos tan unamunianos), todo ello aliñado con esa capacidad endémica de Felipe para solemnizar lo obvio, para desplegar discursos circulares o para dárselas de progresista donde no hay más que posiciones centristas retóricas más próximas a la defensa acrítica de este capitalismo que a la socialdemocracia básica.
Permítanme una fugaz disección de las cuestiones de fondo  que el ex presidente publicó en EL PAIS en formato entrevista:
 
No hay el menor asomo autocrítico ni esfuerzo analítico alguno sobre las causas que ponen fin al bipartidismo y perfilan un cuadro político con cuatro fuerzas y pico. Se limita a tolerarlo, para regañarnos y amenazarnos después con un panorama similar al italiano, como si aquello fuera el infierno al que iremos por descreídos con el bipartidismo. Olvida que el presente italiano es resultado de un pasado reciente en el que el tsunami de la corrupción política y económica se llevó por delante, entre otros, a su íntimo amigo Betino Craxi y al Partido Socialista que éste lideraba, y tuvo que salir huyendo de Italia perseguido por la Justicia para morir en el extranjero en medio del desprecio y el asco de sus conciudadanos. Memoria flácida la del ex presidente, a veces.

El tratamiento de González a esta plaga de la corrupción y a los esfuerzos de tanta gente para erradicarla y poner a los corruptos a buen recaudo moral, político y penal, provoca indignación más que perplejidad. No hay la menor radicalidad en su enfoque. Es un fenómeno poco menos que  caído del cielo, viene a decir. Especialmente alarmantes me parecen sus propuestas de que la responsabilidad política por corrupción sólo se produzca cuando haya sentencia condenatoria de un juez, o esta otra de que los imputados judicialmente por corrupción no tienen por qué ser excluidos de las listas electorales. Censura que las proclamas de regeneración moral de los partidos contra la corrupción están sobreactuadas, que son ficticias, vamos. A la vista de esas estrafalarias opiniones,  Rajoy, Cospedal, Floriano,  parecen regeneracionistas de postín.

Los entrevistadores –durísimos ellos- no le preguntan por su propuesta de que el PP y el PSOE formen un gobierno de gran coalición “a la alemana”, como el ex presidente viene sosteniendo con insistencia. Imagino que la dirección del PSOE le habrá rogado que no diga esas cosas en pleno año de romerías electorales continuas porque hunden al PSOE más si cabe… Pero él no ceja; formula la propuesta pero limitándola al ámbito de Andalucía, para la que propone un gobierno entre el PSOE y Ciudadanos (este partido emergente puede ser un comodín de derechas más aseado que el PP).

Con un indisimulado descaro el ex presidente señala a Susana Díaz como futura líder nacional del PSOE y a Pedro Sánchez le augura unos años de rodaje para, tal vez, consolidarse como líder; los mismos años  que tarde  Susana Díaz en gestionar la próxima legislatura en Andalucía y Sánchez en gestionar los escasos resultados que las urnas presagian. Como suena.

Y poco más. Ni una palabra siquiera sobre los sediciosos responsables de esta crisis ni sobre los millones de víctimas inocentes que la sufrimos injustamente. Algunas vulgaridades sobre el futuro de la socialdemocracia, evadiéndose en una jaculatoria de “pacto social para el siglo XXI…”  No obstante, sí se retrata  como “socialdemócrata” cuando asigna  a la Unión Europea el rol de destinar sus recursos productivos y financieros a competir en este escenario de globalización del capitalismo salvaje y  lo que sobre –los excedentes, dice él- que se destine a “la cohesión social, por lo menos en pilares tan importantes como la sanidad y la educación”, y para tranquilizarnos sentencia que “no estoy haciendo un discurso, estoy priorizando”. Ya, ya, Felipe.

Con estos veteranos jarrones en casa, el PSOE puede dormir tranquilo… ¿el sueño de los justos?

16 mar. 2015

Gracias amigos


Del Cafe Tango La Capillita, ,por compartir la milonga previa al día de autos, gracias por disfrutar juntos de los buenos tangos y mejor bailados y gracias por la buena mesa en conversación amena.

La próxima milonga - con el permiso de Maribel - para la primavera, con tangos, milongas y valsecitos de primera en el mejor de los ambientes.




 

10 mar. 2015

Pacto por el Empleo del Ayuntamiento de Santander.

No firmes el Plan de Empleo del Ayuntamiento de Santander, y veras que pronto sales de la lista de entidades sociales subvencionadas por la administración.

Este, podría ser el mensaje dirigido a un buen numero de las treinta y dos entidades sociales, que han firmado el pacto por el  empleo del ayuntamiento, muchas de ellas a priori ajenas a la promoción del empleo, a no ser que el alcalde Iñigo de la Serna, quiera computar también en su lista de aciertos los puestos de trabajo que gracias a las subvenciones que reciben estas entidades puedan crear. Entiendo que solo así, sumando y sumando pudieran tener entrada en este tipo de iniciativas algunas entidades firmantes.

Hasta la fecha, la concertación regional estaba en manos del gobierno regional, empresarios y sindicatos mayoritarios, que año tras año, coincidiendo con el debate y aprobación de los presupuestos regionales se sentaban de tirón y elaboraban un pacto por empleo, le echaban unos euros al asunto y mientras todos salían contentos, el gobierno regional de turno, se aprovechaba del mismo para exhibir ante la oposición como mejor argumento para la gestión de la política social y de empleo.

Y en esto estábamos hasta que Ignacio Diego con su mayoría absoluta llego a la conclusión de que no merecía la pena tanto lio, y salvando algunas que otras formas, renuncio a su elaboración y/o seguimiento, pasando los trastos a los ayuntamientos por si ellos pudieran necesitar políticamente este tipo de iniciativas.
Primero fue el Ayuntamiento de Torrelavega, quien intento la concertación local, iniciativa fracasada, a pesar de haber contado previamente con otros acuerdos pactados por diversas organizaciones sociales y sindicales, hasta culminar, en lo que se vino en llamar la “”segunda industrialización de Torrelavega”, iniciativa que fue suscrita por veinte instituciones y entidades de diversa representación entre las que figuraban ayuntamientos de la comarca, asociaciones sociales, patronales, comerciantes, el sindicato USO y partidos políticos, formando un bloque de cierto interés al que esta vez, no se le unieron, ni el partido popular y con ello el gobierno regional, ni los sindicatos mayoritarios.

Con ello lo que pudo ser un gran pacto comarcal y reivindicativo por el empleo , quedo en una mera propuesta, que duerme el sueño de los justos, en cajones municipales y en algún que otro despacho para ser usado como reproche político cuando corresponda.

Ahora le ha tocado el turno al Ayuntamiento de Santander, quien con una magnifica puesta en escena –estuvo el presidente de Cantabria Ignacio Diego - ha firmado su pacto por el empleo, aunque sin la presencia de los sindicatos mayoritarios, y partidos políticos de la oposición (PSOE y PRC) que por motivos varios, y muy a destiempo decidieron no echar la firma al plan y con ello dejarle bastante tocado de cara al futuro.

Me ha llamado la atención, la referencia que hace el Diario Montañés, a las conclusiones del diagnostico previo del Plan de Empleo, de su lectura, se podría desprender que lo hecho hasta la fecha en materia de generación de empleo ha servido de poco, que los recursos invertidos en el fomento de la política de emprendedores - actuación estrella del gobierno regional – no ha cubierto los objetivos deseados, y que es ahora con esta nueva iniciativa, que se abre la verdadera política generadora de empleo.

Desconocimiento generalizado entre la mayoría de los firmantes en materia de “innovación”, ineficacia en la ejecución de las “políticas activas de empleo”, la “formación no ha estado cumpliendo su función de soporte de la empleabilidad”, nula “visión general en torno a la orientación laboral” y por si fuera poco, falta de “cultura emprendedora”, son algunos de los argumentos sobre los que los redactores han elaborado este plan de ciento sesenta medidas, con las que se ha comprometido, el alcalde de Santander y el gobierno regional, en este momento a punto de perder su liderazgo regional y con ello el poder político para llevarlas a cabo.

Entonces que se esconde en este extraordinario Pacto de Empleo, a mi modo de entender, una mera oferta electoral, estamos en campaña y todo vale para conseguir votos, y ahora toca hablar de empleo y hacerlo ante los 15.000 parados de Santander y 11.000 de municipios de su entorno, a quienes se tiene que convencer para que vayan a las urnas y vuelvan a votar a la derecha.


Y si no fuera así, solo me cabe hacer una pregunta, ¿ si tan eficaces y baratas (7,5 millones €) son las propuestas generados de empleo, por qué no se han hecho antes?, ¿donde ha estado el presidente regional y alcalde en los últimos años?.

8 mar. 2015

Dia Internacional de la mujer …. trabajadora

Dia Internacional de la mujer …. trabajadora
Por Manuel Zaguirre*

No pretendo ser cenizo pero esta efeméride del 8 de Marzo requiere de alguna vuelta más, no sé si hacia el pasado o hacia el futuro. Me refiero a que la identificación de la fecha como “Día Internacional de la Mujer” a secas no debería quedar acuñada “ad eternum” sin más razón que la fuerza acrítica de la costumbre, máxime si tenemos en cuenta que hasta no hace mucho era el “Dia Internacional de la Mujer Trabajadora” y el adjetivo no era caprichoso.

La conmemoración arranca en unos hechos trágicos: El incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist de Nueva York que provocó la muerte de 146 mujeres –trabajadoras, obviamente-. Muchas murieron abrasadas y otras al arrojarse por las ventanas huyendo de las llamas. Los capataces no quisieron o no pudieron abrir las puertas de salida, que estaban cerradas a cal y canto para evitar la irrupción en la fábrica de “alborotadores” (sindicalistas)… Fue un crimen. Corría Marzo de 1911.

(No puedo dejar de recordar con extremada emoción a las compañeras de la USO y de otros sindicatos que protagonizaron una larguísima y heroica lucha por sus puestos de trabajo  y por la salvación de su empresa… Camisas  IKE, de Gijón)

Esa sangre derramada por las compañeras norteamericanas no era abstracta ni difusa en cuanto a sus causas: Salarios justos e iguales a los de los hombres, condiciones de trabajo seguras y saludables, respeto y amparo a los derechos y necesidades maternales en los  empleos mal llamados “femeninos”, el textil muy especialmente en la época.

A qué les suena todo eso en la España, en la Europa del Sur, en el Marruecos, en el Bangladesh de hoy … donde el pasado año murieron abrasadas más de 1000 mujeres en una fábrica textil en condiciones infrahumanas de producción, seguridad y retribución…

La sangre derramada por las mujeres trabajadoras de la Triangle Shirtwaist regó de indignación, de dolor, de reivindicación, de solidaridad y de lucha por la igualdad el planeta entero. En memoria de aquella masacre y de las reivindicaciones de aquellas obreras textiles se instituyó el 8 de Marzo como “Día Internacional de la Mujer Trabajadora”, gracias al esfuerzo del Movimiento Sindical y de los partidos progresistas y de países de avanzada en la época, como los escandinavos o la extinta URSS.

La efeméride, de ahí su nombre completo, tuvo siempre un profundo significado clasista, expresando la contradicción central entre el Trabajo Humano y la apropiación del valor del mismo por el capital… Contradicción, dolorosamente, más vigente que nunca en nuestros días ante este capitalismo globalizado que niega y combate el valor social, productivo, legislativo, salarial,  del Trabajo Humano , para acumular niveles de riqueza paranoicos…

En 1977, la ONU declaró el 8 de Marzo “Día Internacional  de los Derechos de la Mujer y por la Paz Mundial”, arrumbando definitivamente el adjetivo “trabajadora”. Las diversas corrientes feministas, así como el Movimiento Sindical y las fuerzas progresistas, dieron por buena la mutilación y hasta hoy.

Pues lo siento, pero yo creo que el tema debe ser retomado, como mínimo para provocar un debate. Porque la contradicción central de nuestro mundo, insisto, con evidentes signos de agudizarse en nuestra contra, sigue siendo entre el Trabajo Humano, fuente de vida y progreso por excelencia, y este capitalismo salvaje que patea el planeta sin importarle nada el alto coste social y humano de ese pateo.

Por supuesto, en el universo del Trabajo Humano el mero hecho de ser mujer es causa de discriminaciones e injusticias sin cuento; a las pruebas de la realidad española me remito. Y por ello, justamente, un 8 de Marzo de fuerte identidad clasista es tan necesario como siempre.

Se me ocurre que la CSI (Confederación Sindical Internacional), 170 millones de trabajadoras y trabajadores organizadas en el mundo, y que con tanta ilusión y esfuerzo de años alumbramos en 2006, debiera solicitar a la ONU que se reinstaure el “Día Internacional de la Mujer Trabajadora”. Razones sobran para ello. Mi buen amigo y  compañero, Guy Ryder, primer secretario general de la CSI de 2006 a 2010, y hoy Director General de la OIT, una de las más importantes Agencias de la ONU, sería un excelente vocero ante la Asamblea General de la ONU para que se devuelva al 8 de Marzo su identidad originaria, por ser ésta tan vigente como hace un siglo.

Que así sea.

*ExSecretario General de la USO

(8 de Marzo de 2015)

5 mar. 2015

Que tome nota la Corporación Municipal del Ayuntamiento de Santander

La Sección Sindical de USO en el Ayuntamiento de Santander a través de su portavoz José Mª Mateos López, ha hecho pública la política reivindicativa en la que se apoyara en este nuevo mandato sindical recientemente estrenado. Nuevo mandato que coincide con una campaña electoral que ocupa a los partidos políticos y especialmente al alcalde y su equipo de gobierno, preocupados en una campaña, especialmente centrada en llenar de asfalto las calles de la ciudad y de obras – fuera de tiempo – con las que pretenden ganar estas próximas elecciones.

Nada mas hace falta leer las peticiones de USO, para comprobar lo lejos que esta - en este momento - la corporación municipal de los temas internos del personal, asuntos que hablan de la “promoción interna, de los interinos, del concurso de traslados, de la valoración de puestos de trabajo, del cumplimiento de las normas reguladas en las RPT, que una y otra vez son obviadas por la corporación, agrediendo con ello a funcionarios y personal laboral.

Peticiones que afectan a la invasión de empresas privadas y profesionales externos, que se han adueñado del ayuntamiento haciendo trabajos propios del personal municipal, y que están sustituyendo a magníficos profesionales a los que solo se les quiere, para echar alguna que otra firma sobre proyectos,  no siempre elaborados por ellos, peticiones, que reivindican la recuperación de los derechos perdidos, especialmente los retributivos sobre los que se ha cebado la crisis.

USO ha preguntado a los compañeros de las distintas áreas municipales, cuales son los problemas que tienen para con ello, priorizar su actuación, también a través de la Junta de Personal.
En esta consulta los compañeros de la Biblioteca han recordado que  los auxiliares, ya se merecen de una vez por todas el ascenso al nivel dieciocho que los equipara a los auxiliares administrativos, que el personal del Museo, una y otra vez, está pidiendo la elaboración del calendario laboral, que reconozca los quince minutos de gestión de llaves, para que se pueda compensar con tiempo y/o dinero, amen de cuidar los tejados que están llenos de goteras, entre otros acondicionamientos como los necesarios en el almacén, a para los Vigilantes de colegios, centros cívicos y culturales, desamparados, sin posibilidad de comunicación interna, entre otras que afectan al nivel retributivo.

La Banda Municipal, también tiene reivindicaciones pendientes, unas, que afectan a los músicos individualmente, y otras que afectan a las condiciones en que se encuentran las instalaciones donde ejercen su actividad. Ellos piden se inicie cuanto antes la promoción interna al grupo A1, para los músicos que tengan la titulación, y la homologación retributiva para los que actualmente la tienen y siguen discriminados frente a otros que si la ostentan.

En este orden, reivindican también mejores condiciones de trabajo, los compañeros de talleres, jardines y zoo de la magdalena, ellos han recordado a la Sección Sindical como urgente la recuperación del proyecto de las instalaciones de peñacastillo, entre otras y la revisión de niveles para los oficiales, conductores y  peones, como ya se ha hecho con otros colectivos.

Los colectivos de Policía y Agentes de Movilidad y Bomberos, también se han unido a esta consulta aportando sus peticiones reivindicativas siempre difíciles de negociar por la complejidad de su actividad.
En este orden, se ha sometido a debate la necesidad de un nuevo cuartel para la Policía Local, la convocatoria urgente de la comisión de vestuario, para tratar entre otros temas  las características del chaleco antibalas que está pendiente de adquisición, un cambio radical en la forma de proceder del ayuntamiento ante las sentencias judiciales, que parece no le preocupan y por ello se ven los policías obligados una y otra vez a reiterar demandas sobre cuestiones con sentencias firmes y la ampliación de la plantilla para que se pueda garantizar en todo momento el número mínimo de efectivos que exigen las normas marco. y el reconocimiento al derecho a la promoción interna de los agentes de movilidad.

El colectivo de bomberos, siempre agrupado en torno a su actividad de servicio público, también tienen pendientes reivindicaciones que en su mayoría, son complemento a su trabajo, como las vinculadas a la cualificación profesional en los Servicios de Prevención Extinción y Salvamento, o reestructuración del complemento especifico para el SPEIS, y ello agrupado al cumplimiento estricto de la RPT en Bomberos, temas que solo desde el dialogo entre el colectivo de bomberos, a través de la junta de personal y la corporación se pueden resolver.


La Sección Sindical siempre atenta a las necesidades de los empleados públicos no ha cerrado, en la lista anterior sus prioridades sindicales, son conscientes que en el día a día se producen nuevas situaciones que requieren la actuación de la Junta de Personal y del sindicato, por eso el compañero Chema ha hecho una llamada a los compañeros para que les hagan llegar sus reivindicaciones, en el compromiso de que serán presentadas ante el Ayuntamiento.

3 mar. 2015

Justicia para José Mª Mateos López Secretario General FEP Cantabria

Otra vez enhorabuena amigo Chema, felicidades porque la Comisión de Garantías Confederal ha vuelto a darte la razón en este “largo conflicto” que la Unión Regional de Cantabria viene manteniendo contigo, desde hace algunos años.

Según parece, nada les importa que seas el Secretario General de la Federación de Empleados Públicos, afiliado al sindicato con más de 22 años y hayas sido electo como miembro de la Junta de Personal del Ayuntamiento de Santander en 5 ocasiones. De lo que se trata es de acabar contigo, y con ello cerrar una etapa de discrepancia sindical que ha llevado a darse de baja a un número muy importante de afiliados y dirigentes de la USO.

Felicidades porque la Comisión de Garantías Confederal una vez más ha vuelto a decir que “revoca y deja sin efecto, la sanción de suspensión de militancia por dos años como responsable de una infracción muy grave tipificada en el art 12.1 de los estatutos de la USO – Cantabria, así como la suspensión de militancia por dos años igualmente como responsable de una infracción muy grave tipificada en el art 12.7, emitida por el Consejo Regional de USO Cantabria el 17 de diciembre de 2014, contra José María López Mateos”.

Cuatro años de sanción, nada más y nada menos, para quien no ha hecho nada, sino verse sometido a una trampa - que veremos cómo termina – que se ha manipulado de forma vergonzosa, y que el propio juzgado de instrucción, no ha hecho más, que sobreseer la imputación de una supuesta causa de calumnia.

Felicidades Chema, y una vez más, gracias a la federación nacional de empleados públicos por haber colaborado con la verdad y la justicia ante esta sanción, totalmente injustificada.